Archivo del sitio

Mayte Uceda: “Me atraía la idea de escribir sobre viñedos pero, además, quería una mujer al frente de ellos”

Pasión, mentiras, intriga, y altas dosis de humor, dan como resultado “Alicia y el teorema de los monos infinitos”, una historia de amor entre viñedos mallorquines

portada_alicia-y-el-teorema-de-los-monos-infinitosPor: Marta Juan

“Alicia y el teorema de los monos infinitos” es la tercera novela publicada por la escritora Mayte Uceda. Bajo el sello de la editorial Planeta nos llega una comedia romántica con dosis de intriga y humor protagonizada por Alicia, quien al quedarse viuda, tendrá que hacerse cargo de su viñedo y bodega. Con el paso del tiempo Alicia decidirá poner fin a su soledad y buscar un compañero a través de Internet. Es entonces cuando en su vida aparecerá Marco, un enigmático y atractivo corso. Pero parece que Marco es demasiado perfecto, y Alicia no dudará en averiguar qué se esconde bajo esa maravillosa fachada.

¿Qué encontrarán los lectores en “Alicia y el teorema de los monos infinitos”?
Encontrarán la historia de un viñedo, una viuda y un perro, todo ello aderezado con altas dosis de humor, de sensualidad, de romanticismo, dentro de un marco extraordinario, como es un viñedo en Mallorca.

¿Cómo surgió esta historia?
Me atraía la idea de escribir sobre viñedos pero, además, quería una mujer al frente de ellos. La vitivinicultura es una profesión tradicionalmente masculina y, de alguna forma, quise ofrecer el punto de vista de una mujer al frente de un negocio como este. Supe que en Mallorca existía un grupo de mujeres bodegueras y me pareció el escenario perfecto para situar la novela.

¿A qué se debe el título del libro?
El título forma parte del prólogo de la novela, donde la protagonista relaciona el teorema del matemático francés Émile Borel con su desastrosa situación sentimental.

¿Cómo definiría a Alicia, la protagonista de la historia?
Alicia es una gallega de temperamento algo frío, poco dada a los dramatismos, que se enfrenta a los problemas de frente y que no se hunde fácilmente. Cuando muere su marido y tiene que hacerse cargo de su viñedo y bodega, pone el alma y el corazón para sacarlo adelante. Cuando, al cabo de seis años, se siente sola, se enfrenta a esa soledad y busca un compañero.

mayteuceda

Mayte Uceda  

¿Cómo ha sido la creación del resto de personajes de la historia?
Para la creación de los personajes secundarios yo siempre analizo la historia desde una perspectiva global, y voy añadiendo los que considero necesarios para enriquecerla. En este caso, decidí contar una historia de amor paralela entre dos personajes secundarios como son Cati, la hija adolescente de Tomás, mano derecha de Alicia en el viñedo, y Álex, un muchacho colombiano, expresidiario e hijo de Enrique, otro trabajador del viñedo.

Ante la soledad de su viudedad, Alicia decide buscar pareja por internet. ¿Por qué cree que ahora es tan fácil ligar, pero encontrar pareja, tan difícil?
Esta pregunta daría para una tesis completa, y comenzaría analizando el cambio producido en la sociedad en los últimos veinte o treinta años; la liberación de la mujer en el ámbito sexual, la alergia al compromiso, la radicación de una sociedad consumista, la exaltación del individualismo y la pérdida de valores. Ligar es fácil, hasta tenemos aplicaciones de teléfono en las que podemos saber si tenemos alguien cerca interesado en un encuentro esporádico. Pero cada vez es más difícil encontrar personas afines dispuestas a adquirir compromisos. La queja más habitual de las personas que buscan pareja es que «no se encuentra gente que merezca la pena».

La novela está ambientada entre viñedos, en Mallorca. ¿Cómo ha sido el proceso de documentación para escribir esta comedia romántica?
Para documentarme contacté con Cati Ribot, de las bodegas mallorquinas Galmés i Ribot. Ella fue quien me instruyó en todo lo concerniente al desarrollo de un viñedo y de una bodega. Cuando al fin visité sus viñedos, después de ocho meses de estar intercambiando información, fue algo muy especial.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Marisa E. Avogadro: “Me inspiran las cosas bellas y simples de la vida”

portadacorazon“Con el corazón a tientas” es el último libro de poesías que Marisa Elizabeth Avogadro, periodista argentina, ha publicado en su país, pero sus poesías y cuentos siguen inundando la red. Sus poesías se inspiran en las cosas más bellas y simples, mientras sus cuentos intentan trasmitir esperanza, amor, fantasía y solidaridad, siempre con un toque positivo. Marisa es coordinadora de la sección RazónArte de la revista “Razón y Palabra”, y está especializada en  nuevas tecnologías. 

Por: Marta Juan

Es la coordinadora de la sección RazónArte de la revista “Razón y Palabra” perteneciente al Proyecto Internet, del Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México. ¿Qué ha supuesto su participación en este proyecto en su faceta literaria?
A la revista “Razón y Palabra”,  llegué de modo electrónico, a través del Dr. Octavio Islas Carmona, director de la misma;  ya que soy  argentina. Al inicio, me invitó a escribir una columna sobre temas de periodismo de la ciencia, nuevas tecnologías,  a la que llamé Comunicarte y en la cual sigo trabajando. En el camino, transcurrido el  tiempo, el trabajo, pasé a formar parte del Consejo Editorial Internacional y finalmente me designaron: Coordinadora de la Sección “RazónArte”.

Así que tanto para mi trabajo periodístico como el literario, marcó un cambio la oportunidad que me dio el director, el Dr. Octavio Islas, que es un profesional destacado y de generosidad intelectual; con el que ya llevamos más de diez años trabajando en conjunto, con todos los integrantes del equipo . Diría que una parte de mi corazón la ocupa México, porque ha significado y significa una puerta abierta en mi vida profesional.

Al ser periodista de profesión, habrá tenido interés por la escritura desde muy temprana edad, pero ¿cuándo decidió escribir poesías y cuentos para publicarlos y compartirlos con los lectores?
Es muy cierto lo que Usted  me dice. Antes de empezar  la escuela, mi abuela materna me había enseñado las letras, con las de los titulares del periódico. Algunos cuentos nacieron en la escuela primaria y otros, junto a las primeras poesías, en la mitad de la escuela secundaria. Me decidí a publicarlos en  1997.

Lee el resto de esta entrada