James Nava, un escritor español que nos adentra en la novela policial estadounidense

Usted se llama Jaime Nava, y bajo ese nombre firmó sus dos primeras novelas. Sin embargo, la tercera y cuarta –El Agente protegido– la firma como James Nava. ¿Es difícil llegar al lector de Estados Unidos con nombre hispano?
Sí, ése es mi nombre, es el mismo en español  o inglés, Jaime o James, da igual. Realmente se puede llegar al lector de Estados Unidos con nombre y apellido hispanos, no hay ningún problema en eso. Lo de firmar como James Nava es una forma de expresar literariamente la combinación de culturas que represento, la española y la estadounidense.  No tiene más sentido que ése.  Para mí James o Jaime es lo mismo.  Además, curiosamente, ambos son dos de mis nombres favoritos.

Antes de hablar de sus libros, cuéntenos un poco sobre el mercado literario de EE.UU. ¿Es complicado publicar allí?
Es complicado, como en todas partes, igual que en España, al menos de una forma tradicional y con profesionalidad. El mundo literario y del libro es difícil y cuesta entrar. Aunque diría que lo más complicado ahora mismo no es tanto publicar como llegar a la gente, ser visible entre el mar de novedades y obtener una buena promoción.

Ha publicado cuatro novelas, con tres editoriales diferentes. ¿A qué se ha debido el cambio?
A la oportunidad de ir mejorando las condiciones de publicación, tanto en calidad como en términos de rentabilidad o promoción.  Ningún autor debe renunciar a esto.

Vamos a centrarnos ya en sus obras. ¿A qué se debe la importancia que concede a las fuerzas de seguridad estadounidenses como la CIA o el FBI?
Sin duda porque es una importancia que tienen en la realidad, más allá de los clichés cinematográficos, de una forma que influye en los acontecimientos y en las vidas de las personas aunque a veces no lo puedan ver o darse cuenta de ello. Sus operaciones son determinantes en muchos aspectos y son dos fuerzas reconocibles que verdaderamente cambian las cosas.

Su primera novela Conspiración, como su título indica gira en torno a una conspiración para hundir a Estados Unidos. ¿Es un tema imaginario o una extendida creencia en Estados Unidos el hecho de que todo el mundo conspira para desestabilizar EE.UU.?
Es un argumento plausible sobre cómo ciertas personas y países pueden conspirar para influir en los acontecimientos vitales de Estados Unidos, como su política exterior o la elección del presidente.  No se trata de conspiraciones imaginarias, las típicas y absurdas teorías de la “conspiración” que circulan por ahí sino de situaciones que muchas veces han tenido lugar en la realidad en los últimos años. Por lo demás, la gente en Estados Unidos es bastante consciente de los riesgos que hay fuera del país, pero también de las alianzas  que tenemos y de la posición de fortaleza que disfrutamos. Ganada, eso sí, con mucho esfuerzo y sacrificio.

Después llegó Infiltrado, nuevamente la seguridad de EE.UU. está en riesgo por culpa de un grupo terrorista. Esta novela está ambientada en una universidad. ¿Cómo fue el proceso de ambientación? ¿Conoce de primera mano la vida en un campus estadounidense?
Realmente en esta novela hay un giro importante, lo que trata de advertir es el riesgo real de la infiltración del pensamiento radical islamista entre los universitarios, que son terreno abonado para este tipo de manipulación. Para escribir la novela me documenté a conciencia y de primera mano durante varios años en campus estadounidenses, entre ellos, por supuesto, donde tiene lugar la acción, la Universidad de Utah en Salt Lake City.

En su tercera novela, Lobo Gris, encontramos las características de su novela: thriller de espionaje, pero además se suma la ecología. ¿Nos puede explicar un poco el argumento?
Pero sólo un poco, ¿eh?  Prefiero que el lector lo descubra por sí mismo leyendo la novela. Jason Rovin se refugia en un rancho en Montana, alejándose de Langley y su vida en la CIA durante los últimos diez años, tras huir con un maletín lleno de documentos clasificados como alto secreto. Allí tiene la oportunidad de cambiar las cosas que no van bien. ¿En Langley? Quizá…. ¿En esa localidad? También es posible… Varias amenazas de distinta índole y fenómenos extraños relacionados con los lobos  lo complicarán todo.…Pero esto es sólo el principio, hay mucho más.

Y en su última novela, El agente protegido, un agente de la CIA trata de huir de unos terroristas que le quieren muerto. ¿Cuánto tardó en componer la historia?
Todo el proceso me llevó unos tres o cuatro años, fueron especialmente prolijas las etapas de documentación, investigación y redacción final. Al tratarse de un argumento que se nutre de historias reales, el proceso se alargó más, ya que necesitaba ir recopilando algunos testimonios y experiencias que se dilataron en el tiempo. Lógicamente también hay algo más que ese simple “te queremos muerto, vaquero” que insinúan sus palabras. Son las razones que llevan a esa situación, las situaciones que provocan y cómo impactan en las personas, en todos, en los terroristas y en los agentes perseguidos y protegidos y quienes los rodean. Es un argumento mucho más profundo de lo que pueda parecer en apariencia, y le invito al lector a descubrir todo lo que encierra la novela.

Personalmente creo que los terroristas ocupan en la opinión colectiva, y por tanto en la literatura y el cine, estodounidense el papel que antes desempeñaron cubanos y soviéticos y, mucho antes, los indios americanos. El papel de malo malísimo sin plantearse las razones que llevan a esas personas a convertirse en terroristas. Sin llegar a justificar sus acciones, porque la muerte de inocentes no está justificada, ¿cree que en EE.UU. se conocen los trasfondos que han dado origen a los grupos terroristas islámicos, por ejemplo?
Es una opinión que no comparto y creo que bastante alejada de lo que es la realidad, aunque muy extendida fuera de Estados Unidos, probablemente debido al desconocimiento y la manipulación que ejercen ciertos sectores. El terrorismo ocupa un nuevo lugar en la opinión colectiva estadounidense, en tanto que jamás este país había sido atacado en su territorio por un enemigo externo, ni siquiera con los soviéticos se produjo esta circunstancia. Las guerras con los nativos americanos eran guerras de colonización, en otro contexto claramente. La amenaza y el potencial de peligro que encierra el terrorismo es un factor que sólo ha entrado en la ecuación de la seguridad nacional y en el imaginario colectivo en los últimos años.

Sí, por supuesto, en Estados Unidos se conoce muy bien  el trasfondo que ha dado origen a los grupos terroristas y cuáles son sus objetivos, sinceramente no creo que nadie lo pueda conocer mejor porque carecen de la información y los conocimientos necesarios, por eso precisamente la guerra contra el terrorismo ha sido, aún lo es, una prioridad  en la política de defensa y seguridad. El terrorismo yihadista, como otros de distinto signo (el de ETA, en España, por ejemplo), es especialmente hábil en difundir su mensaje y adaptarlo a las mentes occidentales con complejos y fáciles de manipular para conseguir sus objetivos.  Mucha gente, por ejemplo, se cree que los yihadistas son luchadores contra la opresión occidental. Deberían pensar quién gobierna esos países realmente y quién exacerba la religión como instrumento de guerra y opresión. No es Estados Unidos sino regímenes islamistas de corte totalitario….O tribus, clanes…en fin, estas formas en las que se organizan ellos. El propio islamismo radical es dictatorial y persigue objetivos bien definidos: el ataque y destrucción de la libertad de pensamiento, la represión, la destrucción de una forma de vida democrática… Dado que Estados Unidos es el paradigma de todo esto, también es su enemigo declarado. Por cierto, fueron estos terroristas quienes hicieron esta declaración de guerra, y varias veces con numerosos ataques terroristas.  No puedes esperar dar patadas a un oso sin que te lance varios zarpazos. Por lo menos.

Significa esto que el estadounidense medio sabe que fueron los gobiernos de EE.UU. quienes, hasta hace relativamente poco, alentaron y mantuvieron gobiernos como los de Sadam Hussein (en su lucha contra la Unión Soviética) o Pinochet en Sudamérica…
Por supuesto, cualquier ciudadano estadounidense sabe y entiende que en política exterior se han mantenido contactos y relaciones con regímenes de corte dictatorial, como los que menciona y otros, en aras de preservar intereses de seguridad nacional, aunque se hubieran mantenido igualmente en el poder sin el apoyo norteamericano. Saddam lo estuvo durante años pese al embargo comercial y las sanciones  que había sobre su gobierno. Como es evidente, también entiende que se elimine, ataque o se haga lo necesario contra esos regímenes que se vuelven en contra de los intereses norteamericanos u occidentales. Más si cabe cuando entra en juego el terrorismo de por medio.

Nos alejamos ahora de las tramas para centrarnos en sus libros.  En seis años ha publicado cuatro novelas, ¿no ha conocido el abandono de las musas del que hablan tantos autores?
No, afortunadamente me llevo muy bien con estas musas que comenta. Las mimo y me miman. También le diré que esas musas son el trabajo constante, apasionado y disciplinado.

Buscando por internet se pueden encontrar críticas de sus libros. ¿Ha tenido la oportunidad de conocerlas?
No leo todo lo que se escribe por ahí, sobre todo si quien lo escribe no me merece respeto o credibilidad, pero sí que me gusta leer los comentarios que me envían los lectores. De hecho, los tengo recopilados y se pueden consultar en estos enlaces:

http://www.jamesnava.com/2011/06/13/el-agente-protegido-comentarios-de-lectores/

http://www.jamesnava.com/2009/11/19/comentarios-de-los-lectores-sobre-lobo-gris/

¿Cómo le influyen las críticas?
Me gusta conocer las opiniones de la gente, por supuesto, aunque las críticas tampoco me influyen en sentido positivo o negativo.  Valoro especialmente los comentarios constructivos o que saben conectar con lo que intento transmitir, como muchos de los que me envían los lectores,  pero aquellos que no me captan o no disfrutan con lo que escribo, no me preocupan. Mi vida es enriquecedora al margen de las críticas que puedan hacer. Debe haber gustos para todo. Las buenas, me gustan, lógicamente, y de las demás intento sacar algo positivo si se puede y si no, paso a otra cosa sin más traumas.

Centrándose en el futuro, ¿tiene nuevos proyectos literarios entre manos?
Sí, una nueva novela que verá la luz en estos próximos meses, y otro proyecto para una novela en la que ya estoy trabajando también.

Para acabar cuéntenos cómo se pueden adquirir sus libros desde España.
En cualquier librería y dentro de poco también a través de un nuevo canal de venta que abrirá la editorial y que hará la compra mucho más fácil, directa y rápida. Todos los escritores afrontamos un problema con el mal funcionamiento de la cadena comercial, que hace que un libro apenas esté unas semanas en las librerías antes de que lo entierren en los almacenes o lo descataloguen en cuanto se vende la edición o la editorial decide no lanzar más. Esto hace que muchos buenos libros dejen de verse en las librerías apenas han salido al mercado o sepultados bajo las novedades de las grandes editoriales que imponen sus títulos. Con este nuevo canal de venta de la editorial se podrán comprar siempre mis libros desde cualquier parte, y esto es un avance importante tanto para mí como para los lectores, que a veces llevan su propio ritmo de lectura y no les da tiempo  a leer todo lo que aparece o les cuesta conocer o encontrar algunos títulos transcurrido algún tiempo.
Para comprarlos sólo es necesario, pues, conocer el título de la novela, el autor y la editorial. Si se compra en librerías es útil aportar el ISBN o el correo de contacto de la editorial: info@sniperbooks.us  para que hagan el pedido. Próximamente será aún más fácil, accediendo al canal de venta de la editorial y comprando directamente lo recibirá cómodamente donde desee.

Anuncios

Publicado el junio 18, 2012 en América, Entrevistas, escritores, Estados Unidos, Inicio. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: