Regala libros por San Valentin

El Día de San Valentín es una festividad que se celebra el 14 de febrero en muchos países. Durante este día, parejas de todo el mundo se expresan su amor con intercambios de regalos, cenas románticas, etc. Aunque en De lectura obligada creemos que el amor y la amistad se demuestran cada día y sin necesidad de regalos materiales, también vemos en San Valentín una oportunidad para volver a las librerías de todo el país. Por eso hemos preparado esta pequeña lista de novedades de literatura romántica y erótica.

Un beso en París, de Stephanie Perkins.
Cuando los padres de Anna le anuncian que pasará un año en un internado en París, la idea no acaba de convencerla. Lo que ella no sabe es que en la Ciudad del Amor conocerá al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. A pesar de ello, entre Étienne y Anna surge una atracción casi inmediata y palpable, que intentan canalizar en una amistad que va creciendo poco a poco hasta convertirse en algo más.

Stephanie Perkins, autora de Hay alguien en tu casa, nos hace vivir un año de desencuentros románticos que se convertirán en la perfecta historia de amor parisina.

Si tú pasas, yo nueces de Mar Montoro.
Daniela Cem, conocida como «La Tordo» («cara fina y culo gordo») es una chica de pueblo con un trabajo para olvidar en el cementerio local, aburridísima de la vida, cuando aparece la televisión por allí. Tras protagonizar un resbalón que convocará a la audiencia de todo el país, la imagen de Daniela incendia las redes y la fama ¡llama a su móvil!

A partir de ahí se desarrolla una aventura descacharrante con un ritmo frenético, donde no faltan la mudanza a la gran ciudad, el despilfarro en las tiendas que se ponen a tiro, el descontrol de las fiestas de la jet, una pasión loca y «galáctica», las dietas delirantes y la dictadura del bisturí, siempre acompañada por Mariana, una porrera insobornable, y Esteban, un cobardica maltratado por su novia, que no la abandonan en el vértigo ascendente de un mundo tan glamuroso como hostil, entre las fieras de los platós de televisión.

Daniela tendrá que «desmelenar» su instinto de supervivencia para poder sobrevivir en esta loca, loca aventura de una chica zumbada pero irresistible.

Deseos peligrosos, de Lisa Suñé.
La novela tiene como protagonista a Joanna, que ya no siente lo mismo por su novio; los huracanes y las mariposas que él le provocaba en su interior fueron desvaneciéndose con el paso del tiempo. El deseo de volver a saborear el amor de nuevo la arrastra a vivir esas sensaciones con otra persona: un hombre al que todos conocen como Lucas Locura. Un sinfín de experiencias y situaciones pondrán a prueba a Joanna y la sacudirán de pies a cabeza, obligándola a escoger entre resistirse al caos que supondría ese nuevo hombre en su vida o cometer el mayor de sus pecados.

La insaciable, de Teresa R. Fernández Zarza.
Él apuesto Gabriel Laborda, iniciará a la dulce y tímida Rosse en el arte del amor, dónde ella irá descubriendo sensaciones qué no conocía y qué cada vez se irán convirtiendo en una adicción para ella, sin importarla, cómo ni con quién satisfacer sus instintos de placer. Pero también con él aprenderá lo qué es el miedo, el pánico.

Viviremos con ellos sus fantasías eróticas y experiencias sexuales. También sus tristezas, penas y alegrías.
El amor llegará a sus vidas con una atracción mortal, pero la malicia, la obsesión y los celos de otras personas, incluso la de ellos mismos, destruirá el sentimiento más bello qué entre ellos había nacido.

La aparición de Marcus, hará qué su vida sea más satisfactoria, él entrará a formar parte de un lujurioso triángulo amoroso, dónde los placeres de la carne son tentadores y también el hechizo del amor.

¿Hasta dónde estará dispuesta a llegar Rosse?
¿Lograran separarlos o su amor será más fuerte?
¿Cuál será la elección de Rosse?

‘Contracorriente’ es la propuesta de Patricia Alcantud

La escritora riojana Patricia Alcantud opta por la escritura manual antes de plasmar sus obras sobre word

Con cuatro novelas publicadas, ¿se considera escritora? 
Escritora… No sé si puedo considerarme escritora como tal, puesto que considero que esa palabra no depende del número de novelas publicadas; sino de la continuidad e implicación en todo este proceso de la escritura y también del resultado que uno consiga con dichas publicaciones. 

Fuente: goodreads

De todas formas, supongo que sí, algo dentro de mí está respondiendo a esta pregunta y asintiendo con fuerza. Me considero escritora porque es algo que vive conmigo, casi como una parte de mi cuerpo. Adoro escribir y, sobre todo, poder llegar al corazón de las personas.

¿Cuándo decidió que quería compartir sus historias con otros?
Siempre he escrito, desde que aprendí a hacerlo. Ya entonces, siendo una niña, comencé a mostrar mis escritos a mis compañeros/as y, en especial, a mi profesora y tutora por aquel entonces, Maribel. Ella siempre me animó a seguir escribiendo y participé, con su ayuda, en varios concursos infantiles. 

Fue hace aproximadamente cuatro años cuando decidí que ya era hora de intentarlo, que no quería que mis historias se quedaran perdidas en mis cuadernos. Así que empecé a publicar fragmentos sueltos en un par de páginas de escritores y lectores. En esas páginas conocí a personas que me motivaron mucho y me animaron a dar un paso más. Y fue entonces cuando envié mi primer libro: Enséñame a Querer a editoriales. Este libro fue con el que me di a conocer y siempre será para mí un libro especial, por ese motivo y por el significado que guarda esa historia en mi propia vida.

Las primeras obras las publicó con una editorial, pero ahora se autopublica. Un proceso que han seguido muchos escritores jóvenes. ¿A qué se debe este cambio?
La verdad es que preferiría no entrar en detalles; pero tengo que decir que mi experiencia publicando con editorial no ha sido del todo buena. Por ello, decidí probar en el mundo de la autopublicación. También para poder tener el derecho sobre mis obras, en cuanto a promoción, precio, diseño, ventas, etc.

¿Cómo vivió el confinamiento en la faceta literaria? 
Sinceramente, no he podido escribir. O no he querido, no lo sé. La cuestión es que llevo tiempo aparcando la escritura, debido a falta de tiempo y porque he tratado de priorizar los momentos con la familia. Tengo dos hijas, una adolescente y otra de seis añitos… y, la verdad, es complicado llegar a todo y sacar tiempo para una misma.

Nos adentramos ya en sus obras. ¿En qué género las enmarcaría? 
Mis tres primeras novelas: Enséñame a Querer, Enséñame a Olvidar y Desde la otra orilla, pueden considerarse románticas; pero también diría que contienen drama. Esto es porque, a pesar de que siempre escribo sobre el amor, ya que considero que es uno de los motores principales que mueve el mundo; tiendo a dramatizar mis historias. No sé bien por qué lo hago, supongo que va conmigo y con mi personalidad como escritora; pero me gusta hablar sobre el dolor y las partes duras de la vida. 

De eso precisamente trata mi última novela: Contracorriente. Esta puede encasillarse directamente en género dramático, aunque también contiene romance. Es un libro muy diferente a los anteriores que he publicado. Es duro, es conmovedor y cruel a partes iguales, pero es real. Es, para mí  y sin ánimo de resultar egocéntrica, mi mejor libro escrito hasta el momento; pero supongo que eso no debería juzgarlo yo y que, por supuesto, es cuestión de gustos.

¿Cómo definiría su estilo?
Directo. Suelen decirme que mis escritos son buenos precisamente por eso, por mi lenguaje sencillo pero lleno de sentimientos. Pongo el alma en cada palabra y trato de llegar al corazón de quien me lee.

Todos los escritores tienen referentes , ¿podría hablarnos de los suyos? 
Me gusta muchísimo Federico Moccia, aunque me pasa algo contradictorio con este escritor. No me han llegado al alma todos sus libros; pero con “Tres metros sobre el cielo” y los siguientes de esa historia, me ganó por completo como lectora. Me gusta su forma de escribir, aunque sea muy distinta a la mía.

También me gusta el estilo de Elísabet Benavent, sus historias son directas, divertidas y llenas de sentimiento.

Hay muchos más escritores a los que admiro, como, por ejemplo, Jojo Moyes, Raquel Martos (me enamoró su libro “Los besos no se gastan”, Estrella Correa, Julia Navarro, Alice Kellen (esta chica tiene magia en las palabras), y así podría decir muchos más. Sin embargo, creo que no me fijo en nadie a la hora de escribir mis propias historias; simplemente me dejo llevar y hago (y escribo) lo que me dictan el corazón y la cabeza.

¿A qué tipo de lectores se imagina disfrutando de sus novelas?
Creo que me leen más las mujeres que los hombres. Desconozco el motivo, quizá porque suelen ser más aficionadas a este tipo de novelas y porque suelo narrar desde el punto de vista de una mujer. Tengo este dato basándome en los comentarios, ventas personales y demás que han sido realizados sobre los libros; pero supongo (y espero) que también haya hombres entre mis lectores. Al final, todos sentimos y vivimos.

Los escritores poco conocidos deben luchar contra grandes campañas promocionales de autores muy conocidos. ¿Qué estrategia sigue para dar a conocer sus obras?
Pues si tengo que decir la verdad, debo reconocer que no me implico demasiado en la autopromoción de mis novelas y quizá sea por eso que no obtengo los resultados deseados. Al principio sí que lo intenté: publicaba fragmentos e imágenes de mis libros en redes sociales, buscaba eventos literarios, me anunciaba como escritora. Pero, con el tiempo, fui aparcando todo eso porque me ocupaba mucho tiempo y no conseguía lo que buscaba. Soy consciente de que este camino no es fácil, que es muy complicado darte a conocer en un mundo donde existimos tantas personas que escriben y que, para un lector que no te conoce, es un riesgo darte una oportunidad como escritora habiendo tantos libros por leer. De todas formas, he tenido la suerte de encontrar personas así que, sin conocerme, se interesaron en mis libros y compartieron conmigo sus opiniones, haciéndome muy feliz.

Actualmente, como digo, estoy un poco “perdida” con esto de darme a conocer, pero confío en encontrar el camino y la motivación que, a veces, me falta.

Desde la otra orilla es su última obra. ¿Qué le diría al lector para que sienta interés por sumergirse en la historia?
Mi última obra publicada es Contracorriente. De esta novela no puedo decir nada más que: “¡Léela!” 

Es mi libro preferido de todos los que he escrito por el tema que trata, con el cual empatizo mucho. Habla sobre la trata de personas, en este caso niñas; personas que se ven obligadas a vivir una vida que no se merecen ni quieren vivir. Habla sobre la libertad, la lucha por encontrarla, y también sobre la amistad y el amor; puesto que, afortunadamente, siempre habrá personas buenas en el mundo. Es una historia fuerte, lo tengo que decir; tal vez no apta para toda clase de personas. Pero es una historia que, aunque sale por completo de mi imaginación, narra cosas que pasan, por desgracia, en todas partes del mundo.

Al lector que esté dudando sobre si darle una oportunidad, le podría asegurar que no le va a dejar indiferente. Puede que la ame o puede que la odie (creo que es de esos libros), pero le va a remover por dentro, de eso estoy segura.

Explíquenos el proceso de creación de los personajes y la ambientación. 
El proceso… en mi caso no tiene un orden. La idea llega a mi mente y se va cociendo allí a fuego lento durante un tiempo; van llegándome momentos, escenas como si de una película se tratase y frases sueltas que suelo ir apuntando donde pillo. Después, en el momento que siento que debo hacerlo y que de verdad me nace, me pongo manos a la obra. Comienzo siempre escribiendo sobre papel, siento que no podría hacerlo de otra forma. Así, en un cuaderno, voy poniendo detalles sobre mis personajes, quitando unos, añadiendo otros… y voy juntando las escenas.

Posteriormente, cuando ya lo tengo escrito y ordenado en un cuaderno, me dispongo a pasarlo al ordenador. Y, por supuesto, a corregirlo (unas cuantas veces) y modificar alguna que otra cosa.

Para acabar la entrevista, ¿cómo pueden adquirir los lectores sus obras?
Todas mis obras están publicadas en Amazon, tanto en formato digital como en papel. También las vendo yo personalmente, firmadas y dedicadas; las envío a casa de los lectores interesados. Las dos primeras novelas están en la librería Santos Ochoa, pero solo en mi ciudad, por lo que es más difícil encontrarlas de ese modo. 

Para finalizar, quiero darle las gracias a Tania por haberme dedicado un pedacito de su tiempo y por aceptar hacerme esta entrevista. Para nosotros, los autores, son empujoncitos que agradecemos mucho. Ha sido un placer compartir esto contigo y con todos vosotros. ¡Un abrazo!

‘Un confinamiento de cuentos’ es la primera obra de ficción de M.A. Font Bisier

La obra cuenta con material adicional, como una canción oficial, al que se tiene acceso por códigos QR, lo que convierte a la obra en un libro inclusivo y rico en recursos

Fuente: el autor

Antes de hablar del libro, nos gustaría conocer un poco de usted. ¿Un confinamiento de cuentos es su primera obra literaria?
Soy Miguel Ángel Font Bisier, tengo 34 años y soy natural de Valencia. Hasta hace un par de años, mi labor principal ha sido la de escribir y dirigir producciones audiovisuales, pero desde 2016 he comenzado una línea de investigación propia sobre cómo hacer la cultura más inclusiva para las personas con discapacidad. Al recorrer este camino, y en 2017, publiqué mi primer libro: XMILE-Cine de Diseño Universal. En él se relatan los primeros frutos de mis investigaciones, por lo que Un confinamiento de cuentos sería mi segundo trabajo literario, aunque sí que podríamos considerarlo mi primer libro de ficción.

En el confinamiento cada uno buscó la forma de entretenerse: cocinar, decorar, hacer deporte… ¿Qué le llevó a escribir? ¿Era fácil inspirarse en esos momentos?
El confinamiento fue una etapa de muchas emociones. Por un lado, me pilló en la posproducción de mi primer largometraje inclusivo como director y guionista: SWING! La vida d’un secret (el largo está en valenciano). Así, nuestro primer reto mientras recibíamos las noticias sobre la pandemia fue completar la película en los tiempos que demandaba la productora. No obstante, una situación como la pandemia da mucho en qué pensar. Es algo que a todas las personas nos ha movido por dentro. En mi caso y viniendo del cine, hubiera rodado algo, pero mis ansias de comunicar a través del audiovisual ya estaban cubiertas con el largometraje. Por tanto, y como un juego con mi pareja Aroa Fernández, escribí un cuento para que ella lo leyera en voz alta. Se llamaba «El Sol Durmiente».

¿Cuándo decidió que quería publicar los cuentos?
Creo que fue hacia mediados de marzo, cuando la película ya estaba casi cerrada y teníamos a mitad de desarrollo los primeros cuentos. Conforme los íbamos publicando en Youtube, fuimos recibiendo muy buen feedback (algunos se han utilizado en prácticas escolares) y me animé. Así, me propuse como reto escribir más relatos y ver hasta dónde llegábamos con el proyecto. Fue todo muy orgánico. Además, cada día escuchaba las historias de mis amigos, compañeros de trabajo y las que aparecían en los medios, por lo que había mucho donde inspirarse. Ahí se me encendió la bombilla y me propuse escribir todos los cuentos con una fecha límite: el 1 de junio de 2020. El resultado fueron catorce relatos.

¿Qué encontrarán los lectores en Un confinamiento de cuentos?
Los lectores encontrarán un libro ordenado. ¡Pero lleno de cosas! Digamos que, al final, los 14 cuentos constituyen el eje central alrededor del cual se han creado diversos contenidos: fichas de crecimiento personal sobre los relatos y que han sido escritas por tres terapeutas y psicólogas, dos ilustraciones por cuento, varios haikus y… ¡41 minutos de contenido audiovisual accesible! La verdad es que estamos contentos con el material que ofrecemos, sobre todo porque la sensación es de sorpresa constante para el lector. Nunca va a saber qué le espera al voltear la página.

Una vez que la obra está a disposición de los lectores, además en varios formatos, ¿qué objetivos de difusión se ha planteado?
Hemos puesto a disposición tres tipos de formato: tenemos el libro físico tradicional, el formato de libro bajo demanda en Amazon para las personas que nos lo solicitan desde fuera de España y, por último, tenemos la versión digital accesible para personas con discapacidad visual. Esta versión ha sido maquetada de forma que todo el contenido del libro es compatible con todo tipo de lectores de voz, ya sean de tablet, teléfono u ordenador. Además, en todas las versiones del libro, y reforzando nuestro compromiso con la inclusión, hemos añadido un último capítulo, «Trazos en palabras», describiendo cada uno de los atributos visuales del libro para las personas con diversidad funcional. Desde la portada, a los dibujos, pasando por las tipografías empleadas. ¡No queremos que nadie se quede sin cuentos!

Según nos han contado muchos autores, lo más difícil en la composición de una antología es decidir qué dejas fuera. ¿Qué criterio siguió usted?
Al principio, escribí dejándome llevar por la libertad que me otorgaba la página en blanco. Esto puede parecer baladí, pero para un director y guionista no lo es tanto. De hecho, después de doce años escribiendo guiones, ¡nunca me había parado a pensar que podía dedicarme a escribir libros! Esto se debe a que, en el audiovisual, escribes para grabar, y no valoras tanto las palabras, porque sabes que luego pueden pasar tantas cosas en rodaje, que igual todo se tiene que modificar. Gracias a la calma del papel esperando a ser llenado, pude recrearme y trabajar desde la sinceridad. Sí que es cierto que he guardado algunos cuentos para una posible segunda hornada, pero también existe un matiz de «diario personal» en el libro. De escribir sin filtro sobre lo que sentía en cada instante del confinamiento.

También nos han hablado de la dificultad de crear una estructura cuando los relatos son muy diferentes. ¿Cómo ha organizado usted su selección?
Gracias a mis investigaciones en accesibilidad, he aprendido a ser muy ordenado. Por eso, desde el primer momento tuve claro que el libro precisaría de una estructura muy clara y que cada cuento tenía su lugar en la antología. Además, decidí incluirlos y separarlos en distintas secciones: Convivencias, Deseos y miedos, Perspectivas, Nuestra existencia y Los cuentos nunca dicen adiós. Al contar con dichos apartados, fue sencillo ir escribiendo y enmarcando cada relato en su lugar correspondiente.

El libro encontrará algunos códigos QR entre los relatos. ¿Qué encontrarán los lectores a través de ellos?
Los QR del libro te llevan a contenidos audiovisuales muy variados: desde versiones con narración y subtitulado accesible de los cuentos hasta canciones originales que hemos compuesto, pasando por un cuento en lengua de signos. Como detalle, los primeros relatos que grabamos con mi pareja están incluidos en el libro, por lo que también hay una pequeña capa de intimidad en esos vídeos. También hemos contando con artistas como el cantautor Andreu Valor o José Manuel Moles que han aportado su música a los cuentos.

¿Cómo surgió la idea de incorporar este recurso para ampliar los contenidos de la obra?
En XMILE-Cine de Diseño Universal, mi primer libro, ya asocié un gran número de contenidos interactivos y accesibles al texto. Además, viniendo del cine, uno siempre tira hacia lo audiovisual. Casi podría decirse que era inevitable.

Alejandro Colucci es el ilustrador. ¿Qué nivel de autonomía tuvo a la hora de ilustrar su obra?
Alejandro Colucci es un talento ya reconocido, pero a su vez es una persona súper cariñosa y accesible. Ha habido mucho de diálogo y generosidad en el trabajo. Él proponía, yo proponía, y sus manos y su talento hacían el resto. Además, tuvo la amabilidad de responder a mis preguntas sobre su estilo de trabajo y que plasmé en la sección inclusiva del libro, «Trazos en palabras»,  para que las personas con discapacidad visual puedan saber cómo es su proceso creativo. Una información que, a parte, puede servir a cualquiera que tenga curiosidad por saber cómo trabaja Alejandro, puesto que no todo el mundo tiene conocimientos en arte suficientes como para saberlo a simple vista, como es mi caso.

Con las redes sociales la relación autor-lector es muy directa. ¿Qué le están comentando de sus cuentos?
La verdad es que estamos muy contentos con el feedback. El libro ya se encuentra en diversas bibliotecas españolas y se le ha recibido con mucho cariño. Además, las tres terapeutas que han creado la parte de crecimiento personal sobre los cuentos, lo están usando como herramienta en sus sesiones y talleres. Ellas son Aroa Fernández, Beatriz Marín y Mamen Garrido y son las que más reciben el feedback directo por el uso que le dan al libro.

De todos modos, acabamos de empezar con su distribución, y en estos tiempos hemos preferido tomarlo con calma y sin prisa de ningún tipo. Creemos que es un proyecto que tendrá sus resultados no solo a corto o a medio, sino a largo plazo y queremos disfrutar del trabajo creado sin la presión de unas cifras de venta o una campaña mediática masiva. Nunca ha sido nuestra meta.

‘Nunca lo hubiera dicho’ una propuesta de lectura para luchar contra la LGBTIfobia en las aulas

La adolescencia es un momento complicado en la vida de las personas. Hay toda una búsqueda de referentes que nos hagan sentirnos bien con nosotros mismos. Esa búsqueda se complica si, por cualquier razón, pronto te das cuenta de que eres diferente. No formas parte de la mayoría que se considera “normal”.

La obra Nunca lo hubiera dicho, dirigida especialmente a los jóvenes, nace para ofrecer referentes positivos sobre la diversidad afectiva-sexual y de género. La obra, coordinada y escrita por Víctor Panicello como resultado del trabajo del Grupo Joves del Casal Lambda (web en catalán), quiere ser un recurso para que los jóvenes se reconozcan e identifiquen en diferentes vivencias que reflejan su realidad.

Si eres docente, quizás te interese saber que el libro cuenta con 2 guías didácticas para los diferentes niveles de la enseñanza secundaria. Estas guías se facilitan gratuitamente. Se trata de un recurso más para la lucha contra la LGBTIFoba y la normalización de la diversidad afectiva-sexual y de género en las aulas. El libro cuenta con el respaldo de la Generalitat de Catalunya.

Recomendaciones para una carta a los Reyes muy literarias

Se acerca el gran día de los Reyes Magos de Oriente, en muchas casas ya están escribiendo sus cartas. Para los más rezagados, desde el blog, os queremos hacer algunas recomendaciones para varios tipos de lectores.

Si eres de los que disfrutan con los thriller no olvides incluir en tu carta Bajo la piel, de Susana Rodríguez Lezaun. Seguirás los pasos de Marcela Pieldelobo, una inspectora de la Policía Nacional de Pamplona que, para resolver sus casos, interpreta las órdenes o toma sus propias decisiones en los márgenes de la legalidad. Su día a día laboral se ve oscurecido con las sombras de un pasado personal que se hace presente.

Los lectores que quieren estar al día de los premios literarios nacionales pueden pedir a los Reyes la obra ganadora del último Premio Planeta: Aquitania, de Eva García Saenz de Urturi. Aprovechamos para recordar que esta autora ya es conocida por los seguidores del blog porque la entrevistamos con motivo del éxito de La saga de los longevos. También os puede gustar la obra finalista de la televisiva Sandra Barneda: Un océano para llegar a ti.

Aunque este libro está destinado a los adolescentes de la casa, también lo podrán disfrutar aquellos que han crecido con las aventuras de los magos del Colegio Hogwarts. Hablamos de El ickabog, último lanzamiento de J.K. Rowling. Una aventura, ambientada en un mundo de fantasía, que vuelve a poner en valor la amistad.

Llega el turno de los más peques de la casa. Nuestra recomendación para ellos es Tom, el tortuguito gris. En esta obra, Paula Liveratore, promueve valores como la aceptación de la diversidad y la empatía.

‘La Sabateria’ una librería para disfrutar

La Covid 19 sigue entre nosotros meses después del confinamiento y, con la instauración del toque de queda nacional, queremos seguir descubriendo a los lectores lugares con encanto para los amantes de la cultura en general y de los libros en particular. Se trata de uno de los sectores más castigados por las restricciones impuestas por la normalidad covid (lo de la nueva normalidad es horrible como nombre).


Hoy hablaremos de una librería. La ciudad de Lleida (Cataluña) esconde en una de sus calles (Lluís Besa) una maravillosa librería. Se trata de LaSabateria, fácil de localizar por el vistoso color de su fachada. En su página web podéis conocer la historia que se esconde tras extraño nombre el nombre elegido para una tienda de libros (catalán). Es una librería en la que destacan los ejemplares de segunda mano que encontrarás por todas las partes del local.

Se trata de un establecimiento con encanto, pero apto para todos los bolsillos. En él encontrarás ejemplares… ¡¡¡desde un euro!!! Si decides visitar Lleida, no dejes de pasar por esta librería. Os encantará. Por supuesto, no olvides respetar las normas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias.

Muere Quino, el dibujante de la gran Mafalda

El dibujante Joaquín Salvador Lavado, popularmente conocido como Quino, ha muerto a los 88 años. Una noticia tristísimas para los seguidores de la gran Mafalda, su obra más reconocida internacionