Archivo del sitio

Ismael Santiago Rubio nos presenta “Exiliado en el futuro”

libro-exiliado-futuro2

Álex parece tener la vida perfecta junto a su mujer Ariel, pero todo cambia cuando sufre un accidente y el S.S.E.M. lo hace reaparecer 202 años después, en una época muy distinta a la suya, donde las ciudades se han tenido que reinventar y nada es como antes. En esta novela de ciencia-ficción ambientada en el año 2017 y posteriormente en el 2219, se entremezcla la recreación de un mundo futuro con los sentimientos y la desolación que sufre Álex al verse alejado de su mujer. En su aventura se encontrará con varios personajes que lo dirigirán hacia una serie de acontecimientos y hasta un lugar donde exista un atisbo esperanzas, y descubrirá algo sobre su mujer. Un amor, nuevas ciudades, innovadores avances tecnológicos, viajes espaciales… todo esto se encuentra en “Exiliado en el futuro”, la primera novela publicada del villenense Ismael Santiago Rubio.

Por: Marta Juan  Twitter:@martajuan

¿Cómo es el futuro en el que se encontrará Álex?
Álex interactuará con un entorno futurista peculiar, totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados a leer y ver en películas del género. Las ciudades se han tenido que reinventar y nada es como antes.

¿Qué aventuras le esperan en esta historia?
Entre otros muchos acontecimientos: Álex será perseguido, caminará bajo radiación, visitará lugares importantes, realizará viajes espaciales… He intentado dotar a esta novela de intriga desde sus primeros capítulos creando variadas aventuras bajo una misma trama.

“Exiliado en el futuro” es una novela de ciencia-ficción blanda, dando más protagonismo a los sentimientos de los personajes, con un carácter literario más elaborado, en comparación con las novelas de ciencia ficción dura. ¿Cómo surgió la idea de escribir “Exiliado en el futuro”?
La inspiración me surgió de manera natural, empujada por la pasión que siempre he tenido por la ciencia ficción y por los cómics del género. Cierto día, simplemente, comencé a plasmar sobre el papel una idea que imaginé sin ninguna intención de nada. Solo para recordarla. Pero enseguida fue cogiendo forma y atraído por mí propia imaginación, no pude dejar de escribir.

Lee el resto de esta entrada

David Arrabal nos habla de ‘El sueño inefable’

El autor, que está trabajando en varios proyectos literarios, disfruta experimentando con los modelos narrativos y los temas mil veces usados en la literatura

Por: Tania Baeza

David Arrabal

David Arrabal

Empecemos por conocer a David Arrabal. ¿Cómo llegó al mundo de las letras?
Llegué a través del mundo del cómic, donde comenzó a gustarme esto de contar historias. Al principio escribía los guiones que después dibujaría, pero me era imposible compaginar mi vida laboral con este hobby, así que, como no quise dejar de crear nuevas historias, decidí experimentar la narración solo con las letras. Aquellos guiones fueron transformándose en relatos, cuentos e historias cortas.

¿Sería capaz de definir su estilo literario?
No podría decirte exactamente qué adjetivos serían los más adecuados, pues puedo escribir desde una historia de aventuras llenas de acción hasta un cuento de terror o infantil. Me gusta experimentar, llevar conceptos trillados como el amor o el terror a niveles poco adecuados para esos estilos. Lee el resto de esta entrada

Reseña: “El año de la hortaliza”, de Jorge Urreta

El escritor vizcaíno ‘cosecha’ los mejores frutos con su segunda novela

Por: Alberto Berenguer    Twitter: @tukoberenguer

Portada de la novela

Portada de la novela

La trama de la novela transcurre en un apartado valle en lo más profundo de España. Sin especificar su ubicación, Jorge Urreta pretende intencionadamente que la historia pueda darse en cualquier parte de España y que el lector la sienta realmente cercana como Roberto Merino, protagonista de El año de la hortaliza.

A todos nos gustaría recibir por sorpresa una herencia millonaria, retirarse de la vida laboral y perderse con la familia en un chalet lujoso lejos de la ciudad, del estrés, de la contaminación atmosférica y del ruido. Así da comienzo la nueva etapa de Roberto Merino, su familia y por tanto, del primer capítulo de la novela.

Una vez asentada la familia entre sus nuevas cuatro paredes, la mujer de Roberto Merino decide montar una pequeña huerta al lado de casa para autoconsumo, iniciándose con hortalizas sencillas con la ayuda de Internet. La huerta, la verdadera protagonista de esta historia, cambia el rumbo de la familia Merino y de todos los vecinos tras descubrir que los primeros tomates, pimientos y lechugas recolectados tienen propiedades curativas.

Plantación de lechugas y tomates, las verdaderas protagonistas de esta historia.

Plantaciones de lechugas y tomates, las verdaderas protagonistas de esta historia

Ante esta premisa se abre una historia repleta de intriga que mezcla con ciencia ficción y con un trasfondo paranormal, ya que las razones de esas hortalizas curativas se encuentran en el mundo de los muertos. Además, el escritor amplía la trama con una serie de conspiraciones, extorsiones y asesinatos en las que la policía tendrá un papel importante, incorporando de esta manera algunos elementos de novela policíaca. El inspector Bermúdez, el vecino Julio Fernández o Esteban Pardo, el antiguo propietario del chalet, estarán muy involucrados en ese aspecto.

El año de la hortaliza me ha sorprendido por su rapidez en los acontecimientos. Todo tiene su desencadenante y la narración es muy directa sin dar cabida a las florituras. Se podría definir como un relato corto de ciento setenta y tres páginas por la intensidad que mantiene. Es como si Jorge Urreta hubiese ampliado un relato corto para crear la novela. Si hay algo que destaco de los personajes es la obsesión y la envidia que transmiten al lector. La codicia es el arma arrojadiza de la historia. Como por unas hortalizas, que las consideran cada uno como propias, pueden llegar a cruzar límites insospechados y desafiar a la muerte.

El trabajo de la editorial Luhu es realmente bueno. La revisión del manuscrito es adecuada, la portada invita a ‘engullir’ la novela y la maquetación es excelente para una editorial que está buscando su sitio en el mercado desde hace unos meses. También, subrayar la originalidad del título de la novela que en ese sentido el autor ha conseguido lo que buscaba, que el lector sienta cierta curiosidad.

Si hay algo complicado en una novela es dar carpetazo a la historia sorprendiendo al lector. En mi opinión, el último capítulo de El año de la hortaliza es un ejemplo de lo difícil que es conseguir un desenlace apoteósico para que el lector relea la novela en un futuro. Confieso que no me ha gustado una parte de la elección del autor para concluir su novela, pero supongo que muchos lectores no estarán de acuerdo con mi opinión. Esa forma de huir la familia Merino de la muerte, es un desatino y muy básica. Sin embargo, hay otros puntos del desenlace que sorprenden y son hasta emotivos porque la compasión y gratitud supera la imaginación del protagonista Roberto. La sensación obtenida es como si el autor supiese desde un principio como acabar la historia, pero algunos eslabones surrealistas o simples no consiguen conectar totalmente con el lector, o mejor dicho conmigo.

Y como no, me gustaría compartir con ustedes que El año de la hortaliza ha sido mi fiel compañero de fin de semana en mi viaje a Benidorm. Hizo mi viaje en tren muy ameno y consiguió aislarme del trayecto. Sin duda, es un libro que solo permite despegarse unos segundos de él, acrecentado por su ligera lectura.

Agradecer al escritor Jorge Urreta por enviar un ejemplar a este blog y esperamos seguir contando con él en próximos trabajos.

El autor de “El rey Trasgo” aparca la traducción para centrarse en su nueva obra

Alberto Morán es un traductor de cómics y novelas de ciencia ficción, que está preparando su segunda novela

Por: Tania J. Baeza (@undiamasconvida)

Usted estudió Psicología, esto nos lleva a la primera pregunta. ¿Cómo llega un psicólogo al mundo de la traducción literaria?
Paralelamente a mis estudios en psicología desarrollé y amplié mis conocimientos en inglés, por afición a la lengua y con el objetivo de mejorar mi currículum. En 2008, una vez terminada la carrera, me planteé la posibilidad de dedicarme a la traducción de cómics mainstream (de las casas Marvel y DC, fundamentalmente), pues llevo toda la vida leyéndolos y los conozco bien en cuanto a terminología y estilo. Además, contaba con una trayectoria como articulista en publicaciones y webs como Zona Negativa, lo que contribuye a pulir habilidades importantes como redacción, ortografía o capacidad de síntesis.

No contaba con experiencia previa y era consciente de que una cosa es saber inglés y otra bien distinta, saber traducir, así que cuando Planeta DeAgostini -por aquel entonces editorial que publicaba DC en España, tarea que ahora desempeña ECC- me ofreció llevar a cabo una prueba de nivel, me llevé una alegría. Recuerdo que traduje varias páginas de la historia de Alan Moore sobre Superman “Para el hombre que lo tenía todo”. Me temblaban los dedos mientras tecleaba. El resultado les pareció satisfactorio y traduje varios de sus tomos recopilatorios. Más adelante llegarían los videojuegos, la traducción de novelas, la traducción técnica…

¿Por qué se especializó en cómics y ciencia ficción?
Por el conocimiento de ambos campos, fruto de ser lector, aficionado y redactor (en el mundo del cómic) durante años. Creo que desenvolverse bien en el medio que estás traduciendo siempre es un valor añadido para todas las partes implicadas: el traductor disfruta más de su trabajo y cuenta con unos conocimientos previos, la editorial tiene la confianza de contar con un profesional formado que además tiende a ser muy meticuloso y el lector se beneficia de un resultado final bien hecho. Lee el resto de esta entrada

Rosa Montero define como “difícil de describir”el que podría ser su próximo libro

Lágrimas en la lluvia es la última novela de la escritora y periodista madrileña 

Por: Tania J. Baeza

¿Cómo llegó a la literatura?
No llegué. Crecí con ella. Quiero decir que, como la mayoría de los novelistas, empecé a escribir cuando era niña. Mis primeros textos los hice a los cinco años: horribles cuentecitos de ratitas que hablaban. O sea que desde que me recuerdo como persona me recuerdo escribiendo. Es algo tan orgánico para mí como respirar. Nunca decidí hacerlo; simplemente estaba allí.

En aquellos años, ¿creyó que se convertiría en la escritora que es hoy?
No pensaba en el futuro y además la escritura de novelas desde luego no era una salida profesional (tampoco creo que lo sea hoy; es decir, uno no debe vivir de las novelas, sino de otra cosa). O sea, yo sabía que escribiría toda la vida y sabía que algún día publicaría esas novelas, pero barajé diversas posibilidades profesionales: psicología, teatro (como actriz) y periodismo. Ganó esto último.

Haciendo un repaso por su trayectoria literaria. Desde 1975 que se publicó su primera obra, España para ti, para siempre, hasta la edición de su última novela, ¿cómo ha evolucionado su estilo?
Ese libro que citas era una recopilación de entrevistas. Mi primera novela es Crónica del desamor y es de 1979. Y era un libro bastante malo. Creo que he mejorado muchísimo. A escribir se aprende escribiendo. Creo que soy muchísimo mejor escritora ahora que antes. Lee el resto de esta entrada

De la Torre presenta ‘Kenny Fletcher y la máquina del tiempo’

Jorge Sánchez de la Torre no tema que las comparaciones de su obra con Harry Potter impida que se conozca su novela. Además ya está trabajando en la segunda parte de la saga Kenny Fletcher

Por: Tania J. Baeza (@undiamasconvida)

Su novela, Kenny Fletcher y la máquina del tiempo, está ambientada en Inglaterra. ¿Conoce los lugares que cita o los ha recreado libremente?
La historia del joven Alan Bates de 15 años comienza en Manchester (Inglaterra), que es su ciudad natal y la cual le vio nacer y crecer, pero el desarrollo de los acontecimientos le llevan en el primer libro a vivir la mayoría del tiempo en Londres, ya que pasa de estar en su casa tranquilamente de Manchester, al “Colegio Bramley Internacional”, que es una especie de Colegio/Internado en el que entra la gente especial como Alan, y en el cual ingresa tras huir de todos los acontecimientos que le atormentan. Todavía no conozco las ciudades de Londres y Manchester, aunque he tenido que estudiármelas a fondo gracias a Google Maps para poder ambientar y desarrollarlo, pero me encantaría ir allí a conocerlas en persona, de respirar el frío de sus calles, ver un partido del Arsenal FC, o simplemente entrar en un bar a cantar una canción de Arctic Monkeys o AC/DC mientras me sirven un café bien caliente, y si este libro me brindara la oportunidad de ir no la rechazaría.

¿Qué características destacaría usted de su estilo literario?
A mí me gusta escribir de una manera muy particular, y muchas de las cosas que se me iban ocurriendo las iba apuntando en un papel, pero una técnica que he usado mucho con este libro ha sido escribir de 3 a 4 páginas al día plasmando todo lo que se me venía a la cabeza, aunque tuviera faltas de ortografía y estuviera mal escrito, pero con eso conseguía tener una base orientativa sobre la que volver a reescribir una vez que hubiera terminado el último capítulo para luego pasar a la revisión final. Principalmente doy mucho valor a los diálogos entre los personajes y me gusta que haya comunicación entre ellos. En esta primera parte me he centrado mucho en Alan Bates, para que la gente conozca como piensa y porque actúa como actúa, y también en generar situaciones de acción y aventura que hagan al espectador agarrarse al asiento y no soltar el libro de las manos durante un largo tiempo. Lee el resto de esta entrada

Amaya Felices se adentra en el género de la space opera con “Hipernova”

Hipernova, de la editorial Babylon, ha sido la primera incursión de Amaya Felices en el género de la space opera, convirtiéndose así en la primera autora española que ha escrito una novela en este género, mezclando romance y ciencia ficción. Este año Amaya Felices, profesora de secundaria en Zaragoza, también ha publicado con la editorial Mundos Épicos la novela Pacto de piel, una historia de fantasía urbana donde vampiros, hombres lobo, ángeles y humanos se entremezclan en la ciudad de Zaragoza. 

Por: Marta Juan  Twitter: @martajuan

Hipernova pertenece al género de space opera, convirtiéndose prácticamente en la primera autora española que ha escrito una novela romántica en este género. ¿Fue difícil encontrar una editorial que apostase por este proyecto?
Un poco sí, la verdad. Porque las editoriales de romántica con las que probé, al comentarles que era de ciencia ficción, no querían leerla ya que se trata de un subgénero que no suele encajar en líneas editoriales y en cuanto a las de ciencia ficción, la novela gustó en un par pero era demasiado romántica. Imagino que tuve mucha suerte con Ediciones Babylon, donde si les gusta una historia no les importa apostar por ella aunque se salga de lo corriente.

Y bueno, si no lo primero lo segundo, me gustaría agradeceros la oportunidad de estar aquí con vosotros en De Lectura Obligada.

Hipernova es la primera novela que publica con la editorial Babylon. ¿Qué tal ha sido la experiencia hasta ahora con esta editorial
Muy buena. Estoy muy contenta con todo lo que se han volcado con mi libro y todo lo que han trabajado en él. Yo, por mi parte, he podido aprender bastante de la experiencia y por ello les estoy agradecida.

  Lee el resto de esta entrada

Victor M. Valenzuela nos presenta “Los últimos libres”, un tecno-thriller situado en un futuro muy cercano

Los últimos libres, de la editorial Nowevolution, es la primera novela de Víctor M. Valenzuela. En el tecno-thriller Los últimos libres nos encontramos ante un futuro en el que las grandes compañías lo controlan todo. Internet ya no es libre, y las personas tampoco lo son. En ese mundo Casandra y Darío, los protagonistas de la historia, serán los únicos en intentar detener una serie de asesinatos relacionados con la industria del ocio electrónico. Y esta historia sólo podía nacer de la mente de un ingeniero de software, Víctor M. Valenzuela. Nacido en Sevilla, tras haber vivido en varios países, actualmente reside en Madrid. Además de la novela Los últimos libres también ha escrito Crónicas de la distopía, compuesto por una serie de relatos de ciencia ficción, también con la editorial Nowevolution.

Por: Marta Juan

En primer lugar, ¿cómo un ingeniero en software se introduce en el mundo de la literatura?
Desde muy pequeño, siempre me ha gustado mucho leer, era algo innato que mis padres potenciaron cada uno a su manera. Los ingenieros siempre hemos tenido una especie de fetiche con la ciencia ficción, estas dos condiciones fueron el caldo de cultivo ideal para que poco a poco se fuera originando esa necesidad de volcar las ideas que te rondan y plasmarlas en un  texto.

Antes de escribir Los últimos libres ya había escrito varios relatos, incluso uno de ellos, “La guerra de los Imperfectos”, obtuvo el 2º puesto en el II Concurso de relato corto fantástico de la Asociación Cultural Forjadores. ¿Cómo ha sido el salto de escribir relatos a escribir una novela?
En realidad Los últimos libres es lo primero que empecé a escribir. La obra ya tenía forma y estaba empezando a barajar si buscar editor o divulgarla como CCC, cuando mi esposa me comentó: ¿Porque no escribes algún relato para darte a conocer?

La idea me gustó y empecé a escribir relatos y colaborar con algunas revistas on-line. Lo que quiere decir que no existió el salto de relatos a novela, fue algo casi en paralelo.

¿De dónde surgió la historia de Los últimos libres?
No sabría precisarlo. La línea argumental de futuro distópico, perdida de derechos, maltrato del medio ambiente, esta a la orden del día y cualquiera puede ver esa triste realidad. Yo solo extrapolé la tendencia actual a un futuro cercano.

Lee el resto de esta entrada