Jordi Nogués: “El futuro de la novela pasa por la mezcla de géneros”

Jordi Nogués Aymerich es autor de la saga Íroas: Hijos de los Dioses, compuesta por Tres Profecías y Éter, de la editorial Nowevolution. Esta saga literaria que mezcla fantasía e historia ha sido su incursión en el mundo de la novela. Además, también ha escrito la pentalogía en ebook Cromáticas: Herederos de la TierraJordi Nogués nació el 12 de julio de 1968 en Artesa de Segre (Lleida), pero actualmente reside en Valls (Tarragona). Licenciado en Historia por la Uned, en la actualidad se dedica a la escritura y al estudio histórico, es redactor de Fantasymundo y realiza reseñas literarias en su propio blog: Ciencia Ficción, Fantasía, Historia.

Por: Marta Juan

La saga de Íroas: Hijos de los Dioses está enmarcada en la Grecia Clásica del siglo VIII antes de Cristo. Como historiador habrá estudiado los diferentes pueblos y culturas del mundo. ¿Qué tiene la cultura griega para llamar su atención y ambientar en ella esta saga?
La cultura griega es una de nuestras madres culturales (la otra sería el latín) y cuando estudié historia me enamoré de ella irremediablemente. Fueron los inventores de la democracia, de la filosofía. Su arte fue producto de su amor por la belleza y la pasión, y ese arte ha trascendido hasta nuestros días. Nuestro sistema de pensamiento no podría entenderse sin el cedazo que habría supuesto la cultura griega.

En la saga, el reto era explicar la caída de la Atlántida, tal y como Platón comentó en sus escritos. Platón era griego y la Atlántida siempre ha tendido ese aroma a cultura griega. Por lo tanto, ambientar la saga en ese período cultural fue lo más natural del mundo.

¿Ha sido muy arduo el trabajo de documentación?
Como historiador poseo conocimientos y documentación bastante detalla. No me fue excesivamente complejo dada mi formación y mi apasionamiento por esa cultura.

A diferencia de otros escritores que no son historiadores, en este caso mi formación ha sido una buena plataforma para la creatividad, más que un freno o una dificultad.

La saga de Íroas: Hijos de los Dioses ha sido editada por Nowevolution. ¿Le costó mucho dar con una editorial que apostase por sus novelas?
Sí, no fue nada fácil, la verdad. Fue una espera de casi un año y medio y de lidiar con muchas editoriales. Pero una vez que contacté con Nowevolution todo muy sencillo. Ellos tienen una sensibilidad especial y buscan obras con “algo más”, algo que no tengan otras novelas.

Para un autor novel en España los inicios no son nada fácil. Hay que llenarse de autoconfianza y paciencia. El desánimo y la frustración son palabras que no deberían estar en el diccionario de un autor que pretenda editar un libro en formato papel.

La saga está compuesta por dos libros: Tres profecías y Éter. ¿Tenía claro desde el principio que la saga constaría de dos libros?
La verdad es que no. Mi intención inicial era que fuera un solo volumen, y básicamente lo que transcurre en Éter. Pero vi que la introducción se alargaba demasiado y al final quedó un montante de poco más de 250,000 palabras; excesivo para un solo libro. Así que decidimos editarlo en dos partes.

La saga se caracteriza por mezclar el género de la fantasía con el género de novela histórica. ¿Ha sido muy difícil mezclar en el papel el rigor histórico y la fantasía?
Sin querer hemos creado un género nuevo; o, como mínimo, muy poco explorado hasta ahora. Le hemos llamado fantasía histórica.

Y no fue nada complejo, dado que la historia que quería contar necesitaba de ambos recursos; por un lado la historia más precisa del mundo griego del siglo VIII a.C., y por otro imaginar y fantasear como fue la Atlántida en su momento de máximo esplendor y como podría haber sido su caída.

¿Cree que con esa mezcla de fantasía e historia ha llenado un hueco en la literatura española?
Creo, sinceramente, que esto (la mezcla de géneros) será lo que se acabará imponiendo en los próximos años. Y no precisamente (o sí) la fantasía y la historia. Basta con que una obra “híbrida” tenga un éxito mayúsculo de ventas para que esta nueva manera de interpretar la literatura rompa con la mayoría de prejuicios que tienen muchos editores y lectores.

En España aún hay excesivo recelo a esa “hibridación”. Algunas veces ocurre que a los lectores de novela histórica les molesta la adición de fantasía. Y viceversa, a los lectores de fantasía les da miedo la excesiva historia en su estructura.

Con esta saga se ha demostrado que ambos conceptos, juntos, casan extraordinariamente bien. Con un resultado que sorprende al lector, es algo fresco, original y lleno de colorido.

Muy pocas novelas tratan el tema de los Juegos Olímpicos junto con la Colonización griega del Mediterráneo. ¿Cree que este ha sido el punto crucial para diferenciar las novelas de Íroas de otras? 
Sí, evidentemente. La saga Íroas, Hijos de los Dioses es pionera en ese aspecto. Pues ninguna novela hasta ahora ha tratado una edición tan temprana de los Juegos Olímpicos de la época antigua y al mismo tiempo tratar un aspecto fundamental en nuestra cultura como la Colonización griega por el Mediterráneo.

Creo que, sin ser excesivamente ardua, sí que la novelización de esos episodios históricos ha quedado suficientemente clara para que cualquier tipo de lector pueda disfrutarlo en la profundidad que se necesite.

Además de la saga de Íroas también se ha atrevido con la ciencia ficción. Escribió la pentalogía de Cromáticas: Herederos de la Tierra bajo el seudónimo de JohN Aymerick. ¿Por qué eligió este seudónimo y no su nombre como en el resto de sus libros?
Mi intención fue muy clara en ese aspecto: quería distinguir entre dos géneros totalmente opuestos. Como Jordi Nogués firmo mis obras con un gran calado histórico, con la historia como base. Como JohN Aymerick son las novelas escritas de ciencia ficción o que se apartan, simplemente, de la historia. Es la manera que ningún lector pueda sentirse engañado al buscar una obra del mismo autor y ver un género distinto al habitual en ese escritor.

El seudónimo es un apócope de mi nombre verdadero. Me llamo Jordi Nogués Aymerich. JohN: sería Jordi Nogues; y Aymerick, es mi segundo apellido ligeramente transformado. Tampoco fue muy difícil.

Dicha pentalogía fue creada y pensada para editarse en formato electrónico. ¿Significa esto que no la veremos en formato papel?
No. Aunque el formato electrónico es muy novedoso y se acabará convirtiendo en el formato del futuro, el papel siempre estará ahí. Y mi intención es poder editar una obra de papel cada año, como mínimo.

Ahora mismo, estoy en trámites para editar una novela histórica con un trasfondo mitológico para el año próximo. Y será en formato papel.

Cromáticas: Herederos de la Tierra no sólo se trata de novelas de ciencia ficción, el terror y sobre todo el misterio están presentes en los cinco libros. Parece que le gusta mezclar siempre varios géneros a la hora de escribir. ¿Por qué?
Personalmente, me encanta hacerlo. En esta vida las cosas no son nunca blancas o negras, todo esta siempre lleno de matices de distintos tonos que se mezclan continuamente. Y así entiendo la literatura también.

Y como he comentado antes, creo que el futuro de la novela pasa por la mezcla de géneros y la creación de nuevas estructuras literarias.

Los lectores de Cromáticas: Herederos de la Tierra destacan el ritmo frenético de estas novelas. ¿Cómo definiría su estilo como escritor?
Es cierto, le doy mucha importancia al ritmo en mis obras. Al menos, en las escritas hasta ahora. Son novelas con una fuerte componente de aventura y mi premisa es que no se puede aburrir al lector de ninguna manera. Siempre hay que buscar la forma de que la lectura sea fluida y atractiva. Y un buen ritmo es una forma estupenda de conseguir ese propósito.

También le doy mucha importancia al diálogo pues a través de él puedo mostrar mucho mejor la personalidad de los distintos protagonistas de mis novelas.

Mi estilo como autor se basa en subordinarlo todo al argumento, incluso por encima de lirismos prosaicos. Incluso si el estilo del autor debe esconderse bajo ese argumento hay que hacerlo.

Además de escribir en solitario también está escribiendo Hybris: los últimos días junto a la escritora Cristina Roswell. ¿Cómo surgió esta colaboración?
Cristina Roswell se puso en contacto conmigo cuando estaba escribiendo esa obra junto a otra autora; necesitaba mi opinión sobre temas mitológicos. Después, por distintos motivos me ofreció continuar esa obra entre ella y yo.

Nunca antes había escrito en conjunción junto a otro autor (autora en este caso) y cabe decir que todos y cada uno de los escritores deberían probarlo, al menos una vez. Es muy instructivo para el propio autor tener que contraponer sus propias ideas a otro autor.

Además, me entran más ganas de escribir nuevas obras en co-autoría.

En Hybris: los últimos días la mitología clásica se une a un mundo apocalíptico. Las antiguas profecías que ubican el fin del mundo en el 2012 se hacen realidad y se crea una lucha entre el bien y el mal. ¿Se ha encargado usted de la parte más histórica de la novela? ¿Cómo es el proceso de escritura entre los dos?
Ahí precisamente es cuando más se hacía necesario mi seudónimo. Pues no hay historia.

Es un proceso de escritura muy interesante. La idea es mostrar el Apocalipsis descrito en la Biblia pero bajo una pincelada actual y junto a temas mitológicos. La vuelta de Cristo, según muestra la Biblia, será acompañada por la del Anticristo; su oponente. Y eso hemos hecho Cristina y yo: dos personajes (Cristo y el Anticristo) con dos historias paralelas que acaban confluyendo. Cada autor lleva un personaje; y hasta ahí puedo explicar jejejeje.

En este thriller de terror la sociedad del siglo XXI sufre de hybris, un exceso de orgullo, y por ello los antiguos dioses creen que merece un castigo. ¿Cree, a nivel personal, que en la realidad el mundo padece de hybris?
Sí, creo que sí. Nos hemos vuelto orgullosos y parece que la única aspiración del ser humano en esta vida sea la de producir y adquirir a costa de todos los demás seres humanos y de todo cuanto nos rodea. Y también creo que la Tierra nos está castigando por esos excesos.

Esta novela está disponible en Wattpad y también se pueden leer los capítulos en el blog de la misma. Al ofrecer la novela en este formato, existirá un gran feedback con los lectores. ¿Cuáles son las opiniones de los lectores ante este thriller de terror?
La idea inicial era hacerla en papel. Pero por problemas de fechas, decidimos publicarla en ese formato y abierto a todos los lectores. Naturalmente, eso tiene la parte positiva ese feedback con los lectores que enriquece mucho.

Ahora, como novedad más reciente, es que hemos recibido una petición para editarla en formato papel. De ahí que se haya detenido la inclusión de más capítulos en Wattpad y en el blog oficial de la novela.

Como escritor ha tocado los géneros de la ciencia ficción, el terror, la fantasía y la historia. A la hora de escribir, ¿con cuál de los géneros se queda? ¿En cuál de ellos se siente más a gusto como escritor?
Bueno, voy a comentar un aspecto que considero muy importante a la hora de crear una novela. Nunca comienzo por el género: siempre es el argumento, la idea, la historia, lo que lanza la novela. Después, esa idea, convertida ya en argumento, busca su propio género. Como autor, solo he de buscar equilibrar al máximo el género al que pertenece la idea principal. Al final, puede salir cualquier cosa.

Como escritor me siento más a gusto cuando hay historia por medio, dada mi formación. En cambio como lector, la historia novelada no me gusta en exceso; prefiero un buen ensayo o las novelas de fantasía o ciencia ficción.

Tiene a punto una novela basada en la leyenda de Rómulo y Remo. ¿Podría adelantarnos un poco más sobre esta nueva novela? ¿Cuándo podremos leerla?
Es una novela que escribí a continuación de la saga Íroas, Hijos de los Dioses. Narra el nacimiento, infancia, adolescencia y primeros años adultos de los míticos fundadores de Roma buscando mostrar una nueva versión de esta mítica leyenda. He añadido un tercer personaje, una joven llamada Rhome, que convierte la relación de esos dos gemelos en un curioso triángulo.

No existe la fantasía de la saga Íroas, Hijos de los Dioses,  pero sí que hay un fuerte componente mitológico que acompaña a todo el género de la historia.

Ahora mismo está en trámites para la edición en formato papel. Espero que en las próximas semanas pueda dar más información.

¿Tiene otras novelas guardadas en el cajón a la espera de ver la luz?
Tengo varias empezadas. Pero ahora estoy con una que me apasiona y que espero acabar antes de que comience el invierno. Es una novela histórica basada en un episodio que sucedió en el siglo XVI y que ya es hora que sea puesto al día y quitar de una vez los estigmas negativos que siempre se asocia a ese episodio histórico.

Debe dedicar mucho tiempo a la escritura. ¿Cuánto tiempo dedica a realizar una novela?
Es mi profesión. Dedico entre 6 y 10 horas al día. Aunque no siempre es escritura; hay una parte importante de ese tiempo que lo dedico a leer, documentarme y otros aspectos.

Y cada novela necesita su tiempo; es difícil hacer una previsión. Por ejemplo, la saga Íroas, Hijos de los Dioses, la escribí  en unos siete meses. Y Rómulo y Remo, en unos cinco.

Hace poco tiempo que los lectores pueden disfrutar de sus obras. ¿Cuándo decidió que lo que quería hacer era dedicarse a la literatura?
Fue también hace muy poco, unos tres años. Antes me consideraba incapaz de escribir algo más allá de una carta comercial o un ensayo histórico. Fue ponerme con la saga Íroas, Hijos de los Dioses, y desde entonces no he parado de escribir.

Siempre pensé que me gustaría escribir pero, como comentaba, antes creí que era incapaz de hacerlo.

¿Qué metas se ha propuesto como escritor?
La mejora continua es mi aspiración como autor. Pues pienso que cada novela es una nueva lección, un nuevo reto a superar. Y en cada una de ellas siempre hay algo que aprender.
Naturalmente, la meta de la profesionalidad. Poder vivir de mis escritos sería ver cumplido un verdadero sueño.

En su blog Ciencia Ficción, Fantasía, Historia realiza reseñas literarias. ¿Cómo se siente cuando son otros los que reseñan sus obras?
Me encanta que lo hagan y las valoro de verdad. Aunque sé que una reseña es siempre una opinión personal y que ahí se muestra la forma de entender la literatura de cada redactor. Además, es un punto de vista distinto al mío y es muy enriquecedor; como autor, es una de las cosas que más me ayudan a crecer.

Por último, ¿podría recomendar un libro a los lectores/oyentes de De Lectura Obligada?
Mi obra de referencia es El Juego de Ender, de Orson Scott Card. Aunque hay muchísimas obras que deberían leerse y que por la brevedad de la pregunta me es imposible poder nombrar.

Anuncios

Publicado el agosto 30, 2012 en Entrevistas, escritores, España. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: