Archivo del sitio

Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia

Proponemos el libro “Las astrónomas, chicas estrella“, de Sara Gil Casanova

515QMhESLjL._SX319_BO1,204,203,200_Hoy, 11 de febrero de 2018, es el día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Un día en el que queremos visibilizar la labor científica de las mujeres y fomentar las vocaciones en las niñas.

En el s. XXI, las mujeres siguen enfrentándose a estereotipos y restricciones sociales y culturales, limitando su acceso a la educación y la financiación de sus proyectos e investigaciones. Así se ha establecido esta fecha con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y niñas, y además de lograr la igualdad de género y el empoderamiento.

Las científicas sufren a diario el denominado ‘machismo en la ciencia‘, es por ello que queremos desde este blog visibilizar la labor de algunas científicas que vivieron en la sombra de sus colegas de trabajo o eclipsadas por su marido. Es el caso de Maria Winkelmann-Kirch, una apasionada pero desconocida astrónoma alemana que fue la primera mujer en descubrir un cometa (C/1702 H1) o la primera mujer de Albert Einstein, Mileva Maric, fue una brillante matemática que proporcionó apoyo matemático a su marido y sin ella, Einstein no sería quien hoy en día es.

Al final, siempre se ha dicho que detrás de un gran hombre, existe una gran mujer.

Anuncios

Lucía Asué Mbomío Rubio: “El racismo no es sólo una cuestión de la población minorizada, es un problema de la sociedad en su conjunto”

Las que se atrevieron, un ‘librín’ que da voz a seis mujeres apostando por el declive de estereotipos y fomentando la igualdad racial, así como la multiculturalidad

Por: Alberto Berenguer      Twitter: @tukoberenguer

17621891_10154983734501276_3376985915716564638_o

La escritora, periodista y reportera Lucía Asué Mbomío. Foto de Sara Martín López. 

La novela corta Las que se atrevieron ofrece seis relatos de mujeres blancas casadas con guineoecuatorianos en España. ¿Por qué surgió la necesidad de plasmar en papel los testimonios y vivencias de estas seis mujeres?
Era una parte de las muchas historias de España que no se había contado. Ahora se habla bastante en los medios de inmigración, de multiculturalidad, etc… y lo hacemos como si fuera algo nuevo cuando no lo es. Guinea Ecuatorial fue territorio español, entre 1778 y 1968, llegó a ser incluso provincia, sin embargo, no sabemos casi nada de ahí. La conexión, más allá de la lengua, es muy fuerte pero, desde la independencia, totalmente asimétrica. Incluso en los hogares más humildes de Guinea, ven TVE, saben qué tiempo hará al día siguiente en La Rioja y, hasta en los colegios más distantes, les cuentan quién fue Garcilaso de la Vega. En España, en cambio, es como si se hubiera producido una amnesia nacional, en clase nos explican que las últimas colonias fueron Cuba, Puerto Rico y Filipinas, rara vez nos hablan de El Aaiún o Malabo, por poner un ejemplo. Olvidan, de este modo, que los hijos de estas tierras llevan siglos entre allá y acá y que, en este tiempo, han vivido, se han “arrejuntado” o han parido. Dejar fuera este episodio de la historia significa invisibilizarles a ellos y, por extensión, también a nosotros, sus hijos o a sus cónyuges. Recogiendo todo eso y con la constancia de que ya había escritores guineoecuatorianos que habían narrado desde su punto de vista, decidí sumar otro: el de sus esposas españolas.

¿Qué fue lo que más le atrajo de esas confidencias?
Que las protagonistas no las contaban como algo excepcional, sólo como sus historias de amor. Sin embargo, fueron mucho más, porque su determinación a la hora de continuar con sus relaciones, implicó que fueran desmontando estructuras que no todo el mundo osaba desmontar: les dio igual el qué dirán; desobedecieron a los varones de sus familias; cohabitaron antes del matrimonio; tuvieron hijos o hijas antes de casarse o/y se juntaron con hombres que ya habían formado una familia. Recordemos que en el momento en el que está ambientado el libro, los años 60 y los 70, todavía no existía siquiera la ley del divorcio y el Franquismo seguía vigente. Lee el resto de esta entrada

IU pide que se repare el olvido de las literatas de la Generación del 27

20131105_homenajes_mteresa_leonEl Área de la Mujer de Izquierda Unida publicó hace unos días, en su página de facebook, que el grupo parlamentario Izquierda Plural había registrado una proposición no de ley instando al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para reparar el “injusto olvido” de las mujeres de la ‘Generación del 27‘.

Esta iniciativa viene a reforzar la que IU ya presentara en 2012, y que se puede leer en su página web, pidiendo que se protegiese el legado de escritores tan reconocidos como Federico García Loca o Rafael Alberti, entre otros, después de que se supiera que habían enfrentamientos entre instituciones y familiares por la conservación de obras de algunos autores de aquella generación. Ganada aquella batalla, al ser aprobada la proposición, ahora llega la reivindicación de las mujeres que también publicaron grandes obras en aquellas convulsas fechas. Mujeres como la autora de teatro y cuentos, entre otros géneros, María Teresa León.

.

Miriam Lavilla nos presenta “Aceptamos lagarta como princesa de cuento”

unademagiaporfavor-novedades-novela-chick-lit-diciembre-2013-ebook-aceptamos-lagarta-como-princesa-de-cuento-miriam-lavilla-portada“Aceptamos lagarta como princesa de cuento” , de Alentia editorial, es la última novela publicada por la madrileña Miriam Lavilla.  El protagonista de esta historia escrita en clave de  humor es Ariel, un hombre con un pasado sentimental desastroso que no se dará por vencido e intentará encontrar a la mujer adecuada contando siempre con sus amigos. En su búsqueda vivirá muchas historias y relaciones encontrándose con diferentes tipos de mujeres. 

Por: Marta Juan 

¿Cómo definiría su último libro “Aceptamos lagarta como princesa de cuento”?
Un libro de humor, por supuesto, pero también lleno de psicología. Un libro que cuenta historias de relaciones humanas, ya sean complicadas o muy sencillas pero a las que a veces, nosotros mismos complicamos… Sobre todo, un canto a la amistad. Lo mejor de libro es la relación que tienen entre sí el grupo de amigos.

“Aceptamos lagarta como princesa de cuento”, al igual que sus anteriores novelas, ha sido escrita en clave de humor. ¿Cómo describiría su estilo literario?
Siempre lo defino como libro de auto-ayuda en clave de humor porque, aunque te esté contando cosas graciosas, te hace pensar en varias ocasiones en el lado serio o grave. Pero, vamos, mi estilo es muy coloquial y muy sencillo, sin grandes pretensiones literarias. Simplemente entretener pero ya si divierto… ¡Pues mucho mejor!

Lee el resto de esta entrada

Prado G. Velázquez: “Tierra de Sol es una novela donde la mujer es la protagonista”

Prado G. Velázquez“Tierra de Sol”, de Éride Ediciones, es la primera novela publicada de Prado G. Velázquez, quien nos presenta una historia protagonizada por mujeres, llena de acción, política, sangre y sexo, ubicada en México años antes del inicio de la revolución de Chiapas. Esta Manchega de nacimiento y Barcelonesa de adopción no dudó en optar por el crowdfunding para obtener el apoyo económico necesario para poder coeditar su primera novela. 

Por: Marta Juan 

Acción, política, fantasía, sangre y sexo, es lo que encontrarán los lectores en la novela “Tierra de sol”. ¿Cómo resumiría en una frase la esencia de su primera novela publicada?
La verdadera esencia de “Tierra de Sol” es la búsqueda que cada personaje emprende para encontrarse a sí mismo y para construir una nueva vida alejada de la que tienen.

La acción de la novela transcurre en 1992, en el sur de México, con el inicio de la revolución de Chiapas y brotes de rebeldes que reclaman la igualdad de derechos para los indígenas. ¿Por qué centró la acción de la novela bajo este trasfondo histórico?
No transcurre exactamente en el inicio de la revolución de Chiapas. El levantamiento zapatista ocurrió oficialmente el 1 de enero del 94. Al situarla año y medio antes, en el verano del 92, he querido contrastar lo que imagino que se daba en ese momento en México —brotes de rebeldes, acciones violentas y el abuso y manipulación por parte de los órganos de poder— con el dulce momento que en Europa se vivía, con las celebraciones de los JJ.OO. en Barcelona, la Expo en Sevilla y la celebración mundial del Descubrimiento de América. Además, en el 92 México firmó el Tratado del Libre Mercado con EEUU y Canadá, cosa que me interesaba mucho porque, si bien es un avance político-social para unas cosas, a mi juicio también significa el principio de la globalización y el capitalismo descarnado. Y todos sabemos ya cómo acaba el cuento cuando un país adopta ese tipo de políticas tan agresivas donde lo único que prima es el poder económico y se relega a la mínima expresión los derechos sociales, la dignidad y la igualdad. Lee el resto de esta entrada