Reseña: ‘Tres meses de verano’, de Óscar González Velasco

Tres meses de verano reúne muchas razones para ser totalmente recomendable

Por: Alberto Berenguer       Twitter: @tukoberenguer

Tres meses de verano - CubiertaTres meses de verano es más que una historia de tres meses. La verdad es que la sinopsis me despistó en un principio, pero desde el comienzo de la lectura te das cuenta que la historia es más intensa y atrayente que lo que se expone en contraportada.

La historia comienza con un viejo cazador, protagonista de la novela, relatando a su joven aprendiz Inuit, también protagonista de esta historia, sus recuerdos de juventud. Me hizo recordar a esas noches de verano en el pueblo de mi tía donde los más mayores salen a la calle con sus sillas para ‘tomar el fresco y platicar’, haciéndome partícipe de curiosas historias durante más de una noche estival.

El lector consigue empatizar desde el inicio con ambos protagonistas, pero también con la nieta del viejo cazador llamada Mayra, que aunque sus apariciones suelen ser más escasas suele tener un gran peso de la historia apareciendo en momentos claves de la narración. De esta manera, el escritor crea una bonita relación entre abuelo y nieta. Además, me ha llamado mucho la atención el carácter del viejo cazador. Un personaje amante de la naturaleza, intenso, honesto y realmente conmovedor.

photo

Óscar González Velasco

En cuanto a la narración de Óscar González Velasco, debo confesar que me ha sorprendido. Quizá esperaba algo más plano o sencillo, pero sin duda su pluma destaca por la habilidad de envolver continuamente al lector con una dulzura pasmosa. Consigue realizar muchas descripciones sin que se haga pesado, los diálogos entre personajes son muy dinámicos y la lectura fluye de igual manera que sus palabras escritas. Este joven escritor es para tenerle muy en cuenta.

Pero si hay algo que destaca del libro, junto al amor y al tiempo efímero, es la reivindicación social que de manera dulce, sutil y muy unida a la historia, hace acto de presencia de forma constante. En la historia aparecen temas tan éticos, sociales y morales como pueden ser la eutanasia, el racismo con la infravaloración del resto de razas distintas a la blanca, la cruda realidad de las guerras justificadas e injustificadas, la hipocresía religiosa y civil o los problemas ambientales. Por ello, mientras que el lector va leyendo, va reflexionando sobre estos y otros temas.

La única pega que pondría sería el formato de impresión del libro. Me ha costado en muchas ocasiones leer con cierta continuidad, puesto que la letra tan pequeña en las páginas obliga a hacer parones para no cansar demasiado la vista. Si hay una reedición o para próximas publicaciones, éste sería un factor que debería tener muy en cuenta Desván Editorial. Sin embargo, sería deshonesto por mi parte no destacar el gran trabajo que realiza Desván Editorial apostando por los jóvenes autores y en definitiva, por la cultura. Dar mi enhorabuena a la editorial y por supuesto al joven escritor Óscar González Velasco a quién animo a continuar en el mismo sentido.

Tres meses de verano es una novela fresca, bien narrada y repleta de sentimientos, pero sobre todo reivindicativa. Una novela en la que se retrata al ser humano con su parte más salvaje y la más racional. En definitiva, una lectura que os recomiendo por dos motivos: une juventud con calidad literaria.

 

Anuncios

Publicado el mayo 8, 2016 en Inicio, Reseñas, Reseñas DLO y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: