Óscar Ordóñez: “Se introducen suficientes aristas a una historia con personajes cotidianos”

Esta historia parte de un guión cinematográfico de cinco páginas

Sigue al autor en su Blog, Facebook y Twitter

Por: Alberto Berenguer     Twitter: @tukoberenguer

Portada de la novela

Portada de su primera novela

¿Qué ofrece al lector Esa noche de verano?
Bueno, ante todo, espero que cada uno de los lectores pase un buen rato leyendo la novela. Eso es lo más importante. Que se entregan leyendo una historia como la que nos podría pasar a cualquiera de nosotros. Creo que, por momentos, al menos según los comentarios que he recibido de algunos lectores, se les puede poner una sonrisa en la boca y, otras veces, alguna que otra lagrimita.

La sinopsis de su novela deja entrever una historia contemporánea repleta de emociones junto al destino como protagonista. ¿Qué le llevo a escribir esta novela?
Pues esta historia parte de un guión cinematográfico de cinco páginas. Un amigo y yo tuvimos una idea hace ya 10 años. Después yo escribí el guión y lo presentamos a un concurso de la Universidad. No ganamos nada y la historia se quedó enterrada en un cajón durante muchísimo tiempo. Después, un día, decidí convertir aquel guión de cinco páginas en una novela.

¿Se planteó algún objetivo cuando se lanzó a escribirla?
No me planteé ningún objetivo. Tan solo terminar de escribirla, que no es poco. Y después, que la pudiera leer cuanta más gente mejor.

Un tiempo después de publicarla en formato digital, ¿cree que ha conseguido ese objetivo?
Pues la verdad es que sí. Por lo cual estoy muy contento. Cada vez más gente va conociendo Esa Noche de Verano, y lo más importante es que me escriben para comentarme que les ha gustado mucho. La novela la publiqué en Agosto de 2014, y 7 meses después todavía se mueve en alguno de los top 50 de algunas categorías. Obviamente, nunca  estás todo el tiempo arriba pero, que después de 7 meses siga estando al pie del cañón con toda la competencia y libros que existen, ya me parece todo un éxito. Los lectores la van descubriendo por el boca a boca, lo cual hace que casi todos los días haya alguien más que tiene en sus manos #EsaNocheDeVerano. Funciona poco a poco pero constante. Y eso es lo que más me importa. Prefiero eso a que fuera un éxito por 2 días y después la gente parara de leerla. Hoy, casualidades de la vida, Esa noche de verano se encuentra en el #25 del TOP 100 Amazon España. El #1 en la categoría de Fantasía, y el #13 en Romántica. Estoy muy contento.

Muchos escritores tienden a buscar personajes con miles de aristas. Sin embargo, sus protagonistas –Alejandra y Lucas- son gente de a pie. ¿Pueden salir grandes historias de personajes normales?
Pues yo creo que sí. No sé si un día escribiré una novela con personajes con miles de aristas, pero lo cierto es que creo que hay muchas historias en las cosas simples. A veces necesitamos que nos compliquen las historias, o que nos hablen de vampiros o de poderes especiales, o que alguno de los personajes resulte que tenga esquizofrenia y que su mujer sea ciega. Y no digo que esté mal. Son historias, y está muy bien que las haya de todos los tipos, pero yo creo que también hay historias muy buenas y entretenidas en las cosas cotidianas.

Todos somos una historia en sí. Desde el momento en el que cogemos el tren o el coche para ir a trabajar, o a la universidad, nos pasan millones de cosas a cada uno de nosotros. Si multiplicas eso por los pensamientos y/o las historias cruzadas que pueden existir entre distintas personas, las posibilidades son casi infinitas. Si además introduces algún detonante especial, que pueda enganchar al lector, creo que tienes una historia sin necesidad de que existan personajes con miles de aristas. Dicho esto, solo con hablar de personas cotidianas, ya estamos introduciendo suficientes aristas, ¿no crees?

¿Piensa que este aspecto es la clave del éxito de su primera novela?
Yo no sé cuál es la clave, la verdad. Solo sé que a los lectores que me van dejando su opinión les ha gustado, pero habrá otros tantos a los que no. Para gustos, como dice el dicho, los colores. Depende de lo que busquen las personas o de lo que quieran leer en un determinado momento. Si te apetece una historia contemporánea, de amor, como la que nos podría pasar a ti o a mí, Esa Noche De Verano podría ser tu historia.

¿Qué diría a aquellos lectores que piensan que una historia cotidiana con personajes normales va ligada a la falta de inspiración del autor?
Bueno, no diría nada. Como ya he comentado antes, la vida ya está llena de historias. Y la vida en sí es cotidianidad. Mira Woody Allen. Creo que escribe grandes historias y la mayoría de ellas están basadas  (y que conste que no me comparo con él) en historias de los más cotidianas.

Si hay algo en lo que todos coinciden es en la intensidad exponencial de la trama llegando a un final inesperado. ¿Es algo predeterminado? ¿Tuvo cierto temor a que algún lector abandonase la lectura en los primeros capítulos? 
He pensado sobre ello. No voy a decir que no. Pero creo que la trama (al menos para mi) tiene que empezar como empieza, y construir como construye. Al principio, aunque a lo mejor no nos demos cuenta, en realidad pasan cosas que son muy importantes para el resto de la novela. Además, creo que es importante que el lector acompañe a Lucas y a Alejandra desde que son pequeños (aunque solo haya dos capítulos de ellos como niños). Está claro que la estructura podría haber sido organizada de diferentes formas. Pero ésta es la manera que elegí, y no me arrepiento.

Por cierto, ¿qué relación tiene con sus lectores? ¿Es una persona activa en las redes sociales?
Sí. Soy bastante activo en las redes sociales. En Twitter y en Facebook lo que más. Y también en mi blog http://www.enesanochedeverano.com, en el que suelo escribir con frecuencia historias o relatos cortos. Contesto absolutamente a todos los mensajes que me llegan, aunque a veces puedo tardar un poco, ya que el trabajo no me deja todo el tiempo libre que quisiera. Que te escriban preguntándote dudas sobre cualquier cosa, o dándote la opinión sobre lo que escribes, es una de las cosas que me parecen más agradecidas. Al fin y al cabo, escribo para que me lean, ¿no?

Óscar Ordóñez, el autor

Óscar Ordóñez, el autor

Es innegable reconocer que su novela Esa noche de verano ha tenido una gran acogida en las plataformas digitales. Unos destacan la agilidad de la lectura, otros lectores la empatía con los personajes o que la historia es realmente enternecedora. Pero siendo autocrítico, ¿cree que hay algún aspecto a mejorar en la novela?
Pues ahora no sé qué decir. Claro que mejoraría muchas cosas. Nada es perfecto y, desde luego, Esa noche de verano no lo es. Cambiaría cosas, ampliaría la historia. Tal vez podría darle una vuelta diferente a la estructura, o contar la historia desde otro punto de vista. Eso sí, creo que no cambiaría nada de los personajes ni de sus personalidades. Siempre pensé que están muy conseguidos y funcionan muy bien. Y eso es algo en lo que la mayoría de la gente coincide.

¿Por qué ambientó su novela en Londres y Madrid? ¿Resulta complicado ubicar la historia en un escenario desconocido?
Soy de Madrid y vivo en Londres. Creo que eso contesta a la pregunta. No, ahora en serio. Tenía claro desde el principio que para que la historia funcionara tenía que conseguir que hubiera (en algún momento) cierta distancia entre los personajes (distancia geográfica). Al principio quería que la parte de la novela que no transcurría en Madrid, transcurriese en Miami. En un primer momento solo había 2 o 3 escenas que transcurrían en esta ciudad.

Después, según fui avanzando con la trama y la novela, me di cuenta de que más de la mitad de la historia transcurriría en esta ciudad. Como nunca había estado en Miami, y eso significa que no podría darle realismo a la historia (básicamente porque no conozco nada), tuve que cambiar la localización. Elegí Londres porque vivo aquí desde hace más de 4 años y la conozco bastante. Y me pareció que estaba lo suficientemente lejos de Madrid como para que funcionara. Además Londres es una ciudad muy atractiva. Cuando ya llevaba un cuarto de novela escrita, volví a empezar reescribiéndola y cambiándolo todo desde el principio. Esta vez, con Londres. Un suplicio.

¿Fue la autopublicación su primera opción o llamó a la puerta de editoriales convencionales?
Sí, siempre lo fue. Tuve claro desde el principio que quería intentar esta vía. Sigo mucho la auto-publicación y me interesa mucho todo lo que lo rodea. Además, como publicitario que soy, me parece muy interesante poder crear tu propia marca personal y construir algo desde el principio. Es muy atractivo aunque también es muy duro. Cualquier otro escritor auto-publicado sabe de lo que hablo y te dirá lo mismo. Lo tienes que hacer todo tú solo. No dista mucho de ser tu propia empresa, o ser autónomo. Todo empieza y acaba contigo. Todo lo haces tú. Eso sí, es reconfortante. Esto no significa que descarte a una editorial convencional. Todo a su debido tiempo y si compensa.

También nos gusta conocer a los escritores como lectores. ¿Qué significa para usted la literatura? ¿Le dedica mucho tiempo?
Pues leo, aunque no todo lo que debiera. Últimamente me paso más tiempo acumulando libros para leer que leyéndolos. Me gusta leer, aunque leer ficción va por épocas. A veces me puedo leer cuatro libros de ficción de un tirón, y otras no leo ninguno. Leo muchos libros de empresas y de marketing. Eso sí, siempre he visto muchas series y películas. Estudié cine en la universidad y, aunque no me dedico a ello, me encanta y durante algún tiempo estuve bastante metido en ello.

¿Recuerda la persona que despertó en usted el interés por los libros?
Pues no recuerdo la persona. Pero me recuerdo a mí mismo cuando en el colegio nos estaban enseñando a leer. Eran los primeros años, en esos que realmente estás aprendiendo a leer y vas muy despacio. Recuerdo que la noche antes, estaba practicando con un libro la lectura que nos iban a hacer leer al día siguiente en el colegio, y pensar o sentir que aquello me gustaba. Estuve entretenido durante unas horas, hasta el punto de que mi madre se extrañó de que estuviese tan tranquilo y callado.

¿Recuerda cuándo descubrió qué quería dejar de ser lector para ser quien escribía las historias que otros leerían?
Siempre he escrito pequeñas historias, aunque fuera para mí. Y si no, siempre he estado inventándome muchas en mi cabeza. Lo que pasa es que hay una gran diferencia entre pensarlo y hacerlo. Fue hace 3 años cuando decidí que, sí o sí, empezaría y no pararía hasta que terminase de escribir Esa noche de verano, y fuese una novela.

¿Se lo comentó a alguien? De ser así, ¿qué reacciones tuvieron?
Al principio no. Después a algunos amigos cercanos y a mi familia. Las reacciones fueron buenas. Me apoyaron. Les pareció un proyecto muy interesante, pero todo el mundo estaba un poco incrédulo. Es un proceso muy largo y que normalmente no va  tan rápido como te gustaría que fuese. Así que, hasta que no empieza a materializarse, la gente no te empieza a tomar más en serio. Eso sí, mucha gente, nunca te va a tomar en serio del todo.

A través de las redes sociales ronda una polémica sobre la cantidad de ‘comentarios amigos’ en Amazon para inflar datos. ¿Qué opina al respecto? ¿Se podría considerar una gran amenaza al aumentar la desconfianza del lector-comprador?
Eso está claro. Vamos a ver. Yo creo que ninguno somos tontos. La gente sabe distinguir perfectamente lo que es un comentario amigo o no. Yo, al menos, creo que se nota. Y me gusta creer que la gente también lo nota. Tanto los comentarios buenos como los dejados deliberadamente por otro autor, o amigo de autor, para hacer daño.  Estos también existen.

Para empezar, en Amazon, si te fijas en los comentarios, puede poner “compra verificada” o no. Esto ya es un paso. Alguien que no ha comprado o descargado el libro también puede dejar un comentario y, en la mayoría de los casos, estos serán los amigos. De manera que, si pone compra verificada, para mí ya significa algo. Si no, pues ya sabes… La verdad es que yo paso bastante de eso. No me preocupo demasiado. Claro que me molesta si alguien hace algo solo por el hecho de hacer daño, pero no puedo evitarlo. Así que prefiero no dedicarle mi tiempo a eso. Al final, creo que si una historia es buena y a la gente le gusta, funcionará y saldrá a la luz. El boca a boca es lo único que todavía no se puede comprar o manipular. El de verdad, digo.

Es cierto que, sin ayuda o sin una campaña de promoción detrás, puede ser mucho más lento y complicado, pero se puede. Amazon, hoy en día, es como otro negocio más. Y hay muchos intereses y guerras por estar posicionados en el TOP 20, que es donde un libro tiene visibilidad. Creo que, cuando una opinión sale de dentro y no es falsa, se nota perfectamente.

Ahora un poco de futuro. ¿Está trabajando ya en su próxima obra? De ser así, ¿qué nos puede adelantar?
Pues sí que estoy trabajando en otra novela. Pero todavía queda mucho para que vea la luz, o eso creo. De momento tengo un par de ideas y estoy intentando que tomen alguna forma. Estoy en fase de estructurar y de hilar todo lo que tendría que pasar en la historia. La que más avanzada va será una historia muy contemporánea, como lo es Esa noche de verano, y también tendrá algún componente sorpresa. No puedo decir más ya que, entre otras cosas, no lo sé ni yo.

La segunda idea que tengo, pero que tiene mucho menos forma aún, sería una historia más fantástica, y estaría pensada para ser una saga de tres partes. Este proyecto es mucho más ambicioso y seguramente no decida seguir con él en este momento. El proceso de producción es lento, y más cuando tienes otro trabajo al que te dedicas ocho horas al día y que no te deja todo el tiempo que quisieras para escribir.

A lo largo de la entrevista hemos hablado de normalidad, cotidianidad y naturalidad. En su opinión, ¿cómo sería esa noche perfecta de verano?
Una noche perfecta de verano puede serlo de muchas maneras. Estoy seguro de que no sería necesario explicar a nadie cómo es una noche de verano. Creo que todos tenemos ese concepto en nuestra cabeza bien instalado. Noche de verano perfecta para mí sería: Ropa ligera, el calor, los grillos si estás cerca del campo y el olor a mar si estás cerca de la playa. Y, estés donde estés, hay una cosa sin la que para mi no podría ser verano; el olor a verano. El olor que tiene esa estación. Todas las estaciones tienen un olor especial, y  creo que esta estación tiene uno muy característico.

Y, por último, ¿qué libro recomienda a nuestros lectores?
La Reina del Sur, de Arturo Pérez-Revert

Anuncios

Publicado el marzo 27, 2015 en Entrevistas, escritores, España, Europa, Inicio, Madrid y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: