‘Contracorriente’ es la propuesta de Patricia Alcantud

La escritora riojana Patricia Alcantud opta por la escritura manual antes de plasmar sus obras sobre word

Con cuatro novelas publicadas, ¿se considera escritora? 
Escritora… No sé si puedo considerarme escritora como tal, puesto que considero que esa palabra no depende del número de novelas publicadas; sino de la continuidad e implicación en todo este proceso de la escritura y también del resultado que uno consiga con dichas publicaciones. 

Fuente: goodreads

De todas formas, supongo que sí, algo dentro de mí está respondiendo a esta pregunta y asintiendo con fuerza. Me considero escritora porque es algo que vive conmigo, casi como una parte de mi cuerpo. Adoro escribir y, sobre todo, poder llegar al corazón de las personas.

¿Cuándo decidió que quería compartir sus historias con otros?
Siempre he escrito, desde que aprendí a hacerlo. Ya entonces, siendo una niña, comencé a mostrar mis escritos a mis compañeros/as y, en especial, a mi profesora y tutora por aquel entonces, Maribel. Ella siempre me animó a seguir escribiendo y participé, con su ayuda, en varios concursos infantiles. 

Fue hace aproximadamente cuatro años cuando decidí que ya era hora de intentarlo, que no quería que mis historias se quedaran perdidas en mis cuadernos. Así que empecé a publicar fragmentos sueltos en un par de páginas de escritores y lectores. En esas páginas conocí a personas que me motivaron mucho y me animaron a dar un paso más. Y fue entonces cuando envié mi primer libro: Enséñame a Querer a editoriales. Este libro fue con el que me di a conocer y siempre será para mí un libro especial, por ese motivo y por el significado que guarda esa historia en mi propia vida.

Las primeras obras las publicó con una editorial, pero ahora se autopublica. Un proceso que han seguido muchos escritores jóvenes. ¿A qué se debe este cambio?
La verdad es que preferiría no entrar en detalles; pero tengo que decir que mi experiencia publicando con editorial no ha sido del todo buena. Por ello, decidí probar en el mundo de la autopublicación. También para poder tener el derecho sobre mis obras, en cuanto a promoción, precio, diseño, ventas, etc.

¿Cómo vivió el confinamiento en la faceta literaria? 
Sinceramente, no he podido escribir. O no he querido, no lo sé. La cuestión es que llevo tiempo aparcando la escritura, debido a falta de tiempo y porque he tratado de priorizar los momentos con la familia. Tengo dos hijas, una adolescente y otra de seis añitos… y, la verdad, es complicado llegar a todo y sacar tiempo para una misma.

Nos adentramos ya en sus obras. ¿En qué género las enmarcaría? 
Mis tres primeras novelas: Enséñame a Querer, Enséñame a Olvidar y Desde la otra orilla, pueden considerarse románticas; pero también diría que contienen drama. Esto es porque, a pesar de que siempre escribo sobre el amor, ya que considero que es uno de los motores principales que mueve el mundo; tiendo a dramatizar mis historias. No sé bien por qué lo hago, supongo que va conmigo y con mi personalidad como escritora; pero me gusta hablar sobre el dolor y las partes duras de la vida. 

De eso precisamente trata mi última novela: Contracorriente. Esta puede encasillarse directamente en género dramático, aunque también contiene romance. Es un libro muy diferente a los anteriores que he publicado. Es duro, es conmovedor y cruel a partes iguales, pero es real. Es, para mí  y sin ánimo de resultar egocéntrica, mi mejor libro escrito hasta el momento; pero supongo que eso no debería juzgarlo yo y que, por supuesto, es cuestión de gustos.

¿Cómo definiría su estilo?
Directo. Suelen decirme que mis escritos son buenos precisamente por eso, por mi lenguaje sencillo pero lleno de sentimientos. Pongo el alma en cada palabra y trato de llegar al corazón de quien me lee.

Todos los escritores tienen referentes , ¿podría hablarnos de los suyos? 
Me gusta muchísimo Federico Moccia, aunque me pasa algo contradictorio con este escritor. No me han llegado al alma todos sus libros; pero con “Tres metros sobre el cielo” y los siguientes de esa historia, me ganó por completo como lectora. Me gusta su forma de escribir, aunque sea muy distinta a la mía.

También me gusta el estilo de Elísabet Benavent, sus historias son directas, divertidas y llenas de sentimiento.

Hay muchos más escritores a los que admiro, como, por ejemplo, Jojo Moyes, Raquel Martos (me enamoró su libro “Los besos no se gastan”, Estrella Correa, Julia Navarro, Alice Kellen (esta chica tiene magia en las palabras), y así podría decir muchos más. Sin embargo, creo que no me fijo en nadie a la hora de escribir mis propias historias; simplemente me dejo llevar y hago (y escribo) lo que me dictan el corazón y la cabeza.

¿A qué tipo de lectores se imagina disfrutando de sus novelas?
Creo que me leen más las mujeres que los hombres. Desconozco el motivo, quizá porque suelen ser más aficionadas a este tipo de novelas y porque suelo narrar desde el punto de vista de una mujer. Tengo este dato basándome en los comentarios, ventas personales y demás que han sido realizados sobre los libros; pero supongo (y espero) que también haya hombres entre mis lectores. Al final, todos sentimos y vivimos.

Los escritores poco conocidos deben luchar contra grandes campañas promocionales de autores muy conocidos. ¿Qué estrategia sigue para dar a conocer sus obras?
Pues si tengo que decir la verdad, debo reconocer que no me implico demasiado en la autopromoción de mis novelas y quizá sea por eso que no obtengo los resultados deseados. Al principio sí que lo intenté: publicaba fragmentos e imágenes de mis libros en redes sociales, buscaba eventos literarios, me anunciaba como escritora. Pero, con el tiempo, fui aparcando todo eso porque me ocupaba mucho tiempo y no conseguía lo que buscaba. Soy consciente de que este camino no es fácil, que es muy complicado darte a conocer en un mundo donde existimos tantas personas que escriben y que, para un lector que no te conoce, es un riesgo darte una oportunidad como escritora habiendo tantos libros por leer. De todas formas, he tenido la suerte de encontrar personas así que, sin conocerme, se interesaron en mis libros y compartieron conmigo sus opiniones, haciéndome muy feliz.

Actualmente, como digo, estoy un poco “perdida” con esto de darme a conocer, pero confío en encontrar el camino y la motivación que, a veces, me falta.

Desde la otra orilla es su última obra. ¿Qué le diría al lector para que sienta interés por sumergirse en la historia?
Mi última obra publicada es Contracorriente. De esta novela no puedo decir nada más que: “¡Léela!” 

Es mi libro preferido de todos los que he escrito por el tema que trata, con el cual empatizo mucho. Habla sobre la trata de personas, en este caso niñas; personas que se ven obligadas a vivir una vida que no se merecen ni quieren vivir. Habla sobre la libertad, la lucha por encontrarla, y también sobre la amistad y el amor; puesto que, afortunadamente, siempre habrá personas buenas en el mundo. Es una historia fuerte, lo tengo que decir; tal vez no apta para toda clase de personas. Pero es una historia que, aunque sale por completo de mi imaginación, narra cosas que pasan, por desgracia, en todas partes del mundo.

Al lector que esté dudando sobre si darle una oportunidad, le podría asegurar que no le va a dejar indiferente. Puede que la ame o puede que la odie (creo que es de esos libros), pero le va a remover por dentro, de eso estoy segura.

Explíquenos el proceso de creación de los personajes y la ambientación. 
El proceso… en mi caso no tiene un orden. La idea llega a mi mente y se va cociendo allí a fuego lento durante un tiempo; van llegándome momentos, escenas como si de una película se tratase y frases sueltas que suelo ir apuntando donde pillo. Después, en el momento que siento que debo hacerlo y que de verdad me nace, me pongo manos a la obra. Comienzo siempre escribiendo sobre papel, siento que no podría hacerlo de otra forma. Así, en un cuaderno, voy poniendo detalles sobre mis personajes, quitando unos, añadiendo otros… y voy juntando las escenas.

Posteriormente, cuando ya lo tengo escrito y ordenado en un cuaderno, me dispongo a pasarlo al ordenador. Y, por supuesto, a corregirlo (unas cuantas veces) y modificar alguna que otra cosa.

Para acabar la entrevista, ¿cómo pueden adquirir los lectores sus obras?
Todas mis obras están publicadas en Amazon, tanto en formato digital como en papel. También las vendo yo personalmente, firmadas y dedicadas; las envío a casa de los lectores interesados. Las dos primeras novelas están en la librería Santos Ochoa, pero solo en mi ciudad, por lo que es más difícil encontrarlas de ese modo. 

Para finalizar, quiero darle las gracias a Tania por haberme dedicado un pedacito de su tiempo y por aceptar hacerme esta entrevista. Para nosotros, los autores, son empujoncitos que agradecemos mucho. Ha sido un placer compartir esto contigo y con todos vosotros. ¡Un abrazo!

Publicado el enero 23, 2021 en entrevista, Inicio, novela y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: