Archivo del sitio

Hugo Holmes, de adolescente marginado a detective

Rocio S. Cortés ha escrito un libro de detectives para jóvenes que disfrutan resolviendo misterios


portadaPor: Tania J. Baeza
¿Quién es Hugo Holmes?
Hugo es un chaval que vive en un pequeño pueblo de Granada y que sueña con ser un gran detective, tan bueno como lo fue Sherlock Holmes.

Quiere aprender a ser detective en un mundo en el que se aprovecha cualquier diferencia como una debilidad y en el que las personas tratan de tirar tus sueños porque son raros.

Él ha crecido leyendo los libros de Holmes y lo tiene como un ídolo a seguir. Él quiere o trata de aprender sus técnicas de deducción, seguir sus consejos como guiarse por la razón y echar a un lado los sentimientos.

Pero digamos que Hugo no es perfecto y le es difícil ir tras los pasos de Sherlock.

¿Cómo surgió su historia?
Siempre me ha gustado leer novelas de misterio y me preguntaba cómo algunos escritores tenían la capacidad de hacerlas tan increíbles. ¿Cómo decidían cuando añadir cada pista a lo largo de la historia? ¿Cómo mantener el misterio hasta el final? ¿Cómo enlazan la vida del protagonista con el misterio al que se enfrenta?

Ante tantas dudas, empecé a buscar respuestas, pensando cómo lo haría yo.

Poco a poco, fue surgiendo esta historia, pero necesitaba más. Quería que fuera más real con respecto al protagonista. Es decir, casi todos los detectives de novelas o la televisión son prácticamente perfectos, algo gafes porque les surgen casos a cada lado que van, son muy inteligentes y con unas técnicas de deducción casi inhumanas. Entonces pensé ¿qué pasaría si una persona verdaderamente intentase imitarles, quisiera ser tan buen detective como ellos? Y…nació Hugo.

De forma breve, ¿cuál sería su sinopsis de la obra?
Como ya he dicho, Hugo es un adolescente que quiere ser tan buen detective como lo fue Sherlcok Holmes. Para ello, trata de aprender sus técnicas y seguir sus consejos; pero eso no parece ser tan fácil y tampoco suficiente. No ayuda que sus compañeros le consideren un pringado por esos gustos que tiene y que los pequeños casos que se les presentan no se resuelvan satisfactoriamente. Él tiene una única mejor amiga llamada Elena, quien lo apoya de manera incondicional y quien le indica que tal vez necesite encontrar un Watson que le ayude en el tema de los detectives.

Mientras está en ello, alumnos en el instituto empiezan a faltar a clase y, lo que para los demás parece una cosa sin importancia, para Hugo será algo raro, quizá un misterio que deba resolver. ¿Estará en lo cierto? ¿O estará un poco obsesionado con el tema de los detectives?

Y ahí comienza todo.

¿Por qué decidió que Hugo fuera el marginado de clase, al que todos llaman friki-detective?
Porque he observado que los héroes habituales suelen ser muy populares, queridos y sin errores en su vida. Son tan perfectos que parecen falsos y poco cercanos.

No todo el mundo es así, casi todos hemos tenido que pelear y aprender para crecer. Los marginados también pueden ser héroes.

Yo necesitaba un protagonista real, con errores, que se cayese y se levantase mil veces, y que luchase por lo que quiere, a pesar del mundo.

Por suerte tiene a Elena. ¿Qué le aporta este personaje al protagonista?
Elena es el sentimiento que le falta a Hugo. Ella es la que hace tan difícil seguir el consejo de “un buen detective no se guía por sentimientos, sólo por la razón”.

Elena es…todo para Hugo. Es su amiga, desde siempre. Ella no se burla de él como hace el resto y, para su alivio, le apoya en su pasión por los detectives. Ella le aporta la amistad, el consejo e incluso la regañina que a veces necesita para afrontar los problemas que se le presentan. Lee el resto de esta entrada