Archivo del sitio

‘Rulfo. Una vida gráfica’ para conocer a un grande de Latinoamérica

Novela gráfica que explora la biografía del autor mexicano en el centenario de su nacimiento, el 16 de mayo

‘La mejor biografía en viñetas que he leído”
New York Times, Jorge Carrión

Nota de Prensa
rulfoSayula, 1917, Estado de Jalisco. Un chico nace en un lugar que bien pudiera ser el paraíso. Lleva el nombre de Juan y la inmensidad del llano y el murmullo de las gentes empieza a metérsele en el cuerpo. La vida para él debía haber seguido así, pero llegó la tragedia. Seis años más tarde su padre es asesinado. Dos años después su madre muere de un ataque al corazón. El niño queda huérfano. Su paraíso se incendia y él empieza a ver muertos por todos lados. A partir de ese momento, el camino de Juan Rulfo será una dramática lucha sorda hasta alcanzar la inmortalidad de la mano de la literatura, en compañía de su mujer y sus hijos.

Un desierto árido atravesado por unos espectros fantasmales sin rumbo y sin pasado. Sus rostros están ajados por el tiempo y sus huellas desaparecen antes de ser borradas por el viento. Juan Rulfo nos ha legado este universo en El llano en llanas y en Pedro Páramo, dos pequeñas obras maestras que son, sin duda, muestras de lo más grande de la literatura en castellano. En este libro se exploran, en clave de cómic, los eventos de la vida de Rulgo que iluminan el estilo de su obra. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Reseña: ‘La Sacudida’, de Fernando Goitia

El periodista debuta en la literatura con una novela perfectamente documentada y narrada que, pese a la dureza de la trama, resalta el valor de la amistad por encima de todo

Por: Alberto Berenguer        Twitter: @tukoberenguer

la-sacudida

Portada de la novela

La primera novela de Fernando Goitia, La Sacudida, surge tras releer uno sus propios reportajes sobre el huracán Mitch –reportaje que, por cierto, fue galardonado con el Premio Iberoamericano de Periodismo Fernando Lázaro Carreter en el año 2000–. Por tanto, estamos ante una novela muy realista, basada en los estragos que el huracán provocó principalmente en Nicaragua y Honduras.

Ese arduo trabajo periodístico del autor bilbaíno lo vemos reflejado en la novela, al narrarnos magistralmente el paisaje forjado por la brutalidad del Mitch. Sin duda alguna, Fernando Goitia ha conseguido convertir las imágenes que el huracán dejó agazapadas en su cerebro en palabras.

Esta catástrofe natural supone el comienzo de una bonita y verdadera amistad entre los protagonistas: Miguel Goikoetxea y Julio García Baltodano. El primero, un periodista vasco que acude al lugar de la tragedia para realizar un reportaje. Entre el lodo, logra desenterrar al segundo, un ex-guerrillero que busca dar el último golpe en Posoltega para darles una mejor vida a su mujer y a sus dos niñas. Pero el Mitch logra cebarse antes con ellas…

La historia está perfectamente narrada en primera persona por cada protagonista, es decir, son Miguel y Julio quienes, de manera intercalada durante 24 capítulos, nos relatan su propia historia. De modo que, por momentos, seremos partícipes de una misma historia contada desde dos perspectivas distintas: «El día que salvé la vida a Julio García Baltodano el suelo tembló de madrugada. No fue un terremoto…», así inicia Miguel su propio relato. «Yo soy Julio García Baltodano. Ese es mi nombre, mi verdadero nombre. Quiero dejarlo claro antes de proceder a contarlo todo…», comienza relatándonos Julio. Lee el resto de esta entrada