Archivo de la categoría: poemario

Mario Marín presenta un (no)poemario construido desde lo visual

school

Go, go, go, Goodmorning, to school es un libro híbrido, con dos poemarios y varios relatos independientes

¿Cómo surgió Go, go, go, Good morning, to school?
Yo trabajo siempre por imágenes. Mi formación es artística y estructuro por defecto en base a territorios visuales. Tenía dos poemarios que no quería presentar aislados. Los imaginaba dentro de otro escenario, y ahí empieza la fase de montaje. Los trabajo planos y secuencias de ayuda en forma de relatos breves y los posiciono y enlazo. Cada poemario tiene sus dos escoltas que les dan entrada y salida; son cuatro actores secundarios en forma de relatos que crean el ambiente necesario para una lectura adecuada de los versos que luego vienen. Cuando trabajo la propuesta con Editorial Niebla, insisto en mantener unos títulos y subtítulos interiores, una tipografía concreta y una estructura sin modificaciones; cualquier desplazamiento de páginas rompería el ritmo de lectura que yo imaginaba. Rafa Pérez, mi editor, es un tipo enamorado de los proyectos frescos y libres, y no hubo ningún problema para mantener mi propuesta.

¿Qué le llevó a titular el libro así?
Cuando estudiaba Bellas Artes tenía un despertador con forma de Mickey Majorette que me despertaba escandalosamente cada mañana con el sonido Go, go, go, good morning, to school. Esto se convirtió con el tiempo en una arenga interiorizada que siempre he usado cada vez que emprendía un proyecto. Es un grito de guerra, un posicionamiento vital en favor de levantarte cada mañana y trabajar sonriendo y en positivo. El título es un homenaje a esa disposición vivencial.

¿Qué criterios siguió para elegir los poemas que aparecen?
El primero de los poemarios, El suelo de las paredes, tiene cuatro parcelas; Buzos que se ahogan en el mar, La vacas no comen carne, La novia de mi cadáver e Isla Manguitos, y nos recuerda el suelo que nunca pisamos, la extensión de pormenores que se esconden a nuestra vista, de los que conocemos su existencia pero no su tacto ni su color. Son poemas para el alivio y para el apósito, pero también para el enganche con los mundos inventados.

El segundo poemario, Mundo Club, tiene cinco territorios, Las Ceñiduras, Kiosco de las Hetairas, Ribera Barragana, La corte y la seda y Cuerpos y miradas. A estas cinco zonas se le une otra pequeña parcela; Barbie odia el rosa, con un solo poema. Mundo Club surge de la observación de clubes de alterne de carreteras secundarias para un proyecto fotográfico, y se sitúa en el territorio del páramo para entender la desolación a través de la soledad, una soledad que la marca el aire y que se queda en el ritmo de su lectura. Provocadoramente breves, cuentan solo la superficie, como los primeros hachazos en un tronco, desbrozando solo la corteza.

El libro, además de poemas, incluye cuatro relatos. ¿Hay un hilo argumental que una todos ellos?
El primer poemario entra en escena de la mano de la historia del carnicero amante del cine gore Santiago Chamizo, y su final está escoltado con el relato del artista contemporáneo y fracasado Rafael Vélez. Ambos dan color y tono a sus poemas. El segundo poemario se lanza con el relato de la prostituta Lady Gaga y acaba con la historia de Sara la Estatua, el travesti mejor dotado de un club de alterne de una carretera secundaria. En este caso están más para delimitar una escenografía de mínimos.

Niebla servicios editoriales la describe como un nopoemario. Para quien no conozca el término, ¿qué es un nopoemario?
Un nolugar es un espacio arquitectónicamente neutro, son territorios de transitoriedad, como hospitales, tanatorios o aeropuertos. Un nopoemario es un poemario insuficientemente definido, que necesita y busca la muleta de relatos, ilustraciones o notas para que funcione como pieza artística. Lee el resto de esta entrada

Un poemario simbolista de José Luis García Herrera: El viajero en la niebla

José Luis García Herrera es un continuador de la poesía simbolista en su poemario El viajero en la niebla, sin negar su honda preocupación por la caducidad del ser humano

Lee el resto de esta entrada

Un poemario simbolista de José Luis García Herrera: El viajero en la niebla

José Luis García Herrera es un continuador de la poesía simbolista en su poemario El viajero en la niebla, sin negar su honda preocupación por la caducidad del ser humano

Por: Manuel García
poemarioPublicado por la editorial El Full, El viajero en la niebla es un libro de poemas que nos involucra en esa estética tan genuina y particular de García Herrera, el simbolismo. Su uso metafórico de la palabra y su adjetivación sutil para matizar actitudes ante la visión del paisaje son inherentes a su escritura.

No estamos ante una poesía barroquizante, sino ante una poesía que busca en el hermetismo una forma de traducir la vastedad del mundo, y solamente a partir del símbolo, de la construcción de sinestesias y metáforas, es posible la concreción, una concreción pasajera que se disuelve como esa niebla ante el viajero o el explorador: “El viajero pinta sombras de humo bajo las farolas, y voces de niebla que ruedan desde la plaza de Santa Ana hasta la pálida memoria de mis huellas recorriendo la ruta solitaria de las sombras” (pág. 31). Lee el resto de esta entrada

Exitosa presentación del poemario de Manuel Garcia

Las exploraciones surge de las reflexiones sobre lo oscuro y tenebroso que hay en todas las sociedades, todas las épocas

img_20161006_204457El Casino orcelitano congregó ayer a más de un centenar de personas para la presentación de Las exploraciones.

Entre los asistentes se encontraban alumnos de Manuel García, que quisieron ver a su profesor fuera de su ambiente habitual: las aulas.

Los encargados de conducir la presentación fueron los miembros de Auralaria. También estuvo en la mesa Roberto Ferrández, ilustrador del poemario.

La charla entre los cuatro sirvió para que el público conociera cómo surgieron los poemas. Los elementos que inspiran y muchas otras anécdotas relacionadas con la obra y la literatura en general. También de su relación con la pintura.

‘De exilios y moradas’, un poemario de José Luis Zerón Huguet

morada Por: Manuel García
No ha publicado en Visor, pero me consta que la obra de José Luis Zerón ha sido de las más leídas y reseñadas a lo largo de estos últimos veinte años, quizá por su carácter independiente y por seguir indagando en las raíces del símbolo con el fin de explicar qué valor tiene la existencia humana en el caos de la realidad.

La editorial Polibea publica ahora De exilios y moradas, el último poemario del autor oriolano, un trabajo muy interesante, pues incide en la línea evolutiva de un poeta que contempla la realidad desde el ascetismo. Una perspectiva neutral, científica, eminentemente objetiva, dentro de lo poético, intenta descubrirnos qué propiedades tiene la realidad que nos circunda: “Entra en tus ojos una luz nueva,/ como un verbo sin voz, y recuperas/ la esperanza en el abismo que te contiene” (pág. 77).
  Encuentro en este poemario un deber moral en la propia génesis del libro que articula todo un discurso poético con intención, con intención de extraer las razones místicas y mixtificadoras del propio hecho creador. Aforismos, sentencias, plegarias, un tono apocalíptico y un lenguaje literario, fundado en diversas herencias filosóficas, convierten a esta obra en un libro necesario para rastrear los enigmas que obran en la construcción de la realidad, en los avatares de los símbolos que se manifiestan ante nosotros, en la evidencia de que los despojos, la caducidad y las cenizas son inexorablemente la otra cara de la existencia, la que redime, pero a la que tememos: “El nombre de Dios repetido en voz alta miles de veces/ no te elevó más allá de la muerte./ Ninguna hermosa elegía te devolverá/ los paraísos perdidos” (pág. 81).

Lee el resto de esta entrada

Amargord Ediciones ha publicado el poemario Genes, de Zhivka Baltadzhieva

Por Manuel García Pérez.

El poemario Genes, de Zhivka Baltadzhieva, es una profunda reflexión sobre la existencia, inspirada en la influencia de disciplinas como la Antropología, la Física o la Biología.

2016071221002313606

Leo por tercera vez la nueva obra de Zhivka Baltadzhieva, Genes, un poemario de carácter existencialista que busca en las raíces tribales de la cultura una apología de lo simbólico como testamento de vida. La poetisa búlgara es una maestra en el dominio de los silencios y las pausas para transferir lo que es tan difícil en poesía y en muchas artes, comunicar, desde la ausencia, aquello que verdaderamente conmueve.

Lee el resto de esta entrada

Habitar en los márgenes: Fugitiva ciudad, del escritor y poeta Manuel Rico

Por Manuel García Pérez.

El poemario Fugitiva ciudad, de Manuel Rico, es un libro que abruma, pues, a través de todo lo urbano, traduce la eficacia conmovedora del recuerdo.2016060315490258096

Recuerdos. Una ciudad que permanece al asilo de una visión elegíaca del poeta. Sin idealismos. Manuel Rico es capaz de buscar la ensoñación, la conmovedora eficacia del recuerdo por medio de un lenguaje realista, con referentes concretos y tangibles. Este hecho no significa que lo existente no sea volátil. Lo es. La palabra de este poeta consigue que los detalles más descriptivos y reveladores sean el perfil de una apariencia que fusiona la ciudad, su ciudad, con un sentimentalismo duro y rotundo.

Lee el resto de esta entrada

Ana Esmeral P. Recuenco nos presenta un poemario diferente al anterior, cargados de poesía social

Se trata del cuarto poemario de esta autora ilicitana

Por: Tania Baeza

ana

Ana Esmeralda en una entrevista en TeleelxRadioMarca

¿Qué encontrarán los lectores en El cielo susurra tu nombre?
En El cielo susurra tu nombre encontrarán un poemario romántico, en el que el amor en estado puro es el hilo conductor de todos sus versos, tanto con sus aspectos más positivos como los negativos.

De todos los poemas que ha incluido en el libro, ¿podría hablarnos del que sea más especial para usted?
Elegir uno sólo de los poemas es algo imposible. Es como a una madre elegir sus hijos. Sencillamente, no puede. Quizás hay uno diferente al resto que implica algo muy personal para mí, como el hecho de ser una autobiografía hecha poema, pero me voy a reservar hasta el título. Prefiero que el lector lo descubra por él mismo.

Ha dejado de lado la poesía más reivindicativa para escribir al amor. ¿Qué le ha llevado a dar ese paso?
No he dejado de escribir poesía social. De hecho, los últimos premios que me han ido otorgando son, en su mayoría, poesías sociales o compilaciones de poesía reivindicativas. Me he decantado por el amor para este libro tal vez por plasmar esas historias personales o de mis allegados que he ido viviendo o compartiendo en los últimos dos años de mi vida.

Lee el resto de esta entrada

Paisaje y densidad conceptual en el poemario ‘Grietas de luz’, de Goya Gutiérrez

“Pero otros ojos serán para beber de lo incierto y la posibilidad. De este prodigio de haber sido. Saber de la inmensidad…”, leemos en el poemario de Goya Gutiérrez.

Por: Manuel García
índiceLlega a mis manos Grietas de luz, el poemario de Goya Gutiérrez, publicado en Vaso Roto, y me emociona que las citas de Trakl y Pizarnik sean el preámbulo de esta obra densa que rinde un tributo elegiaco al paisaje como motivo de contemplación y composición. La presencia de Holderlin rezuma a lo largo de todos los versos, pues ese paisaje sombrío que desprenden los conceptos y las metáforas es motivo de lucha entre el yo físico y un yo espiritual que busca prender la naturaleza como asilo de serenidad liberadora.

La poesía de Goya Gutiérrez se caracteriza por un grado notable de hermetismo que translada esos sentimientos de desesperado encuentro con ella misma a diversos entresijos de lo umbrío y lo nocturno. Árboles, huellas, pasos, ríos, por ejemplo, constituyen esa arquitectura secreta en un poemario cuyos motivos reflejan una notable influencia de poetas como Celan y Trakl, y de toda una visión impresionista del mundo que nos rodea. Lee el resto de esta entrada

Un poemario de Bartleby Editores: Cíngulo y estrella, Cancionero, de Marta Sanz

A continuación os dejamos el análisis de Manuel García Pérez, sobre el poemario de  la poetisa Marta Sanz:
martasanz
El particular universo que caracteriza a la poesía a Marta Sanz en libros como este no dista de aquel otro, Vintage, publicado también por Bartleby editores, que tuve la oportunidad de reseñar meses atrás.
El lastre de la rutina, el alcance significativo de los objetos y los espacios, fragmentos de películas y viejas litografías construyen cada uno de estos poemas de amor desde una leve consistencia. La brevedad de las composiciones y la elipsis de predicados junto a todo ese material de los recuerdos nos adentran en un cancionero que dista de sentimentalismos pueriles y manidos. Lo que destaca en este poemario es que las relaciones sentimentales se cifran desde la ruptura de la monotonía, buscando en lo cotidiano de las acciones una forma de transcender la propia realidad consumada, el hastío de su existencia, embargada por las convenciones y la repetición.

Lee el resto de esta entrada