Reseña: ‘Pensamientos para sonreír moderadamente’ de Carlos Leal Solar

El lector quedará perplejo a través de las palabras y montajes fotográficos del escritor guipuzcoano

«Pensamientos para sonreír moderadamente es un libro diferente, para personas a las que les gusta la sorpresa y el ingenio» Carmen Montalvo Álvarez

De: Alberto Berenguer    Twitter: @tukoberenguer

PENSAMIENTOS PARA SONREIR_cubiertaCuando comencé la lectura de Pensamientos para sonreír moderadamente, editado por Dauro en su colección  Libros de Oro, me sorprendieron las ideas y ocurrencias extravagantes del autor que conseguían sacarme una sonrisa moderada. Y es que, por casi me toman por loco en el Cercanías del trayecto Murcia-Alicante cuando leía, pensaba y sonreía. Una lectura muy agradable para saborearla y exprimirla moderadamente.

Un libro que resalta la originalidad del título y de la portada desde un inicio. Pensamientos para sonreír moderadamente, es un título honesto porque no todas las ocurrencias de Carlos Leal harán gracia a los lectores, modesto, recatado y personal; así como el camaleón pensador de la portada que hace referencia a la capacidad camaleónica del autor tanto en sus pensamientos íntimos reflejados en el libro como en su vida profesional, ya que se adapta a la creatividad musical (titulado en guitarra clásica) y literaria.

El lector encontrará a lo largo de las ciento sesenta páginas muchas frases ingeniosas, cómicas e incluso jocosas como “Es tan ecologista que, como última voluntad, ha consignado que se le incinere y sus cenizas sean lanzadas al interior de un volcán” o “Posee un apellido tan feo que su mujer tiene hijos con otros”, que incluso nos llevará a conocer al propio autor. También reflexiones muy personales, un  constante diálogo de humor negro entre ALTERio  y diEGO, un apartado dónde el lector podrá leer los sueños reales y más absurdos del escritor, chistes innovadores en “Conversaciones heterodoxas” que acaba siendo una de las partes más carismáticas para los lectores y que alguno de ellos, compartí el libro con algún amigo, me comentó que los usará, o montajes fotográficos creativos y originales que dan al libro el último toque de genialidad que necesitaba. Para que os hagáis una idea del capítulo de “Conversaciones heterodoxas” compartiré uno de los chistes plasmados en la página 115:

–        ¿Te gustó mi libro?
–        Desde que lo abrí no lo he podido cerrar.
–        No creí que fuera para tanto.
–        Pues lo es. Es una edición muy mala y se ha desencuadernado.

Sin duda, el lector quedará perplejo desde su envoltorio hasta su interior. Muy recomendable.

Anuncios

Publicado el febrero 7, 2014 en Inicio, Reseñas, Reseñas DLO. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: