Archivo del sitio

Reseña: “Krishan. El hijo del Sol”, de Juan Pomponio

Una mezcla de ficción y realidad, con profundos tintes espirituales

Por: Marisa Avogadro Thomé. Periodista – Escritora

“Amanece en la capital de los atardeceres. A lo lejos se divisan pequeñas luces que titilan moribundas. Flota una melodía que llega misteriosa, apenas perceptible. En Kumer, región legendaria situada en el país del Más allá, la realidad solo transcurre en el tiempo de ahora.

“Una esfera de fuego emerge desde las aguas del río Tahal, iluminando la comarca como una fogata encendida sobre el horizonte. Despiertan los Serafines y cantan alabanzas de bienvenida. Los pájaros enloquecen recibiendo al nuevo día con un festival de coros alucinados. Aún se distinguen las calles bajo la escarcha, un perro negro cruza desdibujado entre la ventisca de nieve”.

Con estas palabras comienza la novela Krishan. El hijo del Sol, de Juan Pomponio, escritor argentino, en su tercera edición.

Desde los primeros párrafos, el lector va perfilando lo que será el desarrollo de la trama y la manera con que el autor nos contará el relato. Una mezcla de ficción y realidad, con profundos tintes espirituales, que son además una constante en la escritura y expresión cotidiana del autor. Preocupado por el ser y su interior, por conseguir estadios de luz que trasciendan y conduzcan a una vida mejor.

Recursos literarios utilizados desde el inicio para sorprender: antítesis, metáforas, imágenes sensoriales; animaciones, entre otros; van creando la atmósfera necesaria para que los personajes de Krishan tomen identidad.

Juan Pomponio describe a su libro de la siguiente manera: “escribirlo fue una necesidad interna, poderosa, una realidad proveniente del núcleo de mi vida para dejar plasmado el pulso de un viaje hacia todos los seres humanos. Krishan recibe las enseñanzas de los grandes maestros que atravesaron la humanidad, aprendiendo desde la inocencia del ser para continuar con su legado de letras. El Hijo del Sol, apareció en mi senda cuando menos lo esperaba, y ahora ya se encuentra entre nosotros para relatarnos su periplo hacia la ciudad del Tiempo sin Límite”.  Lee el resto de esta entrada

Juan Pomponio: “Krishan, el hijo del sol es una novela con mucha magia que debía ser escrita”

Juan Pomponio Castiglione, es poeta, conferencista y escritor. Nació el 23 de septiembre de 1966 en Berazategui (Buenos Aires, Argentina). Comienza su andadura entre 1996 y 1999 presentando sus antologías poéticas a un gran número de concursos y certámenes nacionales. En el año 2002 decide publicar su primer libro de poemas titulado Salvaje de Ediciones Ultimo Reino. En diciembre de 2007, se edita Grageas que son 100 cuentos breves de todo el mundo de la Editorial Desde la Gente. En abril de 2008, La Fundación Banfoandes publica Fragua Universal en San Cristóbal, Venezuela. En enero de 2010 publica Lluvias torrenciales de la Editorial Rubén Sada. En octubre de ese mismo año, la Secretaría de Cultura de Berazategui por intermedio de la Editorial Ediber publica el poemario La risa de la hierba. Y por último, en noviembre de 2011 edita su primera novela épica espiritual con la Editorial Turmalina titulada Krishan, el hijo del sol.

Comenzamos interesándonos por los orígenes de su vena literaria, ¿por qué comenzó a escribir? ¿Le llamó algo en concreto la atención o es algo que le viene de familia?
No, todo lo contrario. Es un caso muy raro el mío, porque comencé a escribir a los 29 años de edad. Fue de grande cuando se despertó esa pasión y esa fuerza poética en mí. Empecé a escribir en el año 1995, y fue así como unafuria volcánica de letras transformó por completo mi vida. Pero no, nunca antes había escrito nada, digamos que no soy un escritor de estudio.

Comienza su andadura en el año 1996 presentado sus antologías poéticas a un gran número de concursos y certámenes nacionales, ¿cuál era su principal objetico en esos concursos literarios?
El objetivo era empezar a probar, a ver que pasaría con esa poesía. Yo la verdad que no sabía muy bien como y donde estaba parado a nivel literario. Entonces empecé a participar en concursos y empezaron a llegar premios, muchos premios. Y pensé: “algo debe estar pasando con esta poesía”. Los premios son y no son importantes, para mí lo más importante es escribir. Y bueno fue como una prueba que me propuse con el envío a los concursos y la verdad que me sentí como sorprendido. No esperaba eso.

Muchos escritores que han pasado por el programa comentan que hay muchos concursos, como decimos en España, “amañados.” Es decir, que desde un principio se sabe el premio a que escritor irá dirigido, ¿usted piensa de igual manera?
Sí, hay de todo. Hay muchos concursos que están amañados y otros que no. Yo organicé un concurso en Berazategui Nacional de Poesía. Ahí hay gente que verdaderamente trabaja muy bien en los concursos, pero también conozco de casos de editoriales muy importantes que fueron vergonzosos, incluso acá en Argentina hubo un caso de mucho escándalo porque un escritor ya tenía firmado el contrato con esa editorial, y ya sabía el tipo que iba a ganar el concurso. Yo creo que eso sucede más en los concursos importantes, donde hay mucho dinero en juego o con editoriales grandes. Hace rato que no participo en concursos. Lee el resto de esta entrada