Reseña: ‘Donde habitan las sombras’, de J. Fran González-Amorós

Una novela tremendamente oscura y misteriosa, cargada de pasados traumáticos que pondrán en duda la locura de los propios personajes

Por: Alberto Berenguer          Twitter: @tukoberenguer

Maquetación 1 (Page 1)

Portada de la novela

Hoy, y por primera vez desde que inicié la andadura en este blog, he de deciros que no sabía cómo realizar esta reseña. No porque tuviera dudas –el libro me ha encantado–, sino más bien porque no sabía cómo describiros la sensación que Donde habitan las sombras ha provocado en mí. Para que os hagáis una idea, mi primer pensamiento tras la lectura de las primeras páginas fue: «¡vaya locura de libro!». Así pues, media hora después frente al ordenador, la hoja de Word seguía en blanco, a la espera de escribir mi primera frase, mi primera palabra, mi primera letra…

Como menciona el propio J. Fran González-Amorós en la sinopsis, «descifrar la trama de esta obra sería descubrir un misterio». ¡Qué gran verdad! Donde habitan las sombras es una novela tremendamente oscura con una gran cantidad de secretos que no quiero desgranar para haceros la lectura más misteriosa. Han sido tantas las emociones surgidas a lo largo de las 388 páginas que conforman la novela que no sé bien cómo explicarlas. Lo mejor es que las experimentéis por vosotros mismos. Pero sí puedo dar algunas pinceladas que os sirvan para situaros en escena.

Donde habitan las sombras comienza con una situación trágica. Lo que en un principio iban a ser unas fabulosas vacaciones familiares acaban siendo una más que tormentosa pesadilla para Alfredo, el protagonista de la novela, quien sufre la ira de una fuerte tormenta desde el interior de su coche. Al despertar, Alfredo comienza a tener brotes de su locura al no poder encontrar ni a Emma –su mujer– ni a Lucía –su hija de ocho años–, pero sí ser capaz de oír sus voces. Voces que hacen que Alfredo entre en el mundo de sus recuerdos y miedos más oscuros. Es a partir de este momento donde el lector irá dando saltos en el tiempo, viajando hacia adelante y hacia atrás en la historia, conociendo a la familia de Alfredo, descubriendo traumas del pasado…Donde habitan las sombras está perfectamente narrada en primera persona por el protagonista y construida en cuatro partes –y un desenlace– con un total de 46 capítulos. Una primera parte –titulada «Emma, Lucía y yo»– en la que seremos testigos de cómo se conocieron Alfredo y su mujer. Una segunda parte –«Ricardo, Sergio y otra vez yo»– en la que comenzaremos a adentrarnos en el pasado y en los miedos más profundos de cada personaje. Una tercera parte –«Descubriendo misterios en el decadente reino de los libros»– en la que empezaremos a ver la luz con ideas que puedan explicar la trama. Una cuarta parte –«Secuelas de la tormenta»– en la que simplemente quedarás boquiabierto. Y finalmente el ansiado desenlace que esclarecerá todos los frentes abiertos durante la obra.

A lo largo de las 388 páginas iremos descubriremos también el pasado de otros personajes, para descubrir sus temores, sus sombras más oscuras. Así pues, conoceremos a Ricardo –hermano gemelo de Alfredo– quien lleva desaparecido desde los 12 años. Este personaje resultará fundamental para el devenir de la novela.

Como menciona Isabel en su blog El salón del libro, «el estilo de J. Fran González-Amorós es muy concreto y particular. Nos hace partícipe de todas las situaciones que ocurren en la novela de forma narrada y con muy pocos diálogos. Por tanto, es un libro para saborearlo, para leer despacio». De lo contrario no podrás llegar a entenderlo, pues las historias que el autor rojalero nos desvela son un tanto complejas.

Sin duda alguna el aspecto que más me ha gustado de Donde habitan las sombras es la maravillosa y compleja construcción psicológica de todos sus personajes. En un libro como este, en donde los verdaderos protagonistas no son los personajes sino las sombras que arrastran cada uno de ellos, el componente psicológico resulta fundamental. Y J. Fran González-Amorós consigue que el lector penetre en la mente de Emma –sintiendo su temor, su inseguridad–, en la mente de Ricardo –sintiendo su pánico, su silencio–, en la mente de Alfonso –sintiendo su locura, sus alucinaciones, su letargo, su miedo a lo desconocido–… Y todo ello de la manera más realista posible. En mi opinión, este es ha sido el aspecto clave del libro.

En resumen, Donde habitan las sombras es una historia mucho más que recomendable por su forma y contenido. Una novela psicológica con una gran historia de miedos, amor, sombras y oscuridad que logrará alcanzar la luz más pura. Estoy convencido de que tras su lectura quedaréis marcados por sus personajes. ¡Y quién sabe! Tal vez os ayude a descubrir el motivo de vuestros propios miedos.

Agradecer a la Editorial Círculo Rojo y a J. Fran González-Amorós por crear esta fantástica obra, facilitarnos un ejemplar y dedicarnos unas bonitas palabras:

«Para De Lectura Obligada,

Espero que disfrutéis  con mi lectura y con cada una de las historias que iréis descubriendo en esta novela.

Con afecto,

J. Fran González-Amorós.»

Anuncios

Publicado el octubre 17, 2016 en Inicio, Reseñas, Reseñas DLO y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Es un truño de libro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: