Simón Hernández reflexiona sobre ‘Si los coches hablaran’

“La poesía ha perdido al lector porque se ha olvidado de la calle y eso se nota”

Por: Tania J. Baeza

El autor

El autor

Cuéntenos que encontrarán los lectores en Si los coches hablaran, por favor.
Sin duda otro episodio de mi vida. La poesía, al igual que cualquier otra rama del arte, suele poner voz a los sentimientos cotidianos de las personas. En mi caso esta etapa de mi vida es mucho más completa que la de No hay nadie en el espejo. Las experiencias vividas en este último año han dado mil razones para seguir escribiendo y para encontrar en el corazón de la gente un refugio para mi poesía. También nos vamos a encontrar un prólogo escrito  por Pau Garcia-Milà, al que ahora podemos ver en el nuevo programa de la Sexta, En el aire, y un epílogo lleno de vida escrito por Beatriz Talegón, que ha demostrado que los jóvenes en política tenemos todavía mucho que decir.

Por cierto, si lo tiene, ¿qué diría su coche de usted?
Pues todo lo que esconde Si los coches hablaran. Cuando uno está en cualquier coche tiene mil instantes para pensar. Al final nuestro coche es el cajón que guarda la mayoría de nuestros secretos. Un coche, si tuviera la capacidad de hablar, me desnudaría completamente. Hablaría sobre la necesidad de cambiar este mundo feo que nos rodea, de lo imprescindible que es decir te quiero a las personas que nos rodean y, sin embargo, nunca despreciaría la urgencia de estar solo. Si los coches hablaran es un trocito de mi corazón y de mi intimidad esperando ser leídos.

¿Qué nos puede contar del proceso creativo de esta obra?
El proceso ha sido genial desde ese trabajo de puro artesano donde hay que mimar a cada palabra antes de ponerla sobre el poema. Cuando quería decir algo pasaba varios días tomando notas, buscando la palabra exacta que reflejara lo que quería decir. He aprendido a amar y a valorar mucho más el peso que tienen las palabras hasta el punto de entender que sin ellas muchos episodios de nuestra vida no tendrían sentido.

Desde su perspectiva, ¿qué evolución percibe desde que comenzó a escribir? ¿Esos cambios son tan notables si la comparación es respecto a su obra anterior, No hay nadie en el espejo?
Por suerte tuve una educación pública y familiar maravillosa. Las inquietudes tanto sociales como literarias han ido formando al Simón poeta que hoy conocemos y fruto de la inquietud he sido capaz de ir perfilando y encontrando un estilo que me defina, un tercer apellido que me acompañe siempre. La evolución es inmensa en todos los sentidos. He conocido a decenas de poetas que me han hecho ver aquellos aspectos que un lector desconoce pero que si el poeta no cuida jamás conseguirá crear una obra que respete lo que representa. Además me ha hecho sentirme muy orgulloso de haber estudiado Administración y Dirección de empresas porque al final, si queremos llevar la poesía al mayor número de rincones, hay que saber gestionar de manera más que rigurosa los escasos recursos de un escritor novel e independiente.

Maquetación 1 (Page 1)Y, ahora, ¿podría definir en pocas palabras su estilo literario?
Mi poesía trata de poner a pie de calle lo que el corazón dicta. Creo que sin esa idea jamás mi poesía hubiera llegado a tantos jóvenes y personas. El poeta es el primero que debe demostrar que los poetas no solo pueden vivir de la poesía después de muertos.

Háblenos de sus referentes literarios.
En esta ocasión he conocido una poesía que hasta ahora desconocía en gran parte. Leer a Valle ha sido algo maravilloso pero sin olvidarme de otros poetas que han aparecido en mi vida como Luis Rosales, Gil de Biedma o Valverde. Claro que nunca uno se olvida de los anteriores y por supuesto mi favorito sigue siendo San Ángel González.

Si algo llama la atención de sus libros son los títulos. ¿Surgen o busca intencionadamente que sean llamativos y enigmáticos?
Surgen y además de manera inesperada. Si los coches hablaran es título que da mucho juego, eso es cierto, pero lo que la gente desconoce de los títulos es que la gran mayoría surgen de momentos que no esperas o de algún detalle que para el resto de mortales no tendrían la importancia que, desde ese momento, dicho instante tendrá para ti.

Queremos hablar con usted de su relación con la editorial. Muchas autores durante sus primeras obras van saltando de editorial en editorial porque considera que no se les presta la atención debida. Sin embargo, usted repite con Círculo Rojo. ¿Se cumplieron sus expectativas durante la primera colaboración?
Claro que se cumplieron. Esta editorial te da la oportunidad de ser independiente y de mover tu obra como quieras. Te ofrece publicar tu libro y que luego seas tú quién lo gestiones, es decir de comercializar tu propio libro. Yo no creo que exista mejor vendedor de su obra que el propio autor ni mejor juez de la tripa que el lector.

Y, con este nuevo lanzamiento, ¿qué espera conseguir?
Ya he conseguido algo muy importante, ganar mi propia crítica. Creo que Si los coches hablaran va a llegar al corazón de la gente, estimulando y mimando el pensamiento del lector y cuidando al sentimiento con la delicadeza que merece. Estoy seguro de que sorprenderá a quien lo lea. Por lo pronto tengo que decir que me siento muy orgulloso del libro que sale a la venta y con total certeza creo que el lector se va encontrar como en casa dentro de cada página.

simón 1 bibliot

Durante una presentación

Si los coches hablaran sale a la venta, si no hay cambios de última hora, el 24 de diciembre. ¿Por qué eligió esa fecha?
Tenía que ser un día especial y aunque la fecha inicial no era está, una vez resueltos los problemas que suelen surgir cuando se escribe un libro, decidí que había que darle la importancia que merece. Para las personas que formamos parte de familias humildes el 24 de diciembre tiene un color diferente. Ese día te das cuenta de que a pesar de existir el paro, la hipoteca, un salario de mierda, un gobierno que no te defiende y una vida injusta con los que menos tienen, existen personas y razones por las que luchar cada día. Tendrían que existir más 24 de diciembres y menos navidades comerciales.

Será un buen regalo de reyes, pero ¿no ha sido posible sacarlo un poco antes y así estar listo para las ventas navideñas?
Hubiera llegado un poco antes pero no con el tiempo suficiente para darle la bienvenida que merece y las cosas es mejor hacerlas bien. Los libros no caducan y al final quién lee poesía no lo hace solo por navidad si no por todo el año.  Si algo he aprendido de mis lectores es que siempre quieren conocer que hay detrás de las letras y para esto no hay tiempo sino toda una vida.

Para que las ventas de un libro vayan bien es imprescindible una buena distribución. ¿Este volverá a ser un trabajo compartido entre usted y la editorial?
Claro. Intentaremos formar un buen equipo, corrigiendo los fallos anteriores y convirtiéndolos en oportunidades para este nuevo proyecto. Una vez nos hemos equivocado en algo, porque todos tenemos errores aunque en este caso son mínimos, es mucho fácil hacer las cosas bien.

En esta ocasión, ¿será posible adquirirlo en formato digital para los lectores más tecnológicos?
Por supuesto. Yo apuesto por los dos formatos y a pesar de ser un romántico del papel sin lo digital toda la publicación hubiera sido imposible. Los escritores jóvenes debemos estar a la altura del futuro porque es eso lo que nos exige el presente.

Visto lo ocurrido con su anterior libro, que  hubo que reeditarlo al poco de salir al mercado, ¿se ha apostado por una primera edición más ambiciosa?
No y mira que lo he pensado. Pero creo que hay que ser cautos en este sentido y aunque las expectativas son buenas hay que empezar a trabajar desde el principio y tener la garantía de que la editorial siempre cumple es algo que me lleva a ser cauto aunque teniendo muy presente que no tardaremos en dar buenas noticias.

Aunque no lo parezca, seguimos hablando de ventas. Usted practica la poesía. Un género que no conecta con la masa lectora y se limita a un círculo casi cerrado. ¿A qué cree que se debe?
Yo siempre digo que a más conozco a los poetas menos me gustan.  Tengo una sensación algo rara sobre los círculos que se forman alrededor de la poesía, círculos cerrados donde tienes que tener cierta capacidad cultural e intelectual para ser bien acogido. No digo que todos sean así pero los más cutres lo son. Yo creo que la poesía ha perdido al lector porque se ha olvidado de la calle y eso lo notas. Cuando a través del movimiento X La Poesía salimos a vender poemas por un euro nos damos cuenta de que a la gente si le gusta la poesía, al igual que cuando vamos a las aulas y terminamos las charlas sobre poesía. El problema es que la gente no conoce a los poetas, ni ellos se hacen ver. Siempre hay excepciones.

Y para usted la poesía, en cambio, es algo importantísimo. ¿Recuerda cómo la descubrió y llegó a convertirse en algo tan importante?
Llego por casualidad, en el aula de un colegio y de la mano de una maestra maravillosa. Yo tengo la sospecha de que vino para quedarse en conmigo siempre. Ella se convierte en imprescindible desde el momento que recoge lo que siento y lo guarda en un poema. Algunos poemas cuentan cosas de mí que nadie conoce y es eso lo que la hace 2013-10-30 11.58.37importantísima porque quizás sepa más de mí la poesía que yo mismo.

¿Se le ocurre alguna manera de potenciar ese acercamiento entre la poesía y lectores activos que nunca escogen un poemario?
Muchas pero la más importante es acercarla a la gente y no guardarla dentro lugares sagrados que solo visitan los poetas.

Con lo que sí conecta la masa es con obras de escasa calidad literaria, pero firmadas por famosos. Tras las autobiografías de personas que acaban de empezar a vivir como el joven Justin Bieber, ahora nos llega el fenómeno editorial español del año: el libro de Belén Esteban. ¿Qué siente un escritor cuando ve que los libros de estos personajes copan las estanterías de todas las librerías y centros comerciales con puestos de libros, relegando a los lugares menos visibles los escritos por personas como usted?
Siento que no es justo que la cultura literaria de este país, tan rico en letras, sea representada por gente tan mediocre, literariamente hablando. Yo no dudo de las intenciones de estas personas ni juzgo la manera de ganarse la vida de nadie pero creo que el dinero de la gente merece el máximo respeto y bombardear a la sociedad con la mediocridad al final hace que este país cada día sea un poco más mediocre, con menos valores y representantes que apuestan por su cartera y no por la ciudadanía.

Como estamos en épocas navideñas, vamos a acabar con una pregunta diferente. Si Papa Noel o los Reyes Magos, según le guste, le concedieran un deseo. ¿A qué personaje o escritor le gustaría conocer? Y, si no es mucha indiscreción, ¿por qué?
Muchos se van a quedar asombrados pero ahí va. Me gustaría conocer a Francisco, el nuevo Papa, y preguntarle cómo se lucha en contra del absolutismo y corrupción de la Iglesia (o la sociedad) cuando estos aspectos eran el diario de dicha entidad, cómo se puede estar a favor del pueblo y en contra de lo que dictan los perros viejos del escaño clerical y cómo ha podido ganar el corazón de tantos ateos, recuperando los valores que los poderosos deshojan cada vez que aprietan un botón.

Anuncios

Publicado el diciembre 17, 2013 en Almería, Entrevistas, escritores, España, Inicio y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: