Rocio Castrillo se lanza a la novela erótica con ‘Ellas y el Sexo’

 La historia de estas 4 mujeres se convertirá en una obra de teatro al despertar el interés de una compañía

Por: Tania J. Baeza
coverPara empezar hablemos  sobre sensaciones y sentimientos. Cuando se publicó esta novela, ¿fueron igual de intensos que la primera vez o lo tomó con más calma?
Las sensaciones han sido muy distintas. Una Mansión en Praga fue mi primera criatura literaria, se publicó en papel por una editorial y se presentó en un acto multitudinario en La Casa Encendida, un lugar emblemático de la vida cultural y artística en Madrid. Ellas y el Sexo, mi nueva novela, aún no está editada en papel. Sin embargo, la emoción tan intensa que sentí al ver que se había encaramado al Top100 de ficción erótica de Amazon al día siguiente de su publicación me brindó uno de los momentos más dulces de mi vida.

Lo primero que llama la atención es el cambio de género. Se ha unido al grupo de escritores que experimentan con la novela erótica para mujeres. ¿Por qué ese cambio?
Empecé a escribir un blog de relatos eróticos y recetas de cocina, titulado Abremeloya, en noviembre de 2011, casi un año antes de que se publicara 50 sombras de Grey. Desde el principio fue una bitácora muy exitosa, que sumaba lectores por miles. Sin embargo, me exigía mucha dedicación -unas cuatro o cinco horas diarias- y no me aportaba ningún beneficio económico. No encontré la manera de rentabilizar ese trabajo y tuve que dejarlo. Sus propios lectores, y también algún crítico, me sugirieron que convirtiera los relatos en novela y les hice caso. Construí Ellas y el Sexo sobre la base de las historias más visitadas de Abremeloya, a las que creé una trama y añadí nuevas aventuras. No creo que se trate de una novela erótica solo para el sector femenino.  La mayoría de los hombres estarían encantados de escuchar lo que dicen las mujeres cuando hablan sobre ellos. Con esta obra tendrán la ocasión de conocer qué piensan cuatro mujeres liberales, adultas y experimentadas sobre actitudes y comportamientos típicamente masculinos, como quitarse el anillo de casado con la intención de echar una cana al aire; preocuparse por tener el pene pequeño o por no alcanzar la erección completa; o intentar justificarse ante la pareja que los ha pillado en un renuncio. Por su parte, las mujeres se sentirán identificadas con las aventuras, los miedos, las decisiones, los problemas o los sentimientos del cuarteto de amigas que protagonizan Ellas y el Sexo.

Además del cambio de género, ¿qué evolución notarán quienes leyeran su primera novela, Una mansión en Praga?
Se trata de dos novelas muy distintas. Creo que la evolución más notoria radica en la propia estructura de Ellas y el Sexo. He intentado innovar creando una trama muy moderna, con muchos guiños a las redes sociales –Twitter, Facebook, Whatsapp-, a los ligues por Internet y al uso de las nuevas tecnologías en las relaciones personales y sociales. En el argumento se mezclan las aventuras, amorosas o puramente sexuales, con las conversaciones de sus protagonistas, que se enzarzan en jugosas discusiones acerca de los hombres, el sexo y la naturaleza de las relaciones. He trabajado mucho para pulir esas tertulias a cuatro, con el objetivo de que el lector no se confunda y tenga claro en todo momento quién es el personaje que habla o del que hablan. Espero haberlo conseguido.

¿Cree que los lectores que disfrutaron con aquella obra lo harán con la historia de las cuatro amigas?
Espero y deseo no defraudarles con esta nueva obra. Ellas y el Sexo es una novela con muchos ingredientes para que su lectura interese a un público muy amplio. El desparpajo de sus protagonistas, su cercanía con la realidad y los temas de los que trata, además de la forma en que está construido y escrito, hacen que sea un libro de lectura ágil y entretenida. Creo que muchas personas, tanto hombres como mujeres, pueden sentirse identificadas con las aventuras, los pensamientos y las reacciones de sus personajes.

¿Teme las posibles comparaciones con la popular Cincuenta sombras?
Sinceramente, no. No creo que sean obras comparables, salvo por el género erótico al que pertenecen ambas. Ellas y el Sexo sí podría recordar a otro producto de éxito: la popular serie televisiva Sexo en Nueva York. Con la diferencia de que sus protagonistas no viven en urbanizaciones de lujo ni ganan miles de dólares. Son mujeres normales, que sufren la precariedad y tienen dificultades para llegar a fin de mes; pero también saben evadirse en las largas noches festivas de la capital de España, ligar y divertirse con quien más les apetezca en cada momento.

Ellas y el sexo se encuentra entre los más vendidos de ficción erótica de Amazon. ¿Se esperaba esta acogida?
No de una forma tan inminente. Aunque se trata de un producto de ficción, esta novela guarda mucha cercanía con la realidad. En mi opinión, dicho parentesco con lo real es, precisamente, la clave donde podría enclavarse su éxito. Aunque la acogida ha sido muy buena, queda mucho camino por recorrer. Lo difícil no es llegar a la lista de los más vendidos, sino mantenerse en ella día tras día. Soy consciente de que este logro no se alcanzará sin la ayuda de los lectores, sin el famoso “boca a boca”. Son ellos quienes tienen la última palabra. Mi deseo es que cada lector disfrute con este libro tanto como yo mientras lo escribía. Y si es así, que lo comparta en sus redes sociales, se lo cuente a sus amigos, etc. En definitiva, que se corra la voz.

fraseSu anterior novela estuvo guardada en un cajón durante varios años hasta encontrar editorial. ¿Fue más fácil conseguirla con esta novela?
No sé si hubiera sido más fácil, porque en esta ocasión ni siquiera lo he intentado. Cuando envías un manuscrito a las editoriales tienes que esperar seis meses, como mínimo, a que te respondan, si es que lo hacen. Con Una Mansión en Praga no me importó esperar. Era mi primera novela y necesitaba saber si podría interesarle a alguien hasta el punto de invertir su dinero en ella. Lo conseguí  4 años después y de forma inesperada, cuando ya ni siquiera lo estaba buscando. Ahora todo ha sido distinto. Ya tenía la experiencia de publicar con una editorial, de presentar la novela en un evento multitudinario y de estar firmando ejemplares en la Feria del Libro de Madrid, el mayor escaparate para las letras hispanas. Con Ellas y el Sexo, mi prioridad ha sido que llegara a los lectores con la máxima premura. Como no tengo cuñados en las editoriales, la única forma de conseguirlo era publicarla por mi cuenta en Amazon. Por supuesto que me encantaría que una editorial la publicara en papel, volver a la Feria del Libro con esta novela y verla en los escaparates de las librerías. Ya hay dos sellos que se han interesado y están evaluando el manuscrito. También tendré que esperar, pero con la tranquilidad de saber que cualquier lector interesado puede conseguir la obra con un simple click y a un precio de 1,03€, asequible para todos y muy oportuno en estos tiempos de crisis.

Con Una mansión en Praga también fue largo el proceso de creación y documentación. ¿Qué nos puede contar de cómo surgió Ellas y el sexo?
Como apuntaba antes, Ellas y el Sexo surgió de los relatos de mi blog Abremeloya. Aunque la base estaba creada previamente, hubo un proceso muy laborioso para seleccionar y relacionar las historias que pretendía integrar en la trama, además de crear un hilo argumental que no existía en el blog. La documentación, sin embargo, fue mucho más sencilla. No necesité pasar horas interminables visionando imágenes, leyendo documentos o hurgando en archivos, como tuve que hacer antes de sentarme a escribir Una Mansión en Praga. Ellas y el Sexo son bocados de realidad, de experiencias que he vivido directa o indirectamente, de aventuras que me han contado mis amigas y de conversaciones que he mantenido con ellas y ellos o que he escuchado en las barras de los bares.

En nuestra anterior entrevista nos dijo que con su siguiente novela esperaba poder dar “un salto más” refiriéndose a la distribución. ¿Lo ha conseguido?
De momento, no, porque decidí lanzarme al ruedo de Amazon nada más terminar de corregir y pulir la novela. Desde luego, no descarto dar ese salto con el que tantas veces he soñado.  Creo que ahora, con dos títulos en el mercado que han cosechado muy buenas críticas, es más factible que una editorial con buenos canales de distribución se interese por alguna de las dos obras, e incluso por ambas. La paradoja es que actualmente, con el auge del libro electrónico, esa ambición no resulta tan prioritaria como la sentía hace varios años, cuando terminé de escribir Una mansión en Praga.

Tras la publicación de la obra toca darla a conocer, ¿tiene alguna estrategia en mente?
No tengo ninguna estrategia especial ni distinta a la que desarrollamos ahora la mayoría de los escritores: difundir nuestras obras en las redes sociales. Todos los días dedico unas horas a dar a conocer Ellas y el Sexo en los grupos literarios de Facebook, tuitear frases picantes o sugerentes de la novela, ofrecerla a blogs de Literatura para que la reseñen y conceder entrevistas a los blogueros interesados. Se trata de un trabajo imprescindible si quieres que tu obra se conozca y no tienes detrás la maquinaria de marketing de ningún gigante editorial.

¿Habrá presentaciones o encuentros con lectores a través de la red de clubes de lectura?
Ya he realizado presentaciones en algunos portales literarios, he sorteado tres ejemplares del ebook de Ellas y el Sexo en un club de lectura de Facebook y, por supuesto, estoy abierta a encuentros con los lectores y a participar en cualquier iniciativa destinada a difundir la novela. Ahora es el momento de hacerlo y responderé encantada a todas las propuestas que surjan en este sentido.

Rocio Castrillo/ Facebook Ellas y el sexo

Rocio Castrillo/ Facebook Ellas y el sexo

En la red se encuentran comentarios de todo tipo, muchos de ellos positivos. ¿Está al tanto de ellos?
No sé si estoy al tanto de todos, pero procuro hacerlo. Leo y comento las opiniones que me dejan los lectores en las redes sociales y, por supuesto, sigo las llamadas “opiniones de clientes” de Amazon, que son muy importantes para impulsar las ventas. Hasta ahora, las opiniones con las que cuentan en la citada plataforma ambas novelas, Ellas y el Sexo y Una mansión en Praga, han sido muy positivas.

Para poner punto final, ¿podría desvelarnos algo de su próximo proyecto literario?
Ahora mismo estoy preparando la versión teatral de Ellas y el Sexo, que me ha encargado una compañía interesada en llevar esta obra a los escenarios. Es un trabajo difícil porque se trata de la primera vez que ejerzo de dramaturga, pero siempre tiene que haber una primera vez. Y lo siguiente es terminar mi tercera novela, que por diversas circunstancias tuve que dejar aparcada hace varios años, con casi 150 folios escritos. Es una historia larga que también llevará detrás mucho trabajo de documentación.

Anuncios

Publicado el marzo 3, 2014 en Entrevistas, escritores, España, Europa, Inicio, Madrid y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: