‘Nota de suicidio’ una novela corta no apta para lectores sensibles

La autora firma como Sirkka Ports porque quiere separar su vida personal de la vorágine de las redes sociales 

Por: Tania J. Baeza (@undiamasconvida)
nota-de-suicidioEscribir con pseudónimo era habitual en el pasado, cuando la vida de los autores corría peligro si trataban temas prohibido. Usted lo hace ahora, bajo el nombre de Sirkka Ports. ¿Nos puede explicar sus razones?
Claro que sí. Utilizar o no pseudónimo fue un auténtico dilema para mí. Me costó mucho tomar esta decisión, pero ahora con la perspectiva que siempre nos da el tiempo, veo que he acertado. Quiero dejar claro que de ningún modo lo utilizo para ocultar mi identidad real o como piensan algunos para vender más ejemplares por firmar con un nombre extranjero.

La razón es simple, todos conocemos la facilidad con la que la información circula en las redes sociales. Prefiero que esta onda expansiva incontrolable y virtual la absorba Sirkka Ports, evitando de ese modo que interfiera en mi vida personal.

Nos centramos ya en Nota de suicidio. El suicidio es uno de los pocos temas que aún siguen siendo tabú. ¿Qué le hizo escribir sobre este tema?
Básicamente la motivación que me impulsó a escoger este tema, tan espinoso, es que mi principal miedo es precisamente ese, que alguien a quien quiero decida ponerle fin a su vida. Me aterra el no poder detectar las señales que me ayudarían a impedir un acto tan desesperado. Por desgracia he visto sufrir a gente cercana por la pérdida en estas circunstancias de algún familiar o algún amigo, escribir sobre ello ha sido como una especie de terapia. En mi obra intento justificar el suicidio de mi protagonista, pero sin pretenderlo acabo castigándolo.

Usted se asegura que los lectores se enganchen a la historia por el inicio brutal de su novela. ¿Fue algo premeditado o el resultado de la recombinación de capítulos para tener un mayor impacto?
Reconozco que fue algo totalmente premeditado. Quería una primera frase demoledora, que provocara un escalofrío al lector desde el minuto uno. Leí hace ya unos meses en algún blog sobre literatura que un relato debe ser como una puñalada, intenso y rápido. Mientras que una novela debe ser como un veneno, dosificada con extrema precisión.

A mi parecer es muy importante crear expectación e interés desde el inicio, expectación que debe crecer y no decaer en mitad del relato, para desembocar en un final consecuente con el ritmo de la historia. A mí personalmente es lo que me gusta, como lectora una novela me debe atrapar desde el principio, despertando mi curiosidad y manteniéndome en vilo página tras página, para acabar regalándome un final que cubra mis expectativas.

La visión de la muerte en su novela está lejos del descansa en paz tradicional. ¿Cómo consigue que ese toque sobrenatural no parezca excesivo?
Precisamente me considero una gran apasionada de todo aquello relacionado con lo sobrenatural. Por ese motivo tuve que contenerme mucho para no dejarme llevar mientras escribía las escenas paranormales del relato. Siempre he sido consciente de que la trama principal de mi historia perdería coherencia y verosimilitud si me adentraba más de lo necesario en temas sobrenaturales. Pero debo confesar en honor a la verdad que he necesitado que me dieran varias llamadas de atención para retomar el camino correcto de la narración.

Las críticas publicadas en Internet dicen que “es un relato corto (…) de ritmo rápido e intenso y un final sorprendente.” Sin desvelar nada, ¿nos puede contar cómo llegó al final? ¿Lo tenía pensado desde el principio? ¿La historia le llevó a él?
Estoy realmente orgullosa del final de mi relato y creo que he conseguido lo que me proponía, no dejar a nadie indiferente.

Y sí, podría decir que la historia me llevo a él. Sentada en el sofá del salón comedor de mi casa le contaba entusiasmada a mi marido la trama de la historia, me aceleré tanto que no podía parar de hablar. Era cómo una de esas veces que le cuentas a alguien la película que viste la noche anterior y que tanto te gustó, con la peculiaridad de que la película me la estaba inventado yo en ese mismo instante. Me di cuenta que la historia estaba fluyendo por sí sola y me deje llevar…cuando terminé de hablar no me lo creía ni yo, ahí tenía mi relato al completo, final incluido. Por supuesto enseguida busqué bolígrafo y papel para tomar las notas pertinentes y que no se esfumara la idea.

SAM_0586En los comentarios también hemos visto que algunos hacen mención a lo explícito de algunas escenas tétricas. ¿Es una novela apta para sensibles?
No, definitivamente no. Toda persona que se considere sensible, aprensiva o fácilmente impresionable debe conocer de antemano que el relato puede afectarle más de la cuenta. Pero por lo visto esto también le ha sucedido a gente curtida en el género, comentándome que leer ciertas escenas les revolvió el estómago o les provocó un sentimiento desagradable del que les costó despojarse.  Es uno de esos relatos que se quedan grabados en la memoria o en el subconsciente, esos que recuerdas incluso mucho tiempo después de haberlos leído. Puede ser que no recuerdes los nombres de los personajes,  pero la esencia de la historia seguro que sí.

¿Quiénes lean su novela encontrarán referentes de otros escritores del género?
En cuanto a literatura se refiere he leído durante toda mi vida al gran Stephen King, sin lugar a dudas cuando pienso en libros de terror pienso en sus obras. Pero no he tenido un referente concreto para escribir este relato.

Aunque soy una gran aficionada al cine de terror y me encantan todas las películas de Sam Raimi, tengo una especial debilidad por M. Night Shyamalan. Éste último es muy hábil para tocar la sensibilidad del espectador con sus historias, cuando acaba la película sigues un rato pensando en ella, eso me gusta. He intentado conseguir ese efecto en el relato y tal vez, mi forma narrarlo haya pecado de ser demasiado cinematográfica, ya que toda la carga psicológica de los personajes la he mostrado mientras dialogaban e interactuaban entre ellos, huyendo de las largas descripciones de espacios o características físicas de los mismos.

También queremos hablar del proceso de construcción de la novela. ¿Cuánto tiempo le llevó? Y, ¿qué fue lo más complicado de ese proceso?
Cómo ya he comentado antes el proceso de creación no fue nada complicado, la historia salió sola. Aunque mentiría si no reconociera que he tenido momentos frustrantes en los que me encontré con algún punto que no encajaba o era inverosímil. En ese momento es importante no obcecarse y mirar las cosas con perspectiva. Si te das un tiempo y vuelves a repasarlo todo con calma la solución te llega sola. No es bueno forzar, el lector puede percibir con facilidad que en cierto conflicto de la trama no sabías cómo resolver la situación y te has inventado cualquier cosa para salir airoso. Vale la pena trabajarlo con paciencia para evitar estas cosas que deslucen mucho.

Pero sin lugar a dudas lo más costoso ha sido el proceso de revisión de la obra y la edición de la misma.

¿Cómo fue trabajar con David López?
Trabajar con David ha sido una experiencia estupenda. Al ser mi marido la complicidad entre nosotros es absoluta, lo que ha facilitado mucho el trabajo. Puedo decir que si mi novela ha visto la luz ha sido única y exclusivamente gracias a él.  Me ayudó en el proceso creativo y se ha convertido en mi principal crítico. Sus críticas son duras pero siempre constructivas y aunque yo me resista ferozmente a sus correcciones, tras comprobar el resultado las agradezco. Corrigió párrafos enteros para que el texto quedara perfecto y lo repasó mil veces antes de editarlo, es mucho más minucioso que yo. Aprovecho la ocasión para agradecerle de todo corazón su valiosa ayuda. Nota de Suicidio es un hijo de los dos.

Una vez acabada la redacción de la novela todos los escritores llegan a la pregunta obligada: ¿cómo la lanzo al mercado? ¿Contacto con editoriales, opto por los nuevos modelos de libro? En su caso, ¿cómo fue ese proceso de decisión?
En mi caso yo tenía claro desde el principio que iba a optar por la autoedición de mi obra. Estamos hablando de una novela corta de una autora totalmente desconocida, yo soy consciente de las dificultades que eso suponía para que alguien quisiera casarse editorialmente conmigo. La única opción para mí era la autopublicación y no puedo estar más contenta con el resultado. El éxito de Nota de Suicidio me ha pillado por sorpresa, manteniéndose entre los primeros puestos del ranking de terror de Amazon.es desde que lo publiqué.

Ahora se encuentra sumida en el proceso de difusión de su obra. ¿Qué es lo más satisfactorio de este punto? ¿Y lo más complicado?
Sí, estoy metida de lleno en la promoción de la novela. El proceso de difusión cuando estás sólo ante el peligro depende por completo de tus habilidades como publicista. Es imprescindible tener cierta presencia en las redes sociales y ampararte en estas para darte a conocer. Lo más satisfactorio sin lugar a dudas ha sido leer las magníficas reseñas que se han hecho de la novela en varios blogs literarios y cómo no los comentarios de los lectores. Otro punto que me ha sorprendido gratamente es ver el compañerismo que existe entre los autores indies, unos a otros nos promocionamos mutuamente en nuestras cuentas de las redes sociales y no pensaba que me encontraría con algo así, tan bonito y generoso.

Lo más complicado es que tienes que ser constante, para que la promoción surta efecto tienes que perseverar muchísimo y a veces cansa un poco. Pero cómo al fin y al cabo estás haciendo algo que es para dar a conocer tu obra, sarna a gusto no pica.

Según se puede leer en su blog, está inmersa en su nuevo proyecto: Galviakan: La Sangre de las Brujas. ¿Qué puede adelantar de esta nueva obra?
Efectivamente así es. Por fin he terminado el proceso de documentación necesario y la trama esta construida, con todos sus personajes y sus correspondientes conflictos, las soluciones a estos y el importante final. Puedo adelantar que será una novela de fantasía con tintes de terror. La parte histórica está ambientada en el Toledo del siglo XV, retrata fielmente los procesos penales que se sufrían a manos de la Santa Inquisición Española, aunque los personajes y sus historias personales son fruto de la ficción. En su parte fantástica podemos encontrar hechizos, magia, brujas, castillos, fantasmas y guerras abiertas entre antiguos clanes vecinos.

Ambas partes se entremezclan para que la protagonista viva sus peripecias, descubriendo a lo largo de la novela secretos familiares que cambiarán su vida para siempre. Espero que continúe todo por el buen camino y pueda ver la luz a finales de este año o a principios del próximo. Estoy poniendo en este proyecto toda mi ilusión y mi esfuerzo para sacarlo adelante.

No es la única novedad en su currículum literario. La Revista Digital de Ediciones MA incluirá en enero su relato El buen samaritano. ¿Cómo surgió esta colaboración?
Sí. Todo fue muy sencillo. Leí que buscaban a autores noveles para publicar sus relatos en la revista. Me puse en contacto con ellos precisamente porque indicaban que iba a ser su primera publicación, eran noveles como yo y pensé que no estaría nada mal colaborar con ellos. Les envié el relato y decidieron publicar la primera parte en el número de diciembre y la parte final en este segundo número de enero.

Como es habitual cerramos la entrevista preguntándole por sus gustos literarios. ¿Qué tipo de historias le atrapan?
Las historias fantásticas, de terror y el thriller son mi pasión. Aunque supongo que independientemente del género que leas, lo que te atrapa es una trama elaborada y bien construida. Que cuente con unos personajes bien definidos y que la obra resulte coherente en su conjunto. Si me presentan una historia de terror, con sus momentos de tensión y suspense bien narrados, no tengo más remedio que sucumbir a ella. Si es un thriller y el autor va dejando miguitas de pan para que el lector descubra al asesino no tengo más remedio que recogerlas y ponerme enseguida con la labor de detective.

el-juego-de-gerald-de-stephen-king-530622224_MLY para acabar, ¿qué libro recomienda a los lectores del blog De lectura obligada?
Voy a recomendar un libro muy especial para mí. Se trata de El juego de Gerald de Stephen King, es un imprescindible para todos aquellos amantes del género de suspense y terror. La dureza de la historia y la intensa y creciente tensión que cargan sus líneas, lo convirtió en uno de mis libros favoritos.

Y para predicar con el ejemplo os hablaré de la obra de otra autora independiente, se titula Non Serviam: La cueva del diablo de Carmen Cervera. Una novela que tiene al ángel caído como protagonista siempre es muy atractiva,  pero en este caso destaca su peculiar forma de contar la historia, a mí me ha cautivado. Altamente recomendable.

Anuncios

Publicado el enero 18, 2013 en Entrevistas, escritores, España, Europa, Inicio, Valencia. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: