Archivo del sitio

Mario Marín presenta un (no)poemario construido desde lo visual

school

Go, go, go, Goodmorning, to school es un libro híbrido, con dos poemarios y varios relatos independientes

¿Cómo surgió Go, go, go, Good morning, to school?
Yo trabajo siempre por imágenes. Mi formación es artística y estructuro por defecto en base a territorios visuales. Tenía dos poemarios que no quería presentar aislados. Los imaginaba dentro de otro escenario, y ahí empieza la fase de montaje. Los trabajo planos y secuencias de ayuda en forma de relatos breves y los posiciono y enlazo. Cada poemario tiene sus dos escoltas que les dan entrada y salida; son cuatro actores secundarios en forma de relatos que crean el ambiente necesario para una lectura adecuada de los versos que luego vienen. Cuando trabajo la propuesta con Editorial Niebla, insisto en mantener unos títulos y subtítulos interiores, una tipografía concreta y una estructura sin modificaciones; cualquier desplazamiento de páginas rompería el ritmo de lectura que yo imaginaba. Rafa Pérez, mi editor, es un tipo enamorado de los proyectos frescos y libres, y no hubo ningún problema para mantener mi propuesta.

¿Qué le llevó a titular el libro así?
Cuando estudiaba Bellas Artes tenía un despertador con forma de Mickey Majorette que me despertaba escandalosamente cada mañana con el sonido Go, go, go, good morning, to school. Esto se convirtió con el tiempo en una arenga interiorizada que siempre he usado cada vez que emprendía un proyecto. Es un grito de guerra, un posicionamiento vital en favor de levantarte cada mañana y trabajar sonriendo y en positivo. El título es un homenaje a esa disposición vivencial.

¿Qué criterios siguió para elegir los poemas que aparecen?
El primero de los poemarios, El suelo de las paredes, tiene cuatro parcelas; Buzos que se ahogan en el mar, La vacas no comen carne, La novia de mi cadáver e Isla Manguitos, y nos recuerda el suelo que nunca pisamos, la extensión de pormenores que se esconden a nuestra vista, de los que conocemos su existencia pero no su tacto ni su color. Son poemas para el alivio y para el apósito, pero también para el enganche con los mundos inventados.

El segundo poemario, Mundo Club, tiene cinco territorios, Las Ceñiduras, Kiosco de las Hetairas, Ribera Barragana, La corte y la seda y Cuerpos y miradas. A estas cinco zonas se le une otra pequeña parcela; Barbie odia el rosa, con un solo poema. Mundo Club surge de la observación de clubes de alterne de carreteras secundarias para un proyecto fotográfico, y se sitúa en el territorio del páramo para entender la desolación a través de la soledad, una soledad que la marca el aire y que se queda en el ritmo de su lectura. Provocadoramente breves, cuentan solo la superficie, como los primeros hachazos en un tronco, desbrozando solo la corteza.

El libro, además de poemas, incluye cuatro relatos. ¿Hay un hilo argumental que una todos ellos?
El primer poemario entra en escena de la mano de la historia del carnicero amante del cine gore Santiago Chamizo, y su final está escoltado con el relato del artista contemporáneo y fracasado Rafael Vélez. Ambos dan color y tono a sus poemas. El segundo poemario se lanza con el relato de la prostituta Lady Gaga y acaba con la historia de Sara la Estatua, el travesti mejor dotado de un club de alterne de una carretera secundaria. En este caso están más para delimitar una escenografía de mínimos.

Niebla servicios editoriales la describe como un nopoemario. Para quien no conozca el término, ¿qué es un nopoemario?
Un nolugar es un espacio arquitectónicamente neutro, son territorios de transitoriedad, como hospitales, tanatorios o aeropuertos. Un nopoemario es un poemario insuficientemente definido, que necesita y busca la muleta de relatos, ilustraciones o notas para que funcione como pieza artística. Lee el resto de esta entrada

Un poemario simbolista de José Luis García Herrera: El viajero en la niebla

José Luis García Herrera es un continuador de la poesía simbolista en su poemario El viajero en la niebla, sin negar su honda preocupación por la caducidad del ser humano

Lee el resto de esta entrada

Un poemario simbolista de José Luis García Herrera: El viajero en la niebla

José Luis García Herrera es un continuador de la poesía simbolista en su poemario El viajero en la niebla, sin negar su honda preocupación por la caducidad del ser humano

Por: Manuel García
poemarioPublicado por la editorial El Full, El viajero en la niebla es un libro de poemas que nos involucra en esa estética tan genuina y particular de García Herrera, el simbolismo. Su uso metafórico de la palabra y su adjetivación sutil para matizar actitudes ante la visión del paisaje son inherentes a su escritura.

No estamos ante una poesía barroquizante, sino ante una poesía que busca en el hermetismo una forma de traducir la vastedad del mundo, y solamente a partir del símbolo, de la construcción de sinestesias y metáforas, es posible la concreción, una concreción pasajera que se disuelve como esa niebla ante el viajero o el explorador: “El viajero pinta sombras de humo bajo las farolas, y voces de niebla que ruedan desde la plaza de Santa Ana hasta la pálida memoria de mis huellas recorriendo la ruta solitaria de las sombras” (pág. 31). Lee el resto de esta entrada

Kalandraka publica Nube con forma de nube’, un poemario infantil de Cecilia Pisos

El ejercicio poético de Cecilia Pisos se caracteriza por una revisión de los cuentos clásicos, los juegos infantiles y esas adivinanzas que configuran la memoria del pasado

portada nube.inddPor: Manuel García
Cuando uno se acerca a una obra como Nube con forma de nube, tiene la impresión de estar ante una obra para niños que, sin embargo, el lector adulto disfruta también por lo hipnótico de su versatilidad literaria y por unos referentes que lo reconducen al pasado, a una memoria inacabada, la memoria de la propia infancia.

Kalandraka publica estos poemas de Cecilia Pisos que indagan en la literatura como dibujo, como espontánea expresión de la niñez, como una impresión de unos recuerdos que se mezclan con la propia fantasía de la autora, un mundo mironiano donde las palabras interactúan con los dibujos de Diego Bianqui quien, usando un cromatismo básico de azul, rojo y blanco, construye el caligrama de los versos de Pisos. Lee el resto de esta entrada

Kalandraka publica Trastario, de Pedro Mañas: un poemario surrealista para niños

Trastario, nanas para lavadoras, es un tributo que Pedro Mañas rinde al Surrealismo como una forma de expresión semejante a la imaginación insondable de los niños

Por: Manuel García
manoloLeo Trastario, nanas para lavadoras, publicado por Faktoría K de libros, de la editorial Kalandraka, y descubro con ilusión unos poemas construidos a partir de imágenes surrealistas.

Y no anda desencaminado Pedro Mañas en ese tributo a esta corriente vanguardista, pues la imaginación de los niños se sumerge en esas asociaciones aparentemente ilógicas para construir sus mundos simbólicos. Los elementos de la naturaleza se combinan con los objetos para lograr esa realidad paralela, donde el ritmo acelerado y un fraseo semejante al trabalenguas se repiten en cada poema de este libro, ilustrado por Betania Zacarias.

Onomatopeyas, aliteraciones, repeticiones y esas imágenes oníricas contribuyen a que Trastario sea una clase de fábula sobre el juego, sobre sus estrategias, sobre sus espacios, albergando un lugar para los elementos marinos y de la noche que encandilan a los niños. Lee el resto de esta entrada

Escribiré de amor en tus entrañas, libro de poemas de Elías Cortés

Elías Cortés publica en Círculo Rojo un poemario a modo de cancionero en el que influencias barrocas y surrealistas expresan un amor exultante e incendiado

Por: Manuel García
manoloMe emociona la sensibilidad del prólogo del poeta José Luis Zerón al escribir sobre esta colección de poemas que Elías Cortés nos revela como un tributo al amor trovadoresco. Zerón condiciona la forma a una sensibilidad sincera, exenta de fingimiento.

Podría decir yo, como elautor del prólogo, que este libro de Cortés son unos cantos donde la carnalidad y la euforia del deseo se caracterizan por el acopio de metáforas que introducen al propio creador en una clase de balbuceo; un balbuceo a través de las metáforas para poder comprender los estragos del amor. El Surrealismo y el Barroco son una forma de expresión idónea para ese vehemente deseo. Lee el resto de esta entrada

Exitosa presentación del poemario de Manuel Garcia

Las exploraciones surge de las reflexiones sobre lo oscuro y tenebroso que hay en todas las sociedades, todas las épocas

img_20161006_204457El Casino orcelitano congregó ayer a más de un centenar de personas para la presentación de Las exploraciones.

Entre los asistentes se encontraban alumnos de Manuel García, que quisieron ver a su profesor fuera de su ambiente habitual: las aulas.

Los encargados de conducir la presentación fueron los miembros de Auralaria. También estuvo en la mesa Roberto Ferrández, ilustrador del poemario.

La charla entre los cuatro sirvió para que el público conociera cómo surgieron los poemas. Los elementos que inspiran y muchas otras anécdotas relacionadas con la obra y la literatura en general. También de su relación con la pintura.

‘El humo de los versos’, un poemario donde Ramón Bascuñana se enfrenta a la vida cara a cara

Por: Manuel García

versos

El autor con su obra/ MG

Ramón Bascuñana regresa con este nuevo poemario, Premio Ernestina de Champourcín 2015, a una reflexión sobre el dolor de la nostalgia como una forma inútil de escapar del destino. En este libro encontramos a un escritor consternado, defraudado con el mundo que lo rodea, dolido con la incapacidad para cambiar el futuro o los acontecimientos del pasado.

El título ya nos introduce en esa visión efímera de la vida, como si también en la propia escritura se escapara lo tangible, lo vivido. Escribir es un acto de consumación, pero que queda en nada, pues el signo es una resonancia ínfima de lo experimentado: “(…) cuando la vida se olvida de la vida se transforma en olvido” (pág. 19). La escritura surge como una necesidad, el fuego, pero que queda en lo elemental, en un resquicio, en una elemental esencia que no puede agotar las posibilidades semánticas cifradas en el pensamiento. La escritura como humo.

Esa analogía se traslada a la propia vida. Los recuerdos, los ausentes, los viajes, las lecturas, los amigos que se van para no coincidir más en nuestras rutinas… todas estas experiencias quedan en un poso de cenizas, en esa soledad sonora, incapaz de recuperar cada una de esas vivencias tal y como se vivieron: “Para qué aceptar mansamente la derrota; para qué resignarnos al cruel sacrificio de los años, si al final, la muerte, como de costumbre, será la recompensa a tanto vano esfuerzo, a tanto sacrificio.” (pág. 29). Lee el resto de esta entrada

‘De exilios y moradas’, un poemario de José Luis Zerón Huguet

morada Por: Manuel García
No ha publicado en Visor, pero me consta que la obra de José Luis Zerón ha sido de las más leídas y reseñadas a lo largo de estos últimos veinte años, quizá por su carácter independiente y por seguir indagando en las raíces del símbolo con el fin de explicar qué valor tiene la existencia humana en el caos de la realidad.

La editorial Polibea publica ahora De exilios y moradas, el último poemario del autor oriolano, un trabajo muy interesante, pues incide en la línea evolutiva de un poeta que contempla la realidad desde el ascetismo. Una perspectiva neutral, científica, eminentemente objetiva, dentro de lo poético, intenta descubrirnos qué propiedades tiene la realidad que nos circunda: “Entra en tus ojos una luz nueva,/ como un verbo sin voz, y recuperas/ la esperanza en el abismo que te contiene” (pág. 77).
  Encuentro en este poemario un deber moral en la propia génesis del libro que articula todo un discurso poético con intención, con intención de extraer las razones místicas y mixtificadoras del propio hecho creador. Aforismos, sentencias, plegarias, un tono apocalíptico y un lenguaje literario, fundado en diversas herencias filosóficas, convierten a esta obra en un libro necesario para rastrear los enigmas que obran en la construcción de la realidad, en los avatares de los símbolos que se manifiestan ante nosotros, en la evidencia de que los despojos, la caducidad y las cenizas son inexorablemente la otra cara de la existencia, la que redime, pero a la que tememos: “El nombre de Dios repetido en voz alta miles de veces/ no te elevó más allá de la muerte./ Ninguna hermosa elegía te devolverá/ los paraísos perdidos” (pág. 81).

Lee el resto de esta entrada

El arte de recordar: Las luces nómadas, un poemario de Esteban Martínez Serra

Las luces nómadas, de Esteban Martínez, es un poemario en el que los recuerdos de la infancia y la ausencia del padre se convierten en una clase de exorcismo vital

postPor: Manuel García

Las luces nómadas, publicado en Bartleby Editores,es un texto poético donde los recuerdos de la infancia configuran un espacio imaginario completamente inédito para el lector, pero que, poco a poco, reconoce en los referentes que en el poema se fijan.

Lo que destaco de este libro es la capacidad de síntesis para armar todo un mundo autónomo sobre el pasado a través de pequeños objetos y acciones, que destilan un tono elegiaco cuando Martínez Serra los utiliza como materia verbal. Peceras, patios, humo y juguetes son objeto y símbolo al mismo tiempo para describir el destierro de una existencia inacabada.

El poeta siente la necesidad de regresar al pasado con el fin de cerrar el círculo de su propia experiencia en el presente, como si una deuda hubiese de ser saldada ahora que, desde la coyuntura, presiente que el tiempo se le escapa. La palabra se torna en una vivencia que ha de consumarse en ese retorno a lo conocido, pero que el lenguaje transforma en un hallazgo sobrecogedor y asombroso.

Lee el resto de esta entrada