‘El ocaso de la adolescencia’ el despertar poético a la realidad de un joven poeta

Jacobo López busca una poesía personal , “con nombre y apellido” en su obra debut

Por: Tania Baeza
ocasoJacobo López Felipe, nacido en 1997, es un joven poeta que está promocionando su primera obra: El ocaso de la adolescencia. El subtítulo de la colección de poemas deja claro aquello que quiere transmitir. “De como un adolescente entra en el mundo de los adultos sin haber dejado de ser un crio”. La calidad de su obra está reconocida por premios como el de la Biblioteca Valenciana de poesía 2015, que contó con Santiago Posteguillo como miembro del jurado.


Su obra destacada por la multiplicidad temática: amor, política, problemas sociales… ¿Es un reflejo de las preocupaciones de un joven?
Supongo que es un reflejo de un joven medio, espero, por lo menos. Por lo general, con la gente que me rodeo, solemos tratar los temas que se ven reflejados en las poesías. Si soy sincero, debo añadir que no premedito las poesías, las escribo en función de lo que se me ocurre, por lo que, en definitiva, no cabe duda de que, por lo menos, sí que son mis preocupaciones.

Pese a esa multiplicidad, ¿existe un hilo conductor entre todos los poemas?
Existe. Las poesías están ordenadas en orden cronológico, de hecho. Una persona cercana a mí que leyera la obra sabría datar sin mucho error cuándo escribí cada poesía. Pero ya está, no hay otro hilo que seguir, solo la cronología.

¿Por qué ‘El ocaso de la adolescencia’ como título?
Porque lo escribí durante mi año sabático de estudios, fue el momento en el que a nivel legal como personal uno dijo “Vaya, así es la vida en realidad”. Por suerte o por desgracia, esa realidad con la que nos topamos no es para nada la realidad que pensábamos al principio de la adolescencia. No sé si me explico… Tal vez durante la adolescencia miramos a los adultos y los imitamos con la cierta barrera que supone la minoría de edad, hasta que ¡Hola, responsabilidades! Ese, ese es el ocaso de la adolescencia.

El título va acompañado de un subtítulo esclarecedor. ¿Qué nos puede contar de él?
Pienso que mi generación ha sido excesivamente mimada. Se nos ha contado que somos superespeciales y que molamos mogollón pero la realidad no es esa. Eso es lo que nos ha hecho llegar al mundo adulto como niños. Yo no soy menos, sigo pensando que soy un crío y que no estoy tan preparado como pintan los expertos. Eso ha creado nuevos problemas y lo llamado adulescencia. Tal vez es por eso que muchos somos niños enfrentados a un mundo de adultos, niños que debido a una incorrecta adaptación al nuevo mundo tecnológico hemos perdido mucha parte de nuestra humanidad y nuestras capacidades sociales. Es eso lo que trato de decir “Hola, soy un adolescente y he llegado aquí, pero no tengo ni idea de cómo sobrevivir” y en el poemario voy comentando los pensamientos que voy teniendo a lo largo de mi estancia en ese mundo, el de los adultos.

La obra está compuesta por 55 poemas, muy distintos en temas -como hemos visto, pero también en métrica. ¿Cómo definiría su estilo poético?
Pienso que es un estilo en métrica muy actual, pero que trata de repudiar la poesía de nuestros días. Es verso libre y rara vez rimo, pero está lleno de figuras literarias y metáforas, con fuertes referencias a leyes cuánticas y a otros poetas famosos. Hay quienes dicen que leer mi poesía es como estar teniendo una conversación conmigo, tal vez más que poesía sea un mero coloquio mental con el lector. Por otro lado a veces peco en buscar hacer algo realmente culto, más que nada porque no me gusta lo que leo en la nueva poesía. Parece que no se pueda triunfar sin soltar un follar o un coño, y que más allá de una serie de palabras tabú no haya nada más. Me gusta llamar a esa clase de poesía, poesía para madrileños, y es porque no solo suele ubicarse en lugares de Madrid, también es una poesía muy impersonal. Una poesía sin nombre ni apellidos. Yo quiero todo lo contrario, que mi poesía tenga nombre y apellidos. Que trascienda más allá de lloriquear por unos minutillos sexuales con la primera persona que pilles.

De todos los poemas, ¿cuál sería su favorito?
No sabría decir cual es mi favorita. Por elegir… La XX está dedicada a mis hermanos y me gusta. La IV fue un cuarteto que improvisé para declararme a mi pareja y me encanta, la verdad. Pero en general me gustan todos… En el poemario están los 55 poemas de unos 300 que escribí a lo largo de mi año sabático y me deshice de los que me parecían más sosos o que no decían nada.

INVITACIONQueremos conocer un poco más a Jacobo. ¿Cómo llegó al mundo de la poesía?
Desde pequeño siempre he querido ser escritor. Y cuando tengo un fuerte sentimiento dentro de mí, escribo, por lo general, poesía o ensayo. Hubo una época muy convulsa en mi vida en la que empecé a escribir poesía a diario y se alargó mucho tiempo. En la última etapa, que fue mi año sabático, recogí los que escribí que más me gustaban de ese periodo y busqué a alguien que los publicara.

Casi todos tenemos personas a las que nos gustaría parecernos, ¿quienes son sus referentes poéticos?
Mis referente por excelencia es Baudelaire. De todos modos, también mamo de la poesía de Becquer, Machado, Rimbaud… También, a pesar de la temática de algunas de mis poesías, debo decir que hay poetas a los que no trago, como Miguel Hernández o Vicente Andrés Estellés, todo y que del segundo hay poesías -una o dos- que me chiflan. Eso creo que también me marca porque huyo de su forma de hacer poesía. Por no hablar de los poetwitteros actuales.

¿Cómo recibieron sus familiares y amigos sus deseos de publicar un poemario?
Antes de publicarlo, como un imposible. Como que acabaría durmiendo debajo de un puente si seguía peleando por ser escritor. Con que me dedicara a hacer otras cosas. Mi núcleo familiar -padres y hermanos- tenían más fe, pero siempre me recordaban que debía tener los pies en la tierra. A posterior de publicarlo, muchos de los familiares presumieron de ello y me felicitaron. Lo único que mantienen de lo que decían entonces es que acabaré durmiendo debajo de un puente. Y ojo, lo secundo.

Abordemos ahora el proceso de publicación. ¿Cuándo supo que estaba preparado para que su obra viera la luz?
Llevo mucho tiempo publicando, pero lo que me hizo dar el paso fue acabar una obra a la que, desde mi punto de vista, no le sobraba nada.

¿Cómo llegó a Bubok Publishing?
Mi hermano Borja me la recomendó cuando tenía 15 años. No fue mi primera opción, ni la cuarta, porque quería que alguien apostara por ella aunque fuera un poco. Cuando me di cuenta de la realidad -y siguiendo lo expresado anteriormente- pues fui al que no arriesgaba conmigo pero, por lo menos, me permitía que existiera la obra sin pagar una cantidad exagerada por publicar.

Tras su experiencia con esta plataforma, ¿recomendaría esta plataforma a otros autores que quieran ver su obra publicada?
Sí, la recomendaría, pero no como primera opción. A mi me rechazaron casi 100 editoriales -durante el proceso descubrí que existian muchísimas-. Otras pocas buscaron que les pagara en exceso por mis obras. Es comprensible, no le guardo rencor a nadie. Acudí a Bubok cuando no quería seguir invirtiendo tanto tiempo en algo que, al parecer, nadie le iba a dar el valor que yo le daba.

Cuente a los lectores que puedan estar interesados cómo pueden conseguir su obra.
Pueden conseguir mi obra en bubok (en el siguiente enlace). El libro físico vale 9,50 y viene con el ebook de regalo. El Ebook vale 2 euros.

¿Qué comentarios le han llegado de quienes ya hayan podido disfrutar de su poemario?
En general dicen que les gusta bastante la obra. Piensan que es bueno que mi poesía refleje mi forma de ser y de pensar. También gustan mucho las metáforas y el toque diferencial que marca la crítica política; no obstante, los poemas que más gustan son los románticos. Aprecian mucho la habilidad de introducir referencias a los clásicos en las poesías.

Una de las oportunidades de conocer a sus lectores fue la presentación en Valencia. ¿Cómo vivió aquel acto?
Nervioso. Estuve preparándola con antelación y lo esperé con emoción. Participó mucho el público y recibí una cálida acogida, lo que agradecí ya que me hizo sentir más cómodo. Pienso repetir la experiencia, sinceramente. Creo que es lo más emocionante de ser escritor, la vidilla de las presentaciones y las entrevistas. También comprobé que la poesía se vende mejor recitada que vendiendo el libro, gana mucho.

 

Anuncios

Publicado el marzo 18, 2017 en Inicio, poesía, Valencia y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: