Reseña: ‘El amante japonés’, de Isabel Allende

Escrita El amante japonés con un estilo que recuerda a la Isabel Allende de los mejores tiempos

Por: María Loreto Navarro   Twitter: @chicachick_2

«Esta novela retrata a la perfección lo que pueden desencadenar las elecciones que se hacen a lo largo de la vida, me ha encantado la prosa y la vida que ha dado a todos sus personajes.», M. Loreto Navarro
Portada española

Portada española

Datos del libro

Reseña

Esta vez, Isabel Allende ha querido ambientar su novela en Estados Unidos, pero no es allí exactamente en donde comienza, sino en Polonia, cuando Alma, la protagonista de esta historia, es enviada por sus padres a la tierra de las oportunidades, al ver el inminente estallido de la Segunda Guerra Mundial.

La narración se retoma nuevamente en Estados Unidos, en una residencia a la que se ha ido a vivir Alma, no desea ser un estorbo para nadie y su momento de compartir con la familia, ha llegado a su fin, solo se mantendrá en contacto permanente, con su nieto.

A la residencia, llegará a trabajar una chica que se hará cargo de los cuidados de esta mujer y, además, ella misma le ofrece un dinero extra para que lo dedique a rearmar o reorganizar sus recuerdos.

Esta novela, me ha llamado profundamente la atención, no tan solo por leer a una gran autora de la talla de Isabel Allende, sino que también, el hecho de redescubrir en su narración, esos hilos tan apasionados, en que la mujer siempre ha tenido un papel protagónico en sus novelas, sino que también, a esa escritora que se comenzó a echar de menos en “El juego de Ripper”, una novela que, según muchos lectores, no es mi caso, han dicho que dio un vuelco muy radical y que no la reconocieron en él.

Esta novela, no solo se limita a narrarnos un romance, lleno de pasiones y barreras entre dos culturas diametralmente opuestas, sino que también, a encajar una parte muy importante de la historia universal, como lo fue el detonante que llevó a Estados Unidos a declarar la guerra a Japón, tras el ataque a Pearl Harbor.

Según nos relata, a partir de ese momento, se empezaron a construir guetos a marcha forzada para deportar a todos los ciudadanos japoneses residentes en el país. Como la situación era urgente, fueron conducidos a estos lugares sin más: las casas, barracas que habitarían no estaban aún terminadas y aunque quizá no se llegó al horror de los guetos judíos, también Allende tiene la valentía de contar miserias y muchas necesidades entre los ocupantes. Uno de los personajes y su familia, serán llevados a Utah, las inclemencias del tiempo tanto en verano como en invierno, son contadas con delicadeza pero con la suficiente realidad para que el lector se haga una idea de lo que ocurrió allí.

Por otro lado, habla del SIDA, de la homosexualidad y sobre todo, el genio con que viste a sus personajes, son dignos de destacar, sobre todo el de Alma, cuyo talante es el de una mujer resolutiva, dueña de sí misma y con una visión muy diferente a la que probablemente, tenían sus congéneres en la época en la que decidió situar la historia.

Isabel Allende es una escritora que sigo desde hace muchos años, desde sus inicios con “La casa de los espíritus”, aunque toda su bibliografía la haya leído mucho después de salir a la luz, y si bien para mi destacan los libros menos conocidos, hay que reconocer que en esta novela han vuelto a aparecer esas historias que tanto le gusta contar y que le han dado tantas satisfacciones y galardones en su vida.

Anuncios

Publicado el julio 20, 2015 en Inicio, Mariló del Valle, Reseñas y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Es tan genial este libro. Una historia que emociona y que mantiene al lector en vilo. Buena reseña 🙂

  2. Este es el siguiente libro que me quiero leer cuando termine con el que estoy ahora. La verdad es que pinta muy bien. Al ver tu reseña y opinión aún me han venido más ganas de empezarlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: