Archivo del sitio

Reseña: “Krishan. El hijo del Sol”, de Juan Pomponio

Una mezcla de ficción y realidad, con profundos tintes espirituales

Por: Marisa Avogadro Thomé. Periodista – Escritora

“Amanece en la capital de los atardeceres. A lo lejos se divisan pequeñas luces que titilan moribundas. Flota una melodía que llega misteriosa, apenas perceptible. En Kumer, región legendaria situada en el país del Más allá, la realidad solo transcurre en el tiempo de ahora.

“Una esfera de fuego emerge desde las aguas del río Tahal, iluminando la comarca como una fogata encendida sobre el horizonte. Despiertan los Serafines y cantan alabanzas de bienvenida. Los pájaros enloquecen recibiendo al nuevo día con un festival de coros alucinados. Aún se distinguen las calles bajo la escarcha, un perro negro cruza desdibujado entre la ventisca de nieve”.

Con estas palabras comienza la novela Krishan. El hijo del Sol, de Juan Pomponio, escritor argentino, en su tercera edición.

Desde los primeros párrafos, el lector va perfilando lo que será el desarrollo de la trama y la manera con que el autor nos contará el relato. Una mezcla de ficción y realidad, con profundos tintes espirituales, que son además una constante en la escritura y expresión cotidiana del autor. Preocupado por el ser y su interior, por conseguir estadios de luz que trasciendan y conduzcan a una vida mejor.

Recursos literarios utilizados desde el inicio para sorprender: antítesis, metáforas, imágenes sensoriales; animaciones, entre otros; van creando la atmósfera necesaria para que los personajes de Krishan tomen identidad.

Juan Pomponio describe a su libro de la siguiente manera: “escribirlo fue una necesidad interna, poderosa, una realidad proveniente del núcleo de mi vida para dejar plasmado el pulso de un viaje hacia todos los seres humanos. Krishan recibe las enseñanzas de los grandes maestros que atravesaron la humanidad, aprendiendo desde la inocencia del ser para continuar con su legado de letras. El Hijo del Sol, apareció en mi senda cuando menos lo esperaba, y ahora ya se encuentra entre nosotros para relatarnos su periplo hacia la ciudad del Tiempo sin Límite”.  Lee el resto de esta entrada