Archivo del sitio

Reseña: ‘El misterio de Gramercy Park’ de Anna Katharine Green

El leer a un personaje tan liberal como Amelia Butterworth, hace pensar, años después, en el primer movimiento feminista

La escritora americana Anna Katharine Green es considerada «la madre de la novela de detectives»
« Una historia estupenda con una protagonista tan impertinente como entrañable. Realmente inolvidable y recomendable para todos los aficionados al género.» Mientras Leo, blog

Por: Mariló del Valle (Facebook)

Portada del libro. Fuente: dÉpoca Editorial

Portada del libro. Fuente: dÉpoca Editorial

Datos del libro

Sinopsis

La acaudalada familia Van Burnam regresa de un viaje al extranjero al mismo tiempo que aparece una mujer muerta en el salón de su casa. Un gran aparador ha caído sobre ella aplastando su cara, y aunque la policía sospecha que la víctima es la esposa de uno de los hijos del señor Van Burnam, éste insiste en que no la reconoce. ¿Qué hacía la mujer en una mansión que permanecía cerrada? ¿De quién son las extrañas prendas que llevaba puestas? ¿Estaba muerta antes de caer sobre ella el aparador?…

En El misterio de Gramercy Park (1897) una solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a su vivienda. Así da comienzo una compleja investigación llena de giros equivocados y con una intrigante trama que mantiene en vilo al lector hasta la última página.

Reseña

Es difícil cerrar los ojos y mirar para otro lado, cuando en las redes sociales no hacen otra cosa que decir, acerca de la autora de este libro, que es la madre de las novelas de detectives, anterior a Agatha Chistie y que ha dado origen a la novela de la que nos vamos a ocupar en esta reseña.

Gramercy Park, es una novela policíaca, rescatada del olvido por Editorial dÉpoca, y que se convierte en el escenario de un crimen. Una mujer es encontrada muerta en la mansión de la familia Burnam, una homicidio que ha ocurrido en extrañas circunstancias pues, además de no encontrarse rastro alguno de sangre en el lugar de los hechos, una estantería le cayó encima, desfigurando completamente su rostro, haciendo aún, más difícil su identificación.

Por otro lado, vecina de la mansión a la que hacía mención más arriba, tras las cortinas de su ventana, se encontraba Amelia Butterworth, una solterona que se convertirá en detective y sus aportes, serán de gran importancia en el desarrollo de la investigación.

Cabe señalar que Amelia posee un carácter muy especial, mucha fuerza como personaje, poseedora de un gran sarcasmo y algo que para la época la hace todavía más llamativa, si cabe, es el hecho de haberse quedado soltera, no porque le faltaran pretendientes, sino porque ella lo eligió, se considera una mujer muy modesta, considerando que a lo largo de la novela sus autovaloraciones van en aumento, esta acotación acerca de sí misma es cuando menos, graciosa. Lee el resto de esta entrada