Archivo de la categoría: Entrevistas

Ángel Medina: “Vaticano III va más allá de la ficción y de lo sugerente”

Vaticano III narra la lucha de un Papa procedente de un mundo sojuzgado que recibe una visión y para llevarla a cabo necesita realizar un gesto que asombrará a todos y escandalizará a muchos

Por: Alberto Berenguer        Twitter: @tukoberenguer

Vaticano_III_cubierta.pdf_160Muchas novelas están ambientadas en el escenario del Vaticano como El código Da Vinci o Las Sandalias del Pescador, ¿qué le motivó a escenificar su historia en el Vaticano?
En la sinopsis de la novela hago la observación de que el mundo es como un tablero cuyas fichas se interrelacionan. No cabe duda que el Vaticano ocupa un lugar preponderante en el mundo y por tanto, si esa ficha se mueve podría influir en el resto. Las novelas que cita, la primera es de ficción y entretenimiento. En cuanto a la segunda el argumento concluye con una sugerencia. Vaticano III va más allá de la ficción y de lo sugerente.

Vaticano III narra la lucha de un Papa procedente de un mundo sojuzgado que recibe una visión y para realizarla necesita realizar un gesto que asombrará a todos y escandalizará a muchos.

¿Qué ocurriría si los intereses de Occidente temieran ser perjudicado? ¿Lo toleraría el capitalismo? ¿Resurgiría con mayor fuerza el comunismo? ¿Lo aprovecharía el gigante chino para imponerse en los Mercados internacionales? ¿Se expandiría el Islam? ¿Cómo reaccionaría Israel ante la amenaza? Y todo esto con un final imprevisible.

Siguiendo con la ambientación de su nueva novela, ¿encontró dificultades inesperadas durante la narración?
Las dificultades a la hora de escribir suelen ser previas y por ello hay que precisar el guión,  desarrollar el esquema y documentarse. Por ejemplo, en un capítulo determinado tengo que “hacer ver” al lector cómo es por dentro un concilio (interiores, personajes, vestimenta, etc.…) Y todo ello en una página. Por eso, antes de empezar a escribir hago acopio de la documentación que voy a necesitar.

¿Resulta complicado innovar en un tema tan recurrente dentro de la literatura universal?
Entiendo que está casi todo dicho o escrito. Por eso, si se quiere ofrecer al lector un libro que le “diga algo” y pueda resultar interesante, hay que recurrir a temas lo más inéditos posibles; y si ya hay algo  escrito sobre él, lo más diferente. En este sentido intento que mis libros respondan al  criterio de lo novedoso, susciten interés y ofrezcan algo que no ha sido dicho antes.

¿Por qué eligió Vaticano III como título para su novela?
El título refleja el ambiente en el cual transcurre parte del relato. Como se han celebrado hasta ahora dos concilios, me pareció de interés titularlo “Vaticano III”, pues aún quedan muchas cosas por decirse y hacerse y  desde el anterior han transcurrido más de 50 años. Lo que se propone en mi novela es arriesgado, incluso utópico, pero no imposible. Lee el resto de esta entrada

‘La rebelión de las hadas’ será la próxima novela de Marcos Rodríguez

El autor, Marcos Rodríguez, pese a su juventud, ya ha publicado dos libros en solitario y participado con relatos en varias obras colectivas

 

Antes de hablar de su próximo libro, queremos conocer a Marcos Rodríguez. ¿Qué autornos contaría de él?
Supongo que más allá del arte solo soy un chico normal que observa demasiado y no puede concentrarse durante más de cinco minutos. Me gusta salir con mis amigos, escuchar música tumbado en la cama y divagar mientras garabateo dibujos que rara vez termino.

Además de la escritura y la fotografía, ¿qué otras pasiones confesables tiene?
Creo que la ilustración, el cine, la música y el café son los pilares básicos de mi vida, pero también adoro la pintura, el collage, el bricolaje, la acuariofilia y la cocina. Otra cosa muy presente en mi día a día es Instagram, porque me permite consumir muchísimo arte al mismo tiempo y me resulta verdaderamente estimulante.

Su estancia en Eslovaquia, ¿le ha influido como escritor? ¿Qué le ha aportado personalmente?
Creo que más que influirme me ha resultado inspiradora, pues he podido aprender muchas cosas sobre diferentes culturas y empaparme de escenarios y paisajes que nada tienen que ver con aquellos a los que estoy acostumbrado. Personalmente me ha abierto la mente y me ha aportado empatía y paciencia, ya que mi estancia aquí la he dedicado a trabajar con niños en situación de pobreza y exclusión social.

Ahora sí, hablemos de su próximo proyecto. ¿Cómo surgió la idea de publicar La rebelión de las hadas?
En realidad, la primera idea relacionada con esta novela la tuve hace casi diez años, cuando estaba en el instituto. Tras publicar ¿Los Caracoles Tienen Boca? encontré, de repente, las notas sobre el mundo de Embelow que tenía guardadas y decidí que a esta historia le había el llegado el momento de ser contada. A pesar de que cambié gran parte de la idea original, hay muchos elementos que han permanecido, como el personaje de Anthea. Lee el resto de esta entrada

Luces en el mar, de Miquel Reina.

 

¿Cómo surgió Luces en el mar?luces-en-el-mar

Cada vez que cuento de donde surgió la inspiración para escribir Luces en el mar, la gente me mira de una forma extraña, como si no acabara de creérselo. ¡Y la verdad, no los culpo! Aquí va la historia…
Durante el último año de mis estudios universitarios, asistía a una asignatura de cine en la que nos mandaron la tarea de escribir un pequeño guión para un corto de animación que posteriormente deberíamos realizar. 
Pasé semanas anotando ideas, leyendo, mirando documentales, series y películas, buscando por internet y viendo pasar las nubes tras mi ventana, pero nada. No daba con ninguna idea que me convenciera lo suficiente. Así que una mañana, harto de tanto pensar, decidí dejar la libreta de notas a un lado y tomarme el día libre. Recuerdo que me preparé un buen desayuno y simplemente me senté en silencio en la mesa de la sala de estar de mis padres. Entonces mi mirada se posó en la casa de muñecas amarilla que reposaba en lo alto de una estantería. 

Lee el resto de esta entrada

Hugo Holmes, de adolescente marginado a detective

Rocio S. Cortés ha escrito un libro de detectives para jóvenes que disfrutan resolviendo misterios


portadaPor: Tania J. Baeza
¿Quién es Hugo Holmes?
Hugo es un chaval que vive en un pequeño pueblo de Granada y que sueña con ser un gran detective, tan bueno como lo fue Sherlock Holmes.

Quiere aprender a ser detective en un mundo en el que se aprovecha cualquier diferencia como una debilidad y en el que las personas tratan de tirar tus sueños porque son raros.

Él ha crecido leyendo los libros de Holmes y lo tiene como un ídolo a seguir. Él quiere o trata de aprender sus técnicas de deducción, seguir sus consejos como guiarse por la razón y echar a un lado los sentimientos.

Pero digamos que Hugo no es perfecto y le es difícil ir tras los pasos de Sherlock.

¿Cómo surgió su historia?
Siempre me ha gustado leer novelas de misterio y me preguntaba cómo algunos escritores tenían la capacidad de hacerlas tan increíbles. ¿Cómo decidían cuando añadir cada pista a lo largo de la historia? ¿Cómo mantener el misterio hasta el final? ¿Cómo enlazan la vida del protagonista con el misterio al que se enfrenta?

Ante tantas dudas, empecé a buscar respuestas, pensando cómo lo haría yo.

Poco a poco, fue surgiendo esta historia, pero necesitaba más. Quería que fuera más real con respecto al protagonista. Es decir, casi todos los detectives de novelas o la televisión son prácticamente perfectos, algo gafes porque les surgen casos a cada lado que van, son muy inteligentes y con unas técnicas de deducción casi inhumanas. Entonces pensé ¿qué pasaría si una persona verdaderamente intentase imitarles, quisiera ser tan buen detective como ellos? Y…nació Hugo.

De forma breve, ¿cuál sería su sinopsis de la obra?
Como ya he dicho, Hugo es un adolescente que quiere ser tan buen detective como lo fue Sherlcok Holmes. Para ello, trata de aprender sus técnicas y seguir sus consejos; pero eso no parece ser tan fácil y tampoco suficiente. No ayuda que sus compañeros le consideren un pringado por esos gustos que tiene y que los pequeños casos que se les presentan no se resuelvan satisfactoriamente. Él tiene una única mejor amiga llamada Elena, quien lo apoya de manera incondicional y quien le indica que tal vez necesite encontrar un Watson que le ayude en el tema de los detectives.

Mientras está en ello, alumnos en el instituto empiezan a faltar a clase y, lo que para los demás parece una cosa sin importancia, para Hugo será algo raro, quizá un misterio que deba resolver. ¿Estará en lo cierto? ¿O estará un poco obsesionado con el tema de los detectives?

Y ahí comienza todo.

¿Por qué decidió que Hugo fuera el marginado de clase, al que todos llaman friki-detective?
Porque he observado que los héroes habituales suelen ser muy populares, queridos y sin errores en su vida. Son tan perfectos que parecen falsos y poco cercanos.

No todo el mundo es así, casi todos hemos tenido que pelear y aprender para crecer. Los marginados también pueden ser héroes.

Yo necesitaba un protagonista real, con errores, que se cayese y se levantase mil veces, y que luchase por lo que quiere, a pesar del mundo.

Por suerte tiene a Elena. ¿Qué le aporta este personaje al protagonista?
Elena es el sentimiento que le falta a Hugo. Ella es la que hace tan difícil seguir el consejo de “un buen detective no se guía por sentimientos, sólo por la razón”.

Elena es…todo para Hugo. Es su amiga, desde siempre. Ella no se burla de él como hace el resto y, para su alivio, le apoya en su pasión por los detectives. Ella le aporta la amistad, el consejo e incluso la regañina que a veces necesita para afrontar los problemas que se le presentan. Lee el resto de esta entrada

‘Entre el odio y la venganza’, un libro para quienes disfrutan conociendo la historia de España

Alfonso García López descubre el papel de Cruz Roja en la Guerra Civil 

odio¿Cómo surgió Entre el odio y la venganza?
Al terminar mi anterior libro –Cruz Roja y Galicia unidas por la historia-, descubrí en el Centro de documentación y Archivo de Cruz Roja Española en Madrid, importante documentación no explorada, sobre la guerra civil. A partir de ahí entré en contacto con el Archivo del CICR en Ginebra y con el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca.

¿Por qué eligió ese título? ¿Barajó algún otro?
Tan solo unos días antes de enviarlo al editor, encontré un título que me gustaba. Creo que define de forma contundente el ambiente de hostilidad en el que los delegados del CICR  llevaron a cabo su misión. Entre ambas pasiones, en una posición de neutralidad, trabajaron como buenos samaritanos.

El libro trata sobre la Guerra Civil española, de la que se han hecho cientos de películas y escrito libros de todo tiempo, ¿se puede decir algo que todavía no se haya contado?Creo que el contenido del libro pone de manifiesto que, pese a haberse escrito cientos de miles de páginas sobre tan trágico período, era posible decir algo nuevo.

Los fondos del  archivo del Comité Internacional sobre nuestra guerra, son tan voluminosos –300.000 documentos- que algo más se podrá decir, porque yo he leído en torno a 15.000, tan solo un 5 % de ellos.

Y, ¿qué diría a quienes piensan que se debería dejar de investigar sobre este punto de la historia para pasar página?
Conocer la historia de una familia, de una institución, de una nación, es fundamental para arraigar el sentido de identidad y pertenencia; desconocer quién somos es como un “alzheimer” nacional. Conocer sin ira, sin odio, sin afán de venganza, sí; hacerlo poniendo la pasión sobre la razón, no; olvidar, tampoco, porque supone perder la identidad nacional.

¿Fue fácil acceder a toda la información de Cruz Roja Internacional?
La verdad es que ha resultado complicado acceder a los fondos digitalizados que entregó el CICR al Gobierno de España el año 2008, que se conservan en Salamanca. A pesar de haber transcurrido más de ocho años desde entonces, no se puede acceder a través de internet, a pesar de que fueron entregados perfectamente catalogados.

Conseguí el catálogo de los fondos en el ACICR de Ginebra y descubrí, que, pese a constituir un todo, una parte estaba en Salamanca y otra parte, olvidada, en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el centro de reproducción de documentos.

Además de los documentos digitalizados por Cruz Roja, ¿qué otras fuentes de información ha utilizado?
Las fuentes archívisticas básicas han sido el ACICR y el Centro de Documentación y Archivo de CRE. Con carácter complementario he recurrido al Archivo Histórico del Ejército del Aire en Villaviciosa de Odón, Archivo General de la Administración en Alcalá de Henares y Archivo General Militar en Ávila. Lee el resto de esta entrada

Laura Espinosa Solano: “Escribo y leo fantasía porque es un género en el que no existen fronteras”

Habla sobre su novela de fantasía Mestiza, sobre su próximo proyecto, sobre la necesidad de un aumento de actividades culturales en su población natal, Almoradí, y también sobre Laura Gallego como autora de cabecera

Por: Alberto Berenguer       Twitter: @tukoberenguer

dsc0096-copy

Laura Espinosa en la presentación de su novela “Mestiza” de Ediciones Atlantis

Para aquellos que no conozca a la almoradidense Laura Espinosa, ¿cómo se definiría como escritora?
Ante todo soy humilde, es decir, no soy una profesional, sino que soy una escritora novel, novata, pero lo compenso con mi entusiasmo a la hora de escribir. No me dejo guiar por aquello que “se lleva” en ese momento, sino que escribo lo que me sale de dentro, escribo sobre aquello que me apasiona, por lo que no encontraréis en mis novelas algo que busca ser comercial. Ante todo, me gustaría recalcar que escribo porque me gusta, porque me hace sentir libre y alejada de todos los problemas de alrededor. Es mi vía de escape, así que, pese a no ser profesional, pongo toda mi alma y mi corazón en todo lo que escribo.

¿Cuándo comenzó a escribir?
Empecé a escribir cuando estaba en la ESO, en el año 2007, para ser exactos, justo un año después de leer Memorias de Idhún, de Laura Gallego, gracias al consejo de una de mis profesoras. Empecé a escribir relatos cortos, pero después de tres años, empecé con mi primera novela, en el 2010.

¿Se presentó en alguna ocasión a algún concurso literario?
Me he presentado a más de un concurso literario. Como ya he dicho, empecé escribiendo relatos cortos, porque mi profesora de lengua y literatura encontró la oportunidad perfecta de desarrollar nuestras dotes de escritores cuando escuchó hablar de un concurso llamado “Los mejores relatos breves juveniles de la provincia de Alicante”. Nos animó a escribir un relato y a llevarlo a concurso, y fui la única de mi curso que presentó uno, sin muchas expectativas, ya que solo 100 de los más de 2000 relatos que se presentaban, llegaban a ser publicados, y solo 10 de esos 100 recibían premio.

He de decir que mi relato, llamado La máquina del tiempo no fue uno de los 10 ganadores, pero salió publicado y, en el acto de entrega de premios, alabaron el trabajo de todos aquellos que habían hecho posible que el libro estuviera publicado. En ese momento me di cuenta de que, quizá, podría dárseme bien aquello de escribir, que en ese momento me parecía tan ambiguo.

Presenté los relatos durante dos años más, y en todas las ocasiones, pese a no quedar entre los 10 mejores, sí salieron publicados. Después de eso, al acabar varias novelas, más extensas, presenté dos de ellas a dos concursos. Emmelie no ha tenido la suerte de ganar el concurso al que fue presentada, pero hay una editorial que se ha interesado por ella y pronto tendremos noticias de su edición. Por otro lado, una de ellas sigue pendiente del fallo del jurado, que puede salir en cualquier momento del primer trimestre de este año nuevo. Estaremos pendientes.

Hace más de 5 años comenzó a trabajar en su novela Mestiza. ¿Qué sintió cuando tuvo en el 2016 un ejemplar sobre sus manos?
Pues te mentiría si te dijese que no lloré. Sentí un montón de cosas a la vez, desde la felicidad más intensa, hasta la más profunda angustia, por pensar en cuánta gente iba a leer y a juzgar algo tan personal. Aun así, creo que el sentimiento que predominó durante esos momentos fue el orgullo. Me había costado mucho llegar hasta ahí, Mestiza formaba parte de mi vida, de mí misma. Era algo que había crecido conmigo, y por fin veía los frutos de ese trabajo. El interés mostrado por la editorial así como el de la gente que se había leído el libro y había hecho reseñas, fue más que suficiente para que todas mis dudas se disiparan. Lee el resto de esta entrada

‘Convénzeme’ el programa literario de Mercedes Milá

milaDesde hace algunas semanas el programa Página2, de La2 deTVE, no está solo en su tarea de difusión de la literatura entre los telespectarores españoles.

El canal Be Mad, disponible en la TDT, emite los domingos a las 20.30 horas el programa Convénzeme. En él, la presentadora, Mercedes Milá, conversa con lectores anónimos y conocidos sobre libros. Entre los rostros populares que han participado hasta ahora destacan Javier Sardà o Lucia Etxebarria, que tuvo que escuchar una dura crítica hacia una de sus obras realizada por una lectora anónima.  Lee el resto de esta entrada

‘Hacia el aire’, es un libro de reflexión gráfica utilizando el ciprés como símbolo

El autor Lucas Ramírez Pérez invita a que el lector busque los mensajes que las imágenes plantean

Por: Alberto Berenguer          Twitter: @tukoberenguer

la-cubierta

La cubierta del libro

Hacia el aire es un libro de reflexión gráfica utilizando el ciprés como símbolo. Algunos autores como Miguel Delibes reflexionó en su obra, La sombra del ciprés es alargada, sobre la angustia de desprenderse de numerosos elementos de gran valor con el paso del tiempo. ¿Qué le transmite a usted dicha especie arbórea mediterránea?
El ciprés me parece el colmo de la elegancia en lo que a árboles se refiere, representa el estilo y la serenidad, bajo una mirada estrictamente humana. Fíjese en un bosquecillo natural mediterráneo entre cuyos habitantes haya cipreses, ¿no es esta especie la que más descolla entre todos ellos, no llama la atención desde cualquier distancia?

Sabemos que la idea del libro comienza desde que vio unos dibujos de su infancia. ¿Cómo fue ese momento de afrontar su realidad desde una visión pasada?
Pasé mi infancia viendo a mi padre dibujar porque era demasiado chico para ir al colegio, eso es verdad. Empecé estudiando Delineación Industrial pero al final, me licencié como Biólogo Ambiental. Y logré trabajar en ello unos años. Y dibujaba. Mi propósito respecto a los árboles, como naturalista, era catalogar en ilustraciones todos los árboles del mundo, diferentes colecciones que empezaron con los Árboles Mediterráneos.

Suponemos que descartaría las ilustraciones menos representativas o aquellas que menos le transmitieron. Pero, ¿hubo algún otro motivo en la selección?
Esta colección obedeció a un plan preciso y trabajé en ella absolutamente absorto, me llevó un tiempo relativamente reducido. Podría decirse que se trató de un arrebato de creatividad. Su destino original era ser expuesta como parte de un proyecto colectivo.

¿Son las ilustraciones totalmente originales o han sufrido algún tipo de modificación para plasmarlas en el libro?  
Los dibujos son completamente originales y aparecen completos, hay también bocetos. La única modificación que se encontrará es la de unir algunas de las piezas mediante tratamiento infográfico para obtener panorámicas, secuencias modulares o continuidades conceptuales (¡ahí aparece el delineante!). La cubierta es el mejor ejemplo de esto que digo. Lee el resto de esta entrada

Abigaíl Ailey: “Mis historias se centran en el realismo sucio gay”

El escritor de temática LGTB anuncia un libro de poesía como su nuevo proyecto literario

Por: Alberto Berenguer       Twitter: @tukoberenguer

51acxvhgyll

Portada de ‘Maldito Corazón’, de Abigaíl Ailey

Comenzamos esta entrevista hablando sobre las posibilidades reales de publicar una novela de temática LGTB con una editorial tradicional especializada. ¿Son prácticamente nulas? ¿Es por ello que decidió probar con la autoedición?
Llegar a la autoedición, y en una plataforma como Amazon, no es un camino que se recorra en dos días, y menos un viaje directo en avión, es un proceso con muchas escalas al que se alcanza por decantación cuando uno ha dedicado prácticamente su vida a escribir, e intenta hacerlo con ganas, y sueña con ver impresas esas palabras que logró sacarse con sudor de las entrañas. Es inevitable, lo prístino, que trate de hacerlo en alguna editorial al uso, de esas que estamos habituados a escuchar y cuyo nombre resuena en nuestra mente como el Olimpo de las letras, pero no todo es como uno quiere, y para subir esas cumbres se debe ganar algún premio o tener un palmarés que lo haga visible para tan grandes industrias y agencias, el cual, evidentemente, no es mi caso; aunque no dejara de golpear esas puertas de un modo u otro.

Acto seguido pruebas con editoras modestas y serias, de menos potencial económico pero algún prestigio, o intentas ganar un concurso auspiciado por ellas u otras de las grandes. En ambos casos se trata de escalar montañas todavía algo escarpadas, y tu destino depende en buena medida de la suerte. En nuestro caso de la mucha suerte, pues no cultivamos un tema y/o estilo por los que sea “cómodo” apostar, y tratándose de un autor desconocido que tiene bajo el brazo su opera prima, casi nadie querría atreverse a cobrar ese cheque, aun, en blanco y acreedor de ciertas suspicacias morales.

En la tercera o cuarta opción, te decantas por acudir a las pocas casas “históricas” cuyo perfil se presenta centrado en la temática LGTB; y acudes a ellas con optimismo, aunque la mayoría en estos momentos hace un buen tiempo que no edita nada nuevo, e incluso han dejado de lanzar concursos y premios con los que hallarían nuevos autores y posibilitarían cierto impacto mediático con que ganar visibilidad para su producción y los autores.

Y sucede el silencio como respuesta, o en el mejor de los casos una frase cortés, de dos líneas, asegurando la lectura de tu novela y dejando claro que por el momento están enfrascados en demasiados proyectos inmediatos. Algo que te invita a buscar otros caminos o a saber que tendrás que seguir limando tus textos infinitamente y mandándolos al cajón, para llegar a ser un clásico póstumo que nunca nadie quiso o pudo leer en su momento.

Todo da igual, entonces. Has sobrevivido cómo pudiste, o como te dejaron hacerlo. Lograr un título de Graduado, huir de gente que te quería llevar al infierno, acompañar a señores respetables y de paso, poner copas en un bar de alterne, maquillarte y subirte a un escenario tratando de ser tú, reencontrarte con el amor y perderlo (una y otra vez), de muchas maneras; no, definitivamente no han hecho nada fácil tu vida.

