Treinta postales de distancia: “Una historia romántica, pero sin edulcorar”

Sara Ventas es la autora de esta inusual novela romántica. Contada por un narrador omnisciente, cuenta con dos personajes antagónicos que serán la delicia de los amantes del género. 

 

Desde que surgió la idea de Treinta postales de distancia hasta que quedó plasmada en un documento pasó un tiempo. ¿Qué proceso de creación siguió?
R: Partí de la idea de encajar, contra todo pronóstico, a dos personajes muy distintos entre sí. Organicé la historia en capítulos y me dejé llevar por la personalidad de los personajes que fui creando, no suelo establecer una lista de personajes previamente. Tampoco soy de estructuras rígidas, tiendo a cambiar el curso de la historia si surgen acontecimientos con los que no contaba de un principio, y suele pasarme muy a menudo.

Y, durante ese proceso, ¿sintió en algún momento la sensación de estancamiento o falta de inspiración?
R: No, la historia salía a borbotones, los personajes siempre tenían algo que decir y es el diálogo el protagonista de esta novela; había muy buen ritmo de escritura.

¿Cuál fue la parte más costosa de la construcción de su novela? ¿El desarrollo de la trama? ¿La construcción de los personajes?
R: Lo más complicado fue, en el desarrollo de la trama, conseguir que los malos entendidos que se producen entre los personajes protagonistas y que desencadenan una serie de consecuencias; fuesen creíbles a los ojos del lector.

Los escritores suelen elaborar los personajes tomando rasgos de aquí y allí. ¿Se pueden ver reflejados sus conocidos en Treinta postales de distancia?
R: No sé si por su cuenta se verán reflejados en ella, siempre que leemos tendemos a ello, desde luego, y los personajes de Treinta postales de distancia son muy corrientes y cercanos; pero cuando escribo, intento que mis personajes no me recuerden a nadie, de hecho, no me gusta usar nombres de conocidos para que no me influyan éstos en el carácter o la personalidad del personaje.

Su novela está escrita en tercera persona. ¿Por qué se decidió por un narrador omnisciente?
R: Al ser una historia que trata de dos personajes antagónicos, me pareció interesante que el lector recibiera información objetiva sobre los puntos de vista, actitud o reacción de ambos personajes; por ello incluí también en los diálogos no sólo lo que dicen, sino lo que realmente están pensando en el momento en que se encuentran frente a frente los protagonistas.

Los monólogos también son un ingrediente especial en  esta historia. ¿Es más fácil desarrollar un monólogo que una conversación entre personajes?
R: Para mí es más fácil desarrollar los diálogos que los monólogos interiores, noto más agilidad sacando la información directamente a los personajes en forma de diálogo que cuando uso al narrador.

Piense en un lector que esté dudando si adentrarse en su novela. ¿Cómo se la vendería?
R: Como una historia de tinte romántico pero sin edulcorar, con situaciones cotidianas y divertidas; personajes que perfectamente nos podríamos cruzar en el rellano y cuyas peripecias le podrían ocurrir a cualquiera. Una novela de fácil lectura y directa, sin florituras.

¿Cómo han recibido la historia los lectores?
R: En líneas generales muy bien, los lectores me comentan, a través de las redes sociales, que quedan enganchados desde el principio. Y aunque por el título, portada y género, parece destinada a un público femenino; estoy sorprendida de la buena acogida que está teniendo en el sector masculino.

¿Qué postura adopta antes las críticas?
R: Imagino que como todo el mundo, cuando son positivas me da un “subidón” y recargo las pilas de la confianza en mi trabajo. Cuando son negativas pero constructivas, tomo nota para seguir evolucionando. Y si son desdeñosas o en tono despreciativo sin más, inevitablemente, duelen.

La novela está disponible en ebook. ¿Por qué optó por esta forma de edición?
R: Por comodidad. La envié a un concurso cuyo premio era la publicación, pero no salió elegida. Mientras esperaba el fallo del concurso, leí en varias webs que si eres escritor novel y no tienes agente, las editoriales no te hacen caso, y  que es igual de difícil que te haga caso un agente a que te lo haga una editorial. Cuando descubrí la oportunidad de Amazon, me tiré de cabeza al mundo digital, era una buena forma de conocer la acogida entre lectores fuera de mi círculo de amigos.

¿Ha descartado por completo una edición en papel de Treinta postales de distancia?
R: Claro que no la he descartado, y menos ahora que, a seis meses de su publicación en ebook, la novela sigue colocada en el top 100 del ranking de ventas en Amazon. Me encantaría ver Treinta postales de distancia en papel y así poder llegar a más lectores.

¿Tiene nuevos proyectos literarios entre manos?
R: Sí, ahora estoy escribiendo lo que será mi segunda novela. No es la segunda parte de Treinta postales de distancia, lo digo porque muchos lectores me lo han preguntado, no tiene nada que ver aunque es del mismo género y estilo.

¿Se atrevería con algún otro género literario?
R: En principio no, en el género que escribo es en el que me siento más cómoda, y tiendo a escribir sobre lo que me gusta leer.

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2012 en Entrevistas, escritores, España, Inicio, Madrid, Málaga. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: