Archivo del sitio

Reseña: ‘La herencia del gusto familiar’, del Chef Bossuet

Gastronomía y pasión se unen para brindar un nuevo sentido del gusto y su importancia cultural desde la óptica del Chef Bossuet

Por: Marisa Avogadro Thomé. Periodista – Escritora

laherenciadelgustofliar

Portada del libro

En esos días en que todo podría salir mejor y no sucede, viene a mi memoria el inconfundible aroma perfumado de la harina de maíz presta para transformarse en una tortilla, de la calle del frente de la Casa de los Azulejos, en mi entrañable México.

Y entre sabores y el gusto por el arte de la cocina, un día pude comunicarme a través del ciberespacio con el Chef Bossuet, reconocido chef mexicano, oriundo de Chiapas, distinguido tanto en su país como en el exterior, quien con la humildad de las personas que saben realmente de un tema, en este caso la gastronomía, me hizo llegar su libro: “La herencia del gusto familiar”.

El libro, autoría de José Bossuet Martínez, el Chef Bossuet como lo llaman, lleva un prólogo a cargo de Omar Sandoval García; el diseño del mismo es de Rafael Bravo Marrugal y la fotografía estuvo a cargo de  Claudia Martínez Suárez.

En él, a través de 62 páginas que combinan textos e imágenes, vamos conociendo, como si fuese una receta magistral para preparar nuestra comida predilecta, los ingredientes secretos que componen al gusto, las diferencias con el sabor, la relación con la genética y sus leyes; la influencia del ambiente, la cultura y en esencia, esa pasión que conlleva el arte de cocinar y como se trasmite de generación en generación.

Comienza este libro relatando la pasión por la gastronomía de su autor y queda expreso que su gusto por ella comienza a los ocho años de edad. Seguramente es esa pasión la que lo lleva a concretar su sueño, prepararse en esta materia y llegar a escribir un libro en el que reúne sus conocimientos gastronómicos con todo un estudio desde la fisiología del gusto hasta sus experiencias, para demostrarla relación cultural que se plantea acerca de este tema.

Aborda el tema del gusto, el sabor. Sobre el gusto adquirido nos señala: “El gusto adquirido es una apreciación sobre un alimento o bebida, el cual se considera que para ser verdaderamente apreciado debe existir una exposición prolongada, parcial o completa a los aromas o texturas, hasta que llega a ser considerado como algo familiar”…destacando que “en la mayoría de los casos las delicias particulares de cada país o cultura son considerados gustos adquiridos” (pag.16)

Continúa el libro con un capítulo dedicado a la herencia y el medio ambiente. Sensación y percepción también se dan cita en otro de ellos.

Llegamos a la página 37 donde comienza el tema del gusto: “El gusto se refiere sólo a las percepciones que resultan del contacto desustancias con los receptores especiales en la boca. En psicología, el gusto se refiere a una porción muy limitada de las percepciones involucradas en el uso cotidiano de la palabra gusto” y trata también de la adaptación sensorial y el gusto infantil y las preferencias   A posterior, se aborda el tema de los sabores amargos, la química y los alimentos. Lee el resto de esta entrada

‘La Orihuela golosa’, un libro de historia y recetas, escrito por Julia Valoria

La autora oriolana recopila recetas de dulces tradicionales transmitidos de generación en generación que son testimonio de la propia historia de la comarca de La Vega Baja

Valeria

Julia Valoria junto a una lectora/ MGP

Por: Manuel García
El pasado viernes 18 de diciembre, se presentó en el Casino orcelitano, de Orihuela (Alicante),el nuevo libro de Julia Valoria, La Orihuela golosa, editado por Onda Gráfica y cuyos beneficios están destinados a Cáritas. Como en Orihuela,dulce patrimonio, la autora oriolana ha hecho un compendio de recetas de dulces tradicionales transmitidos de generación en generación que son testimonio de la propia historia gastronómica de La Vega Baja.

 

La repostería conventual sigue siendo una herencia imborrable a la hora de preparar toda clase de dulces y postres que el libro de Julia Valoria nos presenta con un lenguaje claro,preciso, en ocasiones anecdótico. Las ilustraciones de Roberto Ferrández Gil suman a las descripciones de las recetas el valor de lo manual en las artes,enfatizando el carácter de orfebrería que tiene la cocina de nuestros ancestros. Pellas, bizcochos,toñas y toda clase de variaciones de dulces conforman este pequeño tesoro que se suma a la etnografía de una ciudad histórica como Orihuela, donde la burguesía, la nobleza y el clero convivieron durante siglos.