Supongo que para nadie lo haya sido; pero como ahora todo da igual, entonces, llegas finalmente ala opción menospreciada, al último recurso de quien pretende que lo lean: la autopublicación; y antes de pagarle a alguien por no hacer nada que no puedas hacer tú, antes de lanzarte con esa novela que llevas escribiendo años, toda tu vida; eliges algunos relatos que has ido desgranando en los espacios muertos, estructuras con ellos una serie de historias que subirás poco a poco a la plataforma que resulte más rentable en la medida que los vayas puliendo, hasta reunir los suficientes para conformar tu propio libro en papel.

Y ver que pasa…

¿Cree como otros escritores que las editoriales de gran talla nacional deberían apostar por la literatura gay y no quedar relegada a escasas editoriales especializadas de temática LGTB?
Soy de la idea de que esos emporios debieran apostar por la literatura y no exclusivamente por el mercado. Tienen un reto muy próximo y es que cada día van siendo menos útiles a los dos públicos que los sostienen: escritores y lectores. Y su negocio de esquilmar a ambos se va resintiendo paso a paso.

En el caso de la temática LGTB supongo que sus propuestas están determinadas por la demanda, y producen de acuerdo a sus macro-estadísticas de los lectores potenciales y reales que pueda tener un libro (producto cultural) determinado. Las casas especializadas tienen el reto de ser visibles, plurales y constantes; algo que no llevan tan bien cuando la realidad es que no existetampoco, dentro del colectivo, un público habituado a consumir literatura, un lector formado y consistente.

Por otra parte, y como dato curioso, muchas de ellas han abandonado el estatus de la editorial convencional (que imprime y produce sus propios libros, en e-book y en papel) optando por utilizar diferentes plataformas, cosa bastante encomiable y que de algún modo define hacia donde podría encaminarse el futuro de la industria editorial.

De cualquier modo, el compromiso total con la literatura de temática LGTB y la formación, y fidelización de lectores, debemos entender a quién corresponde y por qué. Lee el resto de esta entrada

El escritor ecuatoriano Jorge Vargas Chavarría engrandece la Literatura de su país con el libro de cuentos ‘Aquí empieza lo extraño’

Aquí empieza lo extraño, un libro de cuentos de gran calidad literaria y con buenas críticas que invita a descubrir que hay quienes hacen literatura fantástica en Guayaquil, Ecuador

Sigue al escritor en su Blog, Twitter y Facebook

Por: Alberto Berenguer      Twitter: @tukoberenguer

14339279_10210575168520715_1789531102_o

Jorge Vargas Chavarría, escritor ecuatoriano

En esta ocasión nos sorprende con su nuevo libro de cuentos Aquí empieza lo extraño. Un título directo, sugerente, comercial y del que se pueden sacar muchas conclusiones. ¿Piensa realmente que ahora sí ha llegado la hora de Jorge Vargas Chavarría? ¿Considera su nuevo libro el pistoletazo de salida para cosechar el éxito en su país y fuera de él?
Creo principalmente que con este libro he descubierto mi voz narrativa, el estilo dentro del cual trabajaré al menos a corto plazo. Disfruto el cuento como no disfruto ningún otro género, así que seguiré explorando el relato breve.

Creo que ‘’éxito’’ es una palabra engañosa, porque todo depende desde de dónde se miren las cosas. Trabajaré siempre porque cada libro sea mejor que el anterior, y si mis historias consiguen cautivar al menos a un grupo de lectores, esa será mi mayor victoria.

Supongo que pasarán algunos años antes de que mi obra se conozca fuera de Ecuador. Espera un segundo. Tú eres de España, ¡vamos bien!

¿Cómo llegó al título?
Quería un título que guardara relación con la naturaleza de los cuentos incluidos en el libro (en su mayoría fantásticos), de modo que la palabra ‘’extraño’’ sonaba mucho en mi cabeza. Decidí después que quería un título que fuese una especie de declaración que marcara el comienzo de algo. Así que luego de probar con casi cincuenta títulos, discutirlos con la editora, y pelear porque prevaleciera el que yo creía que era el mejor, nos quedamos con Aquí empieza lo extraño. Lee el resto de esta entrada