Cristina Roswell trabaja en otra novela que supondrá su primer avance en el género romántico paranormal sobre fantasmas en Escocia

La creadora de Draculesti, de Ediciones Kiwi, trabaja en la segunda parte de la saga titulada La Orden del Dragón, que se situará en Turquía. También en HYBRIS junto a JohN Aymerick

Cristina Roswell nació en Murcia en 1985. Estudió Historia del Arte en la Universidad de Murcia. Su primera novela Draculesti. El Legado del Diablo, publicándose en mayo de 2012 por Ediciones Kiwi. Además, junto al escritor JohN Aymerich, Cristina es la co-autora de Hybris. Los Últimos Días, una novela en la que la mitología clásica y las profecías del fin de los tiempos se unen para conformar un mundo post-apocalíptico en el año 2012.También es la autora de la novela online Lykaon. Memorias de una mujer-lobo, iniciada en verano de 2009 y la cual empezó a publicar primero a través de un blog y luego en esta web. En su blog oficial podemos seguir sus pasos hacia la publicación, así como encontrar información relacionada con el mundo editorial desde el punto de vista del escritor.

Sigue a la autora en Twitter y Facebook

Por: Alberto Berenguer    Twitter: @tukoberenguer

¿Cómo surgió la historia de Draculesti?
En un principio quería escribir una novela en la que se enlazara de alguna forma la época actual con los últimos años de la Edad Media, con unos personajes que vivieran en nuestro mundo pero guardando un pensamiento y unos ideales más relacionados con los de entonces (o a los que las novelas y películas centrados en esa época nos venden como tales): personajes para los que el valor de la palabra, del honor, de la lealtad, todavía tuvieran la máxima importancia.  Teniendo presente esto consideré que la figura inmortal del vampiro era un enlace perfecto para unir ambas épocas, y al investigar sobre dichos seres descubrí a Vlad el Empalador, el Drácula histórico. Su historia me fascinó, por lo que decidí que constituiría la parte histórica, real, de mi novela.

¿Qué consideró que debía tener Draculesti, el legado del diablo para enganchar al lector?
Aunque reconozco que ahora que ya he publicado un libro y he podido leer opiniones sobre él, sí que tengo un poco más en mente al lector a la hora de escribir (supongo que es inevitable), cuando estaba trabajando en El Legado del Diablo no pensaba en los lectores sino en mí. Pensaba en lo que yo quería contar, en lo que a mí me gustaría que pasara en la historia. Muchas personas me han dicho que la protagonista se parece a mí en cuanto a forma de ser y supongo que es por eso, porque me metí en su piel y escribí lo que a mí me gustaría que pasara y lo que yo creía que debía pasar, no lo que creía que al lector le gustaría leer.

Las historias de vampiros han sido escritas por muchos autores, ¿resulta complicado crear algo nuevo en un tema tan usado?
Creo que hoy en día escribir algo 100% original sobre vampiros es muy difícil porque, como dices, son muchísimos los autores que han creado historias sobre estos. No solo a partir de Drácula, de Bram Stoker, sino desde los orígenes de las leyendas de vampiros, que se sitúan mucho antes.

¿Cree que usted propone un nuevo acercamiento al mítico vampiro?
Con mi novela no he intentado realizar un acercamiento totalmente original al mito, sino uno lo más realista posible. Mis vampiros son tal y como yo pienso que podrían ser si de verdad existieran, así que no tienen características “fantásticas” y poco creíbles como brillar, transformarse en niebla o volar. Sí que tienen cualidades sobrehumanas pero todas entran dentro de lo racional, son como una versión más evolucionada del hombre, humanos preparados biológicamente para ser depredadores de humanos.

¿Por qué piensa que los jóvenes se alejan de la imagen tradicional del vampiro, reflejada en Drácula, para acercarse a una visión más edulcorada como Crepúsculo?
Supongo que los vampiros tipo Crepúsculo les resultan más cercanos. Esos vampiros, no solo de dicha saga sino de otras que siguen el mismo patrón, son vampiros a los que se pueden acercar más por ser de su edad (por lo menos físicamente, claro), son criaturas que, aunque se alimenten de sangre, algunos incluso de personas, no dan miedo la mayoría de veces porque tienen un lado humano e intentan convivir con nosotros. Son vampiros pero lo de que se alimenten de sangre o sean inmortales llega incluso a quedar en un segundo plano, como si fuera un simple defecto o una virtud más. Sin embargo, los vampiros clásicos como Drácula son peligrosos porque cazan humanos y no intentan reprimirse, no luchan por hacerse un hueco en la sociedad y ser como cualquier otra persona, son depredadores y siguen sus instintos. Tal vez  tengan su parte más romántica a veces, Drácula la tiene, pero es con contadas personas; para el resto son un peligro. Y bueno, también está el hecho de que Drácula, de Bram Stoker, es una novela mucho más “densa” y elaborada que Crepúsculo. Es normal que a muchos jóvenes les resulte más fácil leer ese tipo de literatura que los clásicos, a los que no suelen estar acostumbrados.

Seguimos con la primera parte de su saga, ¿cuánto tardó en escribir Draculesti #1, El legado del diablo?
Empecé en el 2004 y terminé en el 2010 (aunque las correcciones duraron hasta principios de 2012). Pero también es cierto que en esos años no estuve escribiendo ininterrumpidamente, hubo meses en los que no escribí nada y también dediqué mucho tiempo a la documentación, leyendo libros y tomando apuntes.

Y, ¿ha sido costoso el proceso de documentación para la novela?
Ha sido entretenido y largo porque hay mucha información que contrastar. Se tiene que separar  al mito de la realidad (el Drácula ficticio del histórico), y teniendo en cuenta que incluso en libros de Historia, que siempre suponemos que son más fiables, se han cometido errores sobre este tema… he tenido que consultar muchas fuentes y ver qué era invención, qué era simple suposición y qué era realidad. También he tenido que documentarme sobre Rumania, leyendas y el mito del vampiro desde sus orígenes, un poco de Medicina, y sobre costumbres de la Edad Media, aunque estas dos últimas cosas tendrán más protagonismo en próximas entregas.

Ángela y Nicolae son protagonistas de su novela y normalmente los escritores suelen inspirarse en personas conocidas, pero ¿los escenarios de su novela también están inspirados en lugares que ha visitado?
Muchos de ellos son reales, corresponden a sitios que he podido visitar en Rumania y que me limito a describir en la novela. Otros solo están inspirados en lugares que he visto, y algunos tienen parte de invención y parte de realidad. Por ejemplo, el castillo en el que transcurre gran parte de la acción existe, pero yo le he hecho algunas modificaciones interiores para adaptarlo a mi historia, como ampliaciones de habitaciones que en la realidad son demasiado pequeñas para que en ellas transcurra la acción que narro en el libro. El hogar de Nicolae está inspirado en un palacio real que existe en Rumania, y para los escenarios del bosque alrededor del castillo me he basado en imágenes sacadas de Internet, pues ninguna de las dos veces que he viajado a Rumania era invierno, y en mi novela sí.

Muchos escritores se inspiran en la música para crear una historia en su cabeza, ¿ha sido su caso? ¿Cree que esas piezas musicales recogen la esencia de Draculesti?
Normalmente suelo escribir con música; me resulta mucho más fácil hacerlo oyendo canciones (la mayoría de veces sin letra) que puedo relacionar de algún modo con lo que escribo, y con Draculesti no he hecho una excepción. Para El Legado del Diablo me he inspirado escuchando principalmente al grupo ES Posthumus y al pianista Maksim Mrvica. La canción “Croatian Rhapsody”, de este último, es para mí el tema sonoro principal de la saga Draculesti, la música que mejor recoge la esencia de la historia, y se puede escuchar al entrar tanto en mi web de autora como en la web de la saga. El propio autor me dio permiso para poner la canción en las webs.

La mayoría de la gente cree que Drácula es solo un personaje de ficción, sin embargo existió realmente y fue conocido como Vlad el Empalador, el eje de su historia. ¿Qué aporta este emblemático personaje en la primera parte de su saga? ¿Resulta complicado escribir la relación Drácula histórico y ficticio tras los errores que podemos encontrar en la documentación por historiadores?
Vlad tiene un papel muy importante en la saga Draculesti, para empezar es la razón por la que todo empieza, ya que la protagonista viaja a Rumania porque necesita documentarse para una tesis que gira alrededor de la figura de Vlad. También tiene un papel fundamental por otra razón, pero no quiero destripar nada a los lectores que todavía no se han leído El Legado del Diablo; cuando lo hagan, lo descubrirán. Escribir sobre la relación entre el Drácula histórico y ficticio no es complicado, pero sí lleva su tiempo, porque hay que buscar la verdad y descartar los errores que algunos historiadores han cometido al mezclar mito con realidad, y al dar por supuesto aspectos sobre los que no hay pruebas (por ejemplo, respecto a la cantidad de información que Bram Stoker tenía sobre el verdadero Drácula, y que introdujo en su novela).

También es autora de Lykaon. Memorias de una mujer-lobo y co-autora de la novela online Hybris. Los últimos días junto al escritor Jordi Nogués Aymerich entrevistado recientemente en De lectura Obligada. ¿Qué podemos encontrar en estas historias?
Lykaon es lo que los americanos llamarían “urban fiction”, una historia sobre licántropos con unas características distintas a las que estos seres normalmente tienen en la literatura. Al igual que en Draculesti, con mis vampiros, en Lykaon intento dar un toque más realista a los hombres-lobo, relacionándolo todo a la vez con el espiritualismo de la cultura inuit. La acción transcurre entre la ciudad de Nueva York y Alaska, y es una novela enfocada al público juvenil-adulto (inclinándose más hacia el adulto por la crudeza de varias escenas). Esta novela empecé a publicarla por entregas en un blog, en el año 2009, con la intención de comenzar a dar a conocer mi nombre como autora para cuando publicara en papel Draculesti, y enseguida se hizo con muchísimos seguidores. Actualmente está pausada ya que me encuentro centrada en la segunda parte de Draculesti, en Hybris y en una tercera novela que tenía en mente desde hacía algún tiempo y he empezado ahora.Hybris es una historia que transcurre en un mundo en pleno Apocalipsis. En ella se une la mitología griega, con sus criaturas y dioses, con la religión cristiana, el mito del Anticristo y del Mesías enviado a salvar a la Humanidad, todo ello en la época y el mundo actual.
En cuanto a la tercera novela, se trata de mi primera incursión en la temática romántica-paranormal, más concretamente se centra en fantasmas, y tiene como escenario un castillo de Escocia al que viajé hace unos días para documentarme.

Junto a la escritora María Martínez administra el grupo de Facebook “Rumbo a la publicación: odisea del novel”, ¿cree que están infravalorados los escritores noveles por la relación experiencia-calidad?
Lamentablemente existe mucha gente con prejuicios hacia los escritores noveles y sus libros. En muchas ocasiones estos prejuicios están justificados porque, dado lo fácil que es publicar hoy en día en medios como Internet, se publican muchísimas obras de escasa o nula calidad. Pero entre esas obras mediocres se esconden muchas joyitas que no han recibido una oportunidad debido a causas ajenas a la calidad de la obra (por ejemplo, que tratan temas que a los editores no les parecen comerciales, que no están de moda o que están ya demasiado vistos) y que quedan incluidas dentro de esa “bolsa de basura” en la que muchos meten a todas las obras primerizas que no han sido publicadas por grandes editoriales o que han sido autopublicadas directamente.

Su novela fue recomendada recientemente en la revista “Que Leer” junto a los relatos de Bram Stoker, debido al centenario de su muerte. ¿Cómo tomó la noticia?
La sonrisa tonta me duró todo el día, jajaja. Fue toda una sorpresa porque yo no me había comprado la revista y me avisó uno de mis contactos de Facebook. Al ver mi libro recomendado le hizo una foto a la página de la revista y luego me etiquetó; así fue como me enteré. Luego hubo otras personas que también me vieron y me escribieron para decírmelo. Me hizo muchísima ilusión, lógicamente, porque es una de las revistas de literatura más conocidas, pero lo que también me encantó fue aparecer recomendada junto a los relatos de Bram Stoker 🙂

Siguiendo con este tema usted tuvo contacto con Dacre Stoker, descendiente de Bram Stoker, al ser miembro de la Transylvanian Society of Dracula. Siendo de las pocas españolas que integra esta sociedad, ¿qué le aporta en su carrera literaria? ¿Cómo fue la experiencia de tratar con Dacre Stoker?
La experiencia fue emocionante y toda una lección de que no se puede prejuzgar a la gente por quién es. Yo contacté con él por email para preguntarle si le gustaría echar un vistazo a mi libro y escribir alguna frase (blurb) sobre él para la contraportada. Pero le escribí pensando que o no me contestaría, o me diría que estaba demasiado ocupado para atenderme. Por eso me sorprendí muchísimo cuando no solo me contestó sino que me dijo que estaría encantado de echar un vistazo al libro y escribirme la frase. Fue emocionante por tratarse de quien se trata, porque en mi libro hago muchas referencias al Drácula de Bram Stoker, que es uno de los autores y novelas clásicas por excelencia. Es genial que uno de sus descendientes considere que mi novela es “Un retorno refrescante a la historia de Drácula” 🙂
Respecto a mi carrera literaria, lo que me aporta formar parte de la Transylvanian Society es la posibilidad de contactar y compartir conocimientos con otros miembros que saben mucho del tema, y también poder acceder a archivos históricos que sólo están abiertos a miembros de esta asociación.

Su saga Draculesti ha sido respaldada por Ediciones Kiwi, ¿qué le motivo a formar parte de esta editorial? ¿Cree que ha superado sus expectativas tras firmar el contrato?
Ediciones Kiwi fue una de las únicas dos editoriales que quisieron apostar por mi novela a pesar de que el tema de los vampiros está ya muy tratado y soy una autora novel; eso es algo que siempre les agradeceré. El resto de editoriales rechazó mi obra por el tema que trataba, pues según ellas la historia les encantó y les pareció que estaba muy bien escrita, pero lo dicho… consideraban que el mercado ya estaba muy saturado de temas de vampiros (curiosamente sí que se han seguido publicando novelas de vampiros de autores extranjeros, así que lo mismo tendré que ir a publicar fuera para que me publiquen aquí después). Lo que me motivó a publicar con Kiwi en lugar de seguir probando con editoriales más conocidas fue una serie de distintos factores, pero destacan sobre todo la filosofía de precios asequibles de Kiwi (su libro más caro no llega a 14 euros), que son una editorial pequeña (por lo que pensé que mi libro no caería en el olvido como habría ocurrido probablemente de publicarse en una mayor con más autores), y el hecho de que este año se cumple el centenario de la muerte de Bram Stoker, por lo que era un momento perfecto para que saliera mi libro.
Respecto a si ha superado mis expectativas… debo admitir que solo en parte, pero no por culpa de la editorial. El libro ha tenido una buenísima acogida por parte de los lectores, está teniendo mucho éxito, pero yo pensaba que los precios bajos compensarían que el libro no estuviera en todas las librerías y grandes almacenes de España, y no ha sido así. Me he dado cuenta de que muchos lectores siguen siendo reacios a comprar por Internet, y me han contactado para preguntarme cuándo estaría a la venta en sus librerías habituales.  Si la mayoría de lectores solo compra lo que ve en las tiendas y mi libro no está en las tiendas… 2 + 2. Me equivoqué al pensar que en España el mercado virtual estaba dominado, todavía anda en pañales y la gente sigue prefiriendo comprar lo que le entra por los ojos y puede tocar.

Una dificultad importante que suelen encontrar las editoriales pequeñas es la distribución de una novela, ¿ha tenido problemas de distribución?
Este es el problema principal con el que me he encontrado. En un principio mi editorial, Ediciones Kiwi, apostó por la venta online exclusivamente para poder mantener los precios a un mínimo; vendiendo a través de su tienda online podían dejar los libros a menos de 14 euros (con gastos de envío gratuitos, además), pero luego comprobaron que la gente pedía que los libros estuvieran en las tiendas físicas. Sin embargo, cuando la editorial decidió dejar a un lado su genial filosofía de precios al mínimo, para intentar que sus libros se vendieran en todas las tiendas (lo que supondría subir los precios para pagar a distribuidores y libreros) se encontró con muchísimos obstáculos. En resumidas cuentas: por ser una editorial muy joven y pequeña, los distribuidores y grandes superficies no quieren tratar con ellos.

¿Qué medidas ha tomado personalmente para subsanarlo?
Invertir gran parte del tiempo que tendría que dedicar a la escritura, a promocionarme por Internet y responder dudas de muchos lectores que me escribían para preguntarme cómo y dónde podían comprar mi libro. Y también contactar personalmente con varias librerías y con los responsables de eventos literarios para participar en ferias como la de Madrid y hacer presentaciones y charlas en las que la gente podía comprar los libros.

Muchos de sus lectores han reconocido la gran dificultad para encontrar en librerías o grandes almacenes su libro Draculesti, el legado del diablo. ¿De qué forma pueden adquirir su libro?
Pueden adquirirlo en Amazon.es, en Amazon.com, en la web de la editorial (con gastos de envío gratuitos) o en las pequeñas librerías asociadas a la editorial por España, cuya lista se puede encontrar aquí. Se puede adquirir en ebook, por solo 2,90 €, o en papel por 13,50€.

Como ha comentado se puede encontrar también en formato digital en Amazon a un precio asequible y recientemente ha colgado en su web, muy bien confeccionada, el primer capítulo del libro. ¿Ha sido idea propia estas técnicas indirectamente publicitarias?
La editorial venía colgando en su página web uno o dos capítulos de muestra de sus libros a modo de avance. Sin embargo, a mí me pareció que dos capítulos eran muy poco para que el lector se hiciera una idea de lo que encontraría en el libro y pudiera saber si le gustaría o no, así que decidí dejar leer algunos más, un total de 20, que en el caso de mi libro equivale a más o menos la mitad. Estos capítulos los subí a la plataforma Wattpad y es allí donde todavía se pueden leer. Para los interesados aquí. El tema de subirlo a Amazon también era algo que yo quería, pero la editorial ya lo tenía en mente. Yo lo único que hice en este caso fue pedir que bajaran el precio al mínimo que les fuera posible, aunque eso supusiera que mi comisión fuera menor, porque me parece que debido a la gran cantidad de libros a menos de un euro que se pueden encontrar en Amazon, el precio bajo es algo importante si quieres que te lean. Yo quiero que, por encima de todo, la gente conozca mi libro y me conozca a mí, soy consciente de que por el momento no voy a poder vivir de esto, así que la prioridad para mí es darme a conocer. Mi libro es, de todos los de Ediciones Kiwi, el que está a menor precio en Amazon, y esto ha sido por petición mía, por este motivo (los “Kiwis” saben lo pesada que me he puesto con este tema, jajaja).

El 6 de Julio estuvo en la FNAC de Barcelona, 19 de abril en la FNAC de Murcia y estuvo también en la Feria del Libro de Madrid. ¿Tiene concretados otros lugares donde realizar la presentación de la saga Draculesti?
Tengo pendiente realizar una presentación en el sur de España y otra en el norte, que tengo a mis lectores de esos sitios totalmente abandonados, pero de momento no hay una fecha concreta.

Suponemos que para un escritor es muy importante la opinión de sus lectores, ¿cómo responden tras leer Draculesti, el legado del diablo? ¿Está dirigido a un público juvenil o también llega a adultos?
Aunque la editorial lo ha incluido dentro de su colección juvenil, Draculesti 1. El Legado del Diablo, es un libro enfocado a un público juvenil-adulto, tal vez incluso más adulto que juvenil. Hay algunas escenas algo duras, y aunque la parte de ficción tiene un gran peso, también hay una buena parte histórica que a lo mejor podría gustar más a un público más adulto. No obstante, por el momento me han llegado muy buenas críticas de todos los sectores, desde adolescentes a gente de entre cincuenta y sesenta años (o más, incluso, creo que mi abuela, a sus 78 años, ha sido la persona más anciana que lo ha leído, y también le ha gustado mucho… todo menos la parte más subida de tono, pero esto es cosa de la edad y de sus creencias jajaja).

¿A qué cree que se debe la fascinación que muchos lectores tienen por el mundo de los vampiros?
Supongo que sobre todo a que son seres inmortales (¿a quién no le gustaría no envejecer ni morir nunca?) y que por lo general son libres de dejarse llevar por sus instintos más primarios; están como al margen de las leyes humanas, en todos los sentidos. Son seres peligrosos, y el riesgo es excitante,  pero a su vez atraen por ser los poseedores de algo que al resto del mundo se nos niega: la posibilidad de no tener que preocuparse de los problemas habituales a los que nos enfrentamos los mortales.

¿Está trabajando ya en la segunda parte de la saga? ¿Tiene en mente otros proyectos literarios?
Sí, estoy trabajando en la segunda parte, que se llamará La Orden del Dragón y se situará, principalmente, en Turquía. Y también estoy trabajando en los mencionados proyectos como HYBRIS, la novela de temática apocalíptica que escribo en co-autoría con el escritor JohN Aymerick (Jordi Nogués) y esa otra novela que supondrá mi primer avance en el género romántico paranormal sobre fantasmas en Escocia.

Por último, ¿qué libro recomendaría a los seguidores de De lectura Obligada?
Pues les voy a recomendar cuatro libros de cuatro buenas compañeras que también empezaron su andadura por el mundo editorial no hace mucho (aunque por la calidad de sus obras bien podrían llevar años en esto): Hojas de Dedalera de Victoria Álvarez (sobre médiums y fantasmas en la época victoriana); El Guardián de los Secretos de Carolina Iñesta Quesada (búsquedas y resoluciones de enigmas, un poco en la línea de El Código Da Vinci, pero en relación con la condesa Báthory, Vlad Drácula y el secreto de la vida eterna), Invierno de Olivia Monterrey (fantasía y romance en un mundo medieval, con un elenco de personajes a cual más interesante) y por último, pero no por ello menos recomendado, Pacto de Sangre de María Martínez, su más reciente publicación que el mismo día de su salida ya se hizo con los primeros puestos de los libros más vendidos en Amazon (contiene todo lo que a los fans de Crepúsculo les gustó de esa saga, y todo lo que los antifans de Crepúsculoecharon en falta en ella).

Anuncios

Publicado el octubre 8, 2012 en Entrevistas, escritores, España, Inicio, Murcia. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: