Sergio Mira Jordán: “Espero que alguna vez La mirada del perro pueda ver la luz también en papel.”

Sergio Mira Jordán, escritor y músico de Novelda, ha compuesto distintas obras sinfónicas para banda y piano, y también las BSO para los cortometrajes Un pacto a la vida, de Alfredo Navarro, Sed de aire, de Emilio Vicedo. Desde 1998 publica poemas, relatos y artículos de opinión en diferentes medios de comunicación, tanto locales como provinciales. Sus poemas pueden leerse en las antologías Hablan los poetas (2004), Con plumas y pinceles (2007), Coloquio de las artes (2009), todas ellas publicadas por la editorial ECU, y en el volumen Silencios encontrados (2011), de la editorial Corona del Sur. Ha escrito las novelas La mirada del perro, Trece vidas y El asesino del pentagrama, la obra de teatro en un acto La piedra y, junto a Alfredo Navarro, el guión para el largometraje Una de piratas.

¿A qué edad comenzó a escribir Sergio Mira Jordán?
Desde que tengo uso de razón. Creo que siempre he estado escribiendo desde muy pequeño, e igual con 7-8 años empezaron a surgirme los primeros cuentos o poemas, y desde entonces he procurado no dejar de escribir ni un solo momento. También he ido evolucionando y actualizándome porque al principio iba lleno de hojas o libretas y ahora he descubierto el universo de la tablet y voy ahí enganchado a ella escribiendo en cualquier momento. Pero desde luego desde los 8-9 años que empecé escribir no he parado nunca.

Usted trabaja distintos géneros como es el caso de la poesía, teatro o novela, ¿tiene preferencia por alguno?
Preferencia no. Creo que hay cosas que se pueden contar de una manera u otra, y va surgiendo desde el momento que uno se pone con el lápiz o delante de un ordenador. Lo que voy pensando, me va guiando a ese mismo género y distintamente me puede salir una historia, un relato largo o corto, una obra de teatro o un poema, Sobre todo busco que el tema sea lo principal de esa obra y luego el género a veces surge por sí solo.

En 2011 participó en la colección poesía en la distancia, de la Editorial Corona del Sur. En concreto su poema aparece en el volumen Silencios encontrados. ¿Cómo surgió esta participación?
Me localizaron a partir de mi página web. Me llegó un correo electrónico en el que un poeta malagueño se ponía en contacto conmigo para comentarme la posibilidad que había de escribir un volumen de poesía en el que una persona de otra parte del mundo escribía una estrofa y otro poeta la seguía. Me pareció interesante, de ahí surgió esa idea y de ahí surgió el volumen. Un volumen que recoge, tantos poemas únicamente escritos por mí como de otros autores, como esos poemas que se fueron escribiendo entre diversas personas de distintas partes del mundo. Una idea e iniciativa más que interesante que se realiza en Andalucía en la zona de Málaga y Cádiz. Creo que todos los años sale y la verdad que colaborar en ese libro de poemas fue interesante y muy sugerente para mí.

Y siguiendo con el origen y la forma tan peculiar del volumen Silencios encontrados, ¿fue fácil seguir la estrofa de otro poeta?
Fue complicado porque cuando está muy claro de que va ese poema, pues intentas seguir esa misma línea o inspirarte en ese mismo tema, pero había veces que te llegaban dos o tres versos cargados de metáforas y era complicado seguir por ahí. A veces intentabas colocar otra metáfora que quedara más o menos bien, y después el otro poeta que había comenzado el poema lo reconducía por donde el quería. Al final, leyendo el libro había cosas interesantes.

Suponemos que todas sus obras son importantes para usted, pero siempre hay alguna especial para un escritor, ¿se siente orgulloso de alguna en particular?
Pues de la que aún no he escrito. De esa que tengo en la cabeza y espero tener tiempo, porque sobre todo aprovecho el verano que es cuando supuestamente tengo más tiempo para escribir, para encontrar nuevos temas y para que surjan nuevas ideas. Así que la obra de la que estoy más orgulloso es de la que todavía no he escrito porque es señal de que aún tengo ganas de escribir y quiero continuar escribiendo.

Ahora mismo podemos encontrar una de sus novelas, La mirada del perro en formato digital, en concreto en Amazon y Smashwords. En nuestro blog estamos realizando una encuesta para saber en qué formato prefieren leer nuestros seguidores, y parece que el formato papel está siendo el más votado. ¿Qué opina respecto a esto?
Estupendo. Yo siempre he pensado que una cosa no tiene que quitar a la otra, y una cosa no tendría porque ser indispensable o insustituible a la otra. Está claro que el libro electrónico jamás va a sustituir al libro en papel y la edición en un formato u otro tendría que ser compatible y esperemos que siga así. Prefiero leer actualmente en pantalla que es mucho mas cómodo, no tienes que cargar con los libros por aquí y por allá, y lo llevas todo metido en el libro electrónico. Pero siempre tendría que ser libros electrónicos a precio muy asequibles, tanto el libro electrónico en sí, como el dispositivo para leerlos que sean más económicos para que la gente pueda emplearlos y adquirirlos más. Al igual que los libros en papel deberían ser también algo más económicos, ya que las novedades están a 20 y pico euros, y yo cuando era joven no pagaba tanto por un libro en pesetas. Tanto un formato como otro deberían ser compatibles, atendiendo siempre a las necesidades del sector. Ahora mismo han bajado las ventas en papel un 18%, y el sector debería dar un toque de atención, pensar donde quieren ir, cual es el público que quieren conseguir y bajar un poco los precios que al final es el margen de beneficios que se llevan las distribuidoras, editoriales y demás, porque el escritor sigue viendo desde hace mucho tiempo solo el 10% de los beneficios.

¿Veremos su novela La mirada del perro en papel?
Eso depende de las editoriales de papel. Hay muchos ejemplos de libros que han surgido en Amazon o librerías digitales y luego han hecho el camino hacia el papel. Depende también del público que tenga, de lo que venda o no venda ese autor y la promoción en edición electrónica es mucho más difícil porque no puede haber presentación del libro, ni firma de libros y tiene que ser una promoción constante y continua. Espero que alguna vez La mirada del perro pueda ver la luz también en papel.

Y para aquellas personas que no conozca su novela, ¿podría contarnos de que trata La mirada del perro?
La trama es muy sencilla. Es un hombre que cuenta la historia en primera persona al que nunca conocemos su nombre, y en un momento dado después de perder a su mujer, y después de perder las ganas de seguir viviendo, lo deja todo, lo vende todo, coge el coche y se marcha camino a ningún sitio para intentar cumplir el sueño que le dijo su mujer que fue que por favor dejase de fumar. Entra en esa psicosis de que no consigue dejar el tabaco, que su mujer antes de morir por un golpe de calor lo que le pidió fue que dejase el tabaco, y esta obsesionado con los libros de autoayuda para dejar de fumar. Obsesionado por no conseguir cumplir el último deseo de su mujer y cuando está ya que lo quiere dejar todo y suicidarse se encuentra por el camino a Marcelo Cuesta que es un vividor que juega al póker, que se dedica a hacer pequeños engaños, pequeñas estafas entre la gente para seguir viviendo y pasar del paso. Ellos dos entablan una curiosa amistad y ese camino lo continua con Marcelo Cuesta, un camino donde vemos de todo. Sus vidas se cruzaron y en algún momento como nos dice al principio el narrador vemos que sus caminos se separaran y ahí el lector debe continuar leyendo para descubrir que ha pasado entre ellos dos que estaban muy unidos, y al final acaban cada uno por su cuenta y además ambos mal parados.

Siempre los escritores nos comentan la difícil tarea de crear los personajes, pero a la vez uno de los procesos literarios más gratificantes para un profesional en la escritura es esta misma cuando acaban con la historia. ¿A usted le ha costado ese camino?
Sí, llegar al punto final siempre es un placer. Después de poner punto final, la dejo descansar varios meses, luego la vuelvo a retomar para corregir, ampliar quitar y volver a dejarla dormir. También entregar para que lo lean los amigos, recibir comentarios de amigos y familiares, y luego hacer un proceso incluso de rescritura para ver lo que ha fallado, lo que la gente te dice que no está muy claro o que se podría contar mejor, y a veces tienes que plantearte el proceso de explicar mejor ciertas cosas y demás. Siempre es bueno escuchar la opinión de esos primeros lectores porque luego va a ser el reflejo del resto de personas que lean la historia.

¿Actualmente tiene algún proyecto literario entre manos?
Estoy pensando en la posibilidad de sacar a la luz otra novela que tengo escrita, esa ya publicada en papel que se llama El asesino del pentagrama. Ahí estamos con un tira y afloja con algunas editoriales de Madrid, y a ver si se lanzan porque son las que tienen que apostar para sacar a la luz a escritores como yo que aunque hayamos publicado algo, no dejamos de ser desconocidos y completamente noveles. Espero que alguna día si se pueda ver alguna obra mía publicada en papel y en cualquier librería de España.

Y ya que ha publicado con Editorial Club Universitario (ECU), ¿volverá a contactar con ECU para próximas publicaciones?
Sí, porque no. Hay muchas editoriales alicantinas, pero la más conocida es ECU, que tiene una red de distribución muy buena. Lo que más tiene es una cantidad muy numerosa de categorías para poder publicar, así que cualquier género tiene cabida en ECU. Todo lo que he publicado con ECU se puede encontrar todavía en las librerías, se puede pedir aún y en ese sentido ninguna queja con ellos.

Algunos escritores que han editado con ECU y han pasado por el programa, comentan que el problema de esta editorial es su distribución regional, ¿está de acuerdo?
Ese es un problema. En Alicante funciona muy bien pero para el resto de España tiene que ser alguien que vaya a una librería interesado por el libro, lo pida y se lo manden, ya que no estaría en la librería. Pero creo que ese problema sucede en casi todas las editoriales medianas o pequeñas. Actualmente cuando uno va a la Fnac, Casa del Libro o Corte Inglés, y va a la mesa de novedades o a la de libros más vendidos realmente se encuentra que hay máximo cinco grupos editoriales nacionales. Las editoriales medianas o pequeñas no tienen cabida en esa sala de novedades o de éxitos porque los grandes grupos editoriales tienen un mayor peso. Si no se intenta echar una mano a este tipo de editoriales, los escritores noveles tenemos una red de distribución muy corta y estaremos siempre quejándonos de lo mismo.

A la hora de trabajar una obra, ¿se enfrenta igual a la composición de un poema que a la construcción de una novela?
Yo creo que si, porque la primera frase, el primer párrafo o el primer verso tiene que enganchar al lector dese el primer momento que la lea, e invitar a que siga leyéndola. Esa primera frase, esa primera escena de una obra debe ser contundente, algo que invite al lector a continuar leyendo. Siempre busco que a partir de ahí el lector quiera seguir tirando del hilo a ver que pasa en el argumento.

Y dentro de la forma de escribir suele haber cabida alguna manía, como puede ser que haya silencio o que haya una música concreta, ¿tiene ciertas manías a la hora de escribir?
Yo he escrito en cualquier lado como en la playa, en medio de un bar o en pleno silencio. Uno cuando escribe y sobre todo cuando tiene constancia escribiendo todos los días, en madurar la historia, en machacar el tema y en conocer bien a los personajes que están apareciendo en esa obra, yo creo que no hace falta ningún ejercicio de sentarse porque la inspiración puede surgir en cualquier momento. Mientras tenga ganas de escribir, da igual el sitio y la hora.

¿Cómo compagina su faceta literaria, con su faceta musical, su trabajo y activismo político?
Pues eso es lo difícil, porque el día tiene veinticuatro horas pero a veces me gustaría que tuviese treinta. Soy profesor y es complicado que durante el curso escolar uno tenga tiempo para dedicarse a componer y a escribir, pero sacando horas y sobre todo aprovechando el verano que es cuando más horas libres tengo. En septiembre cuando comienza el colegio uno tiene ya menos tiempo y menos horas.

Tengo una curiosidad, al ser músico y haber compuesto varias piezas musicales, ¿cuando escribe una historia, se imagina su propia banda sonora de fondo?
Muchas veces la propia banda sonora atrae la historia. Muchas veces uno escribe y se pone música de fondo que le gusta. Sí puede haber posibilidad que uno se imagine esa música que este sonando, porque a la hora de escribir yo escribo de una forma muy actual y si que me imagino en la cabeza las imágenes, lo que están viendo los personajes y si que puede haber una música que lo acompañe.

Hemos dicho en varios momentos de la entrevista que también ha escrito teatro, ¿ha tenido la oportunidad de ver representada alguna de sus obras?
No, he escrito una obra de teatro y obras infantiles. La obra de teatro quedó finalista, pero nunca he tenido la posibilidad que se viera en escena. Ahora que estoy trabajando en un cole, haré un grupo de teatro y que los niños representen una obra.

Después de conocer cómo escribe y un poco las obras de Sergio Mira Jordán, vamos ahora a hablar de sus gustos como lector. ¿Qué espacio ocupa la lectura en su vida?
Es principal. Creo que escribiendo y leyendo me paso el día entero. Leo poesía, me gusta mucho Chuck Palahniuk, es un escritor norteamericano que hizo hace muchos años El Club de la lucha, y también me gusta mucho Paul Auster. Esos dos autores los considero fundamentales en la literatura actual. Además, debo decir que leo mucha poesía española actual porque en mi carrera Filología Hispánica ya leí mucha poesía de otros siglos, y el siglo XX y XXI no se estudiaba lógicamente. Me gusta conocer mucho a los poetas actuales que ya no escriben de flores y amaneceres. Una posibilidad de enganchar a los jóvenes a la poesía sería introducir en las aulas a poetas actuales con temáticas diferentes. Sería una manera diferente de contar otras cosas para la gente joven y que si podría incentivar a partir de ahí, a leer otra poesía más tradicional y típica. Y también leo mucha narrativa norteamericana traducida actual como Don Wilson.

Todos los escritores beben de las obras de otro, y ha dicho que tanto Paul Auster como Chuck Palahniuk son escritores importantes para usted. Si leyéramos toda su obra, ¿de quién podríamos notar influencia?
Tanto uno como otro. Me gusta la manera de contar historias sin detallarse mucho y sin detenerse en descripciones, porque actualmente no hace falta describir porque tenemos todo el ojo cinematográfico. Así que yo matizo brevemente los personajes o los lugares y dejo que sea el lector quien de rienda suelta a la imaginación. Lo importante es la acción que es el diálogo entre los personajes. Eso lo hace mucho Chuck Palahniuk y si que intento de esa manera crear los personajes. A la hora de crear una trama principal, de ver como están conectados los personajes entre sí o enlazando las distintas tramas entre sí, el maestro es Paul Auster, es el maestro de la casualidad y en mis obras siempre haya algo de casualidad o de azar

Estamos acabando, pero volvemos un poco a su obra La mirada del perro. ¿Ha tenido la oportunidad de conocer la opinión de los lectores?
Sí, por las redes sociales y directamente en el correo electrónico de mi página web si que te llega de todo. Desde que me ha gustado mucho y no me ha gustado nada. Se aprende más de la gente que te dice que no le ha gustado nada y te dicen el motivo, porque siempre hay posibilidad de entablar conversación con los lectores. Me gusta mucho las opiniones en mi manera de escribir, y eso es bueno, no para cambiar lo que ya está escrito porque ya lo está, sino a intentar a mejorar para la próxima vez. Ahí estamos intentando mejorar siempre.

Hablando sobre las críticas que le han realizado sus lectores, ¿ha incluido en sus obras algunas de esas críticas?
Si, sobre todo a la hora de crear los personajes, que sean lo más realistas posible porque al escribir una literatura en prosa ambientada en la actualidad los personajes deben ser muy cercanos muy próximos no deben parecer que estén fingiendo a mi me gusta que cuando uno este leyendo cualquier cosa que escriba imagine que esto podría pasar en la realidad. Entonces si que intento construir los personajes de una manera más fiel a lo que podría ser la realidad.

Antes de acabar, ¿podría explicar dónde pueden encontrar sus libros tanto en papel como en formato digital?
Los que están en papel en cualquier librería pidiendo del catálogo de ECU, se pueden o se deberían encontrar fácilmente. El que está en formato digital en Amazon, tecleando Sergio Mira Jordán o La mirada del perro en Google y lo más fácil es entrar en mí página web en la sección narrativa y desde ahí se puede adquirir en formato digital La mirada del perro.

Y para terminar, ¿puede recomendar algún libro que le haya marcado a los seguidores de De lectura Obligada?
Pues ahora estoy releyendo en la tableta electrónica que tengo, Juan Salvador Gaviota de Richard Bach y es un libro que hay que leer si o si.

Publicado el julio 14, 2012 en Alicante, Entrevistas, escritores, España, Europa, Inicio. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: