Archivo del sitio

David Garriga: “Mucha gente sigue confundiendo islam con terrorismo”

El Presidente de la Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global habla sobre su libro Yihad: ¿qué es?, la nueva revista “Al-Ghuraba” con una contra-narrativa de DAESH y AL-QAEDA, el terrorismo y la necesidad de invertir en la formación y pedagogía entre los jóvenes

Por: Alberto Berenguer       Twitter: @tukoberenguer

15542137_10154000549447382_4476230424902978533_n

David Garriga, criminólogo y analista en terrorismo de etiología jihadista

Es autor del libro Yihad: ¿qué es?, una guía para lectores inquietos por una de las mayores amenazas del siglo XXI: el terrorismo. El término ‘Yihad mayor’ aparece muchas veces en El Corán con el significado de esfuerzo individual o colectivo para ser cada día mejor persona y mejor musulmán. ¿Cree que el concepto de ‘Yihad’ ha sido manipulado por los terroristas y en consecuencia por los medios de comunicación?
La palabra yihad apareció aquí en occidente no hace mucho tiempo y relacionada con el terrorismo islámico. Varias han sido las definiciones, interpretaciones y descripciones del concepto pero quizás dos han sido las más extendidas. Por un lado el concepto erróneo de “guerra santa” y por otro lado, una más adecuada pero que los terroristas omiten, que es el de yihad como “esfuerzo”.

Estos terroristas no solo manipulan el concepto de yihad a su conveniencia sino que otros como sharía, umma o califato por ejemplo, también son usados a su propio interés y conveniencia.

¿Entiende que muchas personas, especialmente musulmanes, puedan sentirse ofendidos con la utilización del término ‘yihadismo’?
Completamente. Nadie y menos un grupo terrorista puede secuestrar palabras y hacérselas suyas y menos toda una religión. Vincular terrorismo a yihad, entre otros muchos conceptos, es una maniobra muy inteligente que les ha facilitado que mucha gente todavía a día de hoy confunda terrorismo con islam.

Y ya que hablamos de ofensas, hubo una queja prolongada por la publicación en el diccionario de la RAE en su 23ª edición donde fijaba la palabra ‘Yihad’ como «Guerra Santa de los musulmanes» y en género femenino. ¿Cree que esta definición, para muchos errónea, ha influido negativamente en la sociedad española?
Negativamente no sé, pero seguro que no ha ayudado. El concepto guerra santa no es un concepto que se encuentre ni en el Corán ni en la Sunna y es desconocida en los tratados de jurisprudencia islámica, más bien es una expresión propia de la traducción católica y tiene su origen en las cruzadas.

En cuanto al género entiendo que si la mayoría de veces en las que se usa es “esfuerzo” y este es masculino, a la hora de hablar de yihad tendría que ser masculino, “el yihad”. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Ángel Medina: “Vaticano III va más allá de la ficción y de lo sugerente”

Vaticano III narra la lucha de un Papa procedente de un mundo sojuzgado que recibe una visión y para llevarla a cabo necesita realizar un gesto que asombrará a todos y escandalizará a muchos

Por: Alberto Berenguer        Twitter: @tukoberenguer

Vaticano_III_cubierta.pdf_160Muchas novelas están ambientadas en el escenario del Vaticano como El código Da Vinci o Las Sandalias del Pescador, ¿qué le motivó a escenificar su historia en el Vaticano?
En la sinopsis de la novela hago la observación de que el mundo es como un tablero cuyas fichas se interrelacionan. No cabe duda que el Vaticano ocupa un lugar preponderante en el mundo y por tanto, si esa ficha se mueve podría influir en el resto. Las novelas que cita, la primera es de ficción y entretenimiento. En cuanto a la segunda el argumento concluye con una sugerencia. Vaticano III va más allá de la ficción y de lo sugerente.

Vaticano III narra la lucha de un Papa procedente de un mundo sojuzgado que recibe una visión y para realizarla necesita realizar un gesto que asombrará a todos y escandalizará a muchos.

¿Qué ocurriría si los intereses de Occidente temieran ser perjudicado? ¿Lo toleraría el capitalismo? ¿Resurgiría con mayor fuerza el comunismo? ¿Lo aprovecharía el gigante chino para imponerse en los Mercados internacionales? ¿Se expandiría el Islam? ¿Cómo reaccionaría Israel ante la amenaza? Y todo esto con un final imprevisible.

Siguiendo con la ambientación de su nueva novela, ¿encontró dificultades inesperadas durante la narración?
Las dificultades a la hora de escribir suelen ser previas y por ello hay que precisar el guión,  desarrollar el esquema y documentarse. Por ejemplo, en un capítulo determinado tengo que “hacer ver” al lector cómo es por dentro un concilio (interiores, personajes, vestimenta, etc.…) Y todo ello en una página. Por eso, antes de empezar a escribir hago acopio de la documentación que voy a necesitar.

¿Resulta complicado innovar en un tema tan recurrente dentro de la literatura universal?
Entiendo que está casi todo dicho o escrito. Por eso, si se quiere ofrecer al lector un libro que le “diga algo” y pueda resultar interesante, hay que recurrir a temas lo más inéditos posibles; y si ya hay algo  escrito sobre él, lo más diferente. En este sentido intento que mis libros respondan al  criterio de lo novedoso, susciten interés y ofrezcan algo que no ha sido dicho antes.

¿Por qué eligió Vaticano III como título para su novela?
El título refleja el ambiente en el cual transcurre parte del relato. Como se han celebrado hasta ahora dos concilios, me pareció de interés titularlo “Vaticano III”, pues aún quedan muchas cosas por decirse y hacerse y  desde el anterior han transcurrido más de 50 años. Lo que se propone en mi novela es arriesgado, incluso utópico, pero no imposible. Lee el resto de esta entrada