Mayte Uceda: “Me atraía la idea de escribir sobre viñedos pero, además, quería una mujer al frente de ellos”

Pasión, mentiras, intriga, y altas dosis de humor, dan como resultado “Alicia y el teorema de los monos infinitos”, una historia de amor entre viñedos mallorquines

portada_alicia-y-el-teorema-de-los-monos-infinitosPor: Marta Juan

“Alicia y el teorema de los monos infinitos” es la tercera novela publicada por la escritora Mayte Uceda. Bajo el sello de la editorial Planeta nos llega una comedia romántica con dosis de intriga y humor protagonizada por Alicia, quien al quedarse viuda, tendrá que hacerse cargo de su viñedo y bodega. Con el paso del tiempo Alicia decidirá poner fin a su soledad y buscar un compañero a través de Internet. Es entonces cuando en su vida aparecerá Marco, un enigmático y atractivo corso. Pero parece que Marco es demasiado perfecto, y Alicia no dudará en averiguar qué se esconde bajo esa maravillosa fachada.

¿Qué encontrarán los lectores en “Alicia y el teorema de los monos infinitos”?
Encontrarán la historia de un viñedo, una viuda y un perro, todo ello aderezado con altas dosis de humor, de sensualidad, de romanticismo, dentro de un marco extraordinario, como es un viñedo en Mallorca.

¿Cómo surgió esta historia?
Me atraía la idea de escribir sobre viñedos pero, además, quería una mujer al frente de ellos. La vitivinicultura es una profesión tradicionalmente masculina y, de alguna forma, quise ofrecer el punto de vista de una mujer al frente de un negocio como este. Supe que en Mallorca existía un grupo de mujeres bodegueras y me pareció el escenario perfecto para situar la novela.

¿A qué se debe el título del libro?
El título forma parte del prólogo de la novela, donde la protagonista relaciona el teorema del matemático francés Émile Borel con su desastrosa situación sentimental.

¿Cómo definiría a Alicia, la protagonista de la historia?
Alicia es una gallega de temperamento algo frío, poco dada a los dramatismos, que se enfrenta a los problemas de frente y que no se hunde fácilmente. Cuando muere su marido y tiene que hacerse cargo de su viñedo y bodega, pone el alma y el corazón para sacarlo adelante. Cuando, al cabo de seis años, se siente sola, se enfrenta a esa soledad y busca un compañero.

mayteuceda

Mayte Uceda  

¿Cómo ha sido la creación del resto de personajes de la historia?
Para la creación de los personajes secundarios yo siempre analizo la historia desde una perspectiva global, y voy añadiendo los que considero necesarios para enriquecerla. En este caso, decidí contar una historia de amor paralela entre dos personajes secundarios como son Cati, la hija adolescente de Tomás, mano derecha de Alicia en el viñedo, y Álex, un muchacho colombiano, expresidiario e hijo de Enrique, otro trabajador del viñedo.

Ante la soledad de su viudedad, Alicia decide buscar pareja por internet. ¿Por qué cree que ahora es tan fácil ligar, pero encontrar pareja, tan difícil?
Esta pregunta daría para una tesis completa, y comenzaría analizando el cambio producido en la sociedad en los últimos veinte o treinta años; la liberación de la mujer en el ámbito sexual, la alergia al compromiso, la radicación de una sociedad consumista, la exaltación del individualismo y la pérdida de valores. Ligar es fácil, hasta tenemos aplicaciones de teléfono en las que podemos saber si tenemos alguien cerca interesado en un encuentro esporádico. Pero cada vez es más difícil encontrar personas afines dispuestas a adquirir compromisos. La queja más habitual de las personas que buscan pareja es que «no se encuentra gente que merezca la pena».

La novela está ambientada entre viñedos, en Mallorca. ¿Cómo ha sido el proceso de documentación para escribir esta comedia romántica?
Para documentarme contacté con Cati Ribot, de las bodegas mallorquinas Galmés i Ribot. Ella fue quien me instruyó en todo lo concerniente al desarrollo de un viñedo y de una bodega. Cuando al fin visité sus viñedos, después de ocho meses de estar intercambiando información, fue algo muy especial.

El humor y la intriga es clave en esta historia, que además está narrada en primera persona. ¿Cree que esos elementos han sido clave para diferenciarse del resto de novelas románticas?
Me gusta utilizar la voz narrativa en primera persona. Dos de mis tres novelas están narradas de esta forma. En mi opinión, esto provoca una conexión más íntima y cercana con el lector, pero no creo que sea lo que la diferencia del resto. Más bien diría que es la combinación de comedia romántica e intriga, la parte de misterio, de resolver lo que aparentemente no encaja. No es solo una novela de encuentros y desencuentros amorosos. Hay mucho más.

¿De dónde saca la inspiración para contar las peripecias de Alicia?
Unas veces dejándome llevar por la imaginación, otras por la experiencia de sucesos vividos que puedo moldear a mi antojo hasta hacerlos encajar. Me divertí mucho recreando el mundo de Alicia, y aunque lo que le pasa no sea divertido, ella misma se lo toma con humor, resignación y muchas ganas de seguir adelante.

“Alicia y el teorema de los monos infinitos” es su tercera novela, pero es la primera en publicarse en papel por una editorial tan importante como es Planeta. ¿Cómo ha sido ese salto editorial? ¿Se esperaba que una editorial como Planeta se fijara en sus libros?
Yo soy hija de la literatura digital, de esa generación de autores independientes que surgió entre 2011 y 2012. Nunca me planteé enviar mis novelas a las editoriales porque me parecía un reto imposible, y tengo que admitir que me sorprendí bastante cuando la editorial contactó conmigo. No me prometieron nada, simplemente me ofrecieron valorar mi siguiente novela. Cuando la terminé, ocho meses más tarde, la envié y les gustó.

Sus otras dos novelas, “Los Ángeles de La Torre” (2012) y “Un amor para Rebeca” (2014), se pueden encontrar en Amazon, habiendo cosechado ambas un gran éxito entre los lectores. Las primeras críticas de su tercer libro están siendo igual de positivas. ¿Se esperaba tener este éxito como escritora?
Cuando empecé, no esperaba nada. Autopubliqué mi primera novela sin saber a qué atenerme. Confiaba en mi trabajo, eso sí, suelo ser muy perfeccionista y me esforcé mucho para ofrecer un trabajo digno. Pero cabe la posibilidad de que, aunque sea digno, no guste lo que escribes. Afortunadamente, mis novelas están siendo muy bien valoradas y eso me anima a seguir trabajando.

¿Encontrarán los lectores una evolución en su forma de escribir en su tercer libro? ¿Qué diferencias hay con los dos anteriores?
En esta novela los lectores encontrarán una forma de narrar más desenfadada, adaptada al subgénero de comedia romántica. La evolución es algo natural en alguien que, como yo, nunca pensó en dedicarse a escribir novelas. Cuando terminé la primera y busqué en Internet «Los 10 fallos típicos del escritor principiante», los tenía todos. Sin embargo me esforcé en hacerlos desaparecer.

¿Cuándo y por qué decidió empezar a escribir y publicar sus libros?
Fue en algún momento de 2009. Estaba contemplando una torre de estilo neogótico que tengo cerca de mi casa. Por aquel entonces me había dado por leer fantasía: Robert Holdstock, Charlaine Harris, Stephanie Meyer o Anne Rice. Influida por el mundo paranormal, se me ocurrió narrar una historia de vampiros pero sin vampiros. Así nació Los Ángeles de La Torre. ¿Por qué? Tal vez por la necesidad de contar una historia que me parecía que nadie había contado dentro de ese género.

“Alicia y el teorema de los monos infinitos” es una comedia romántica. ¿Es también su género favorito como lectora? ¿Tiene algún autor de referencia dentro de este género?
Soy una lectora todoterreno y no tengo un género favorito. Disfruto mucho con las novelas testimonio. El autor que mayor huella me ha dejado, en este sentido, es el recientemente fallecido, y Premio Nobel de la paz, Elie Wiesel y su «Trilogía de la noche». La leí hace muchos años y me impactó. A partir de ahí, siempre he buscado el poder evocativo de la realidad en los libros. Como libros de cabecera en romántica citaría “Orgullo y prejuicio”, de Jane Austen, “Los puentes de Madison County”, de Robert J. Waller, y “Rebecca” de Daphne du Maurier.

¿Está trabajando actualmente en otros proyectos literarios? Si es así, ¿podría adelantarnos algo?
Tengo un par de proyectos empezados, uno sigue la línea narrativa y sentimental de “Un amor para Rebeca” pero con una temática muy novedosa, y el otro vuelve a ser una comedia romántica ambientada entre el norte de España e Irlanda.

Por último, ¿qué le diría a los lectores para convencerles de que “Alicia y el teorema de los monos infinitos” sea su lectura de este verano?
Pues que es la lectura perfecta para desconectar y pasar un rato divertido, para viajar a lugares entrañables y profundizar en los sentimientos y deseos de un grupo de personas que luchan por lo que quieren. En sus páginas encontrarán amor, deseo, traición, segundas oportunidades, amor por la tierra, generosidad, frustración, deseos cumplidos e incumplidos… y muchas cosas más.

Anuncios

Publicado el julio 18, 2016 en entrevista, Entrevistas, Inicio, Novedades y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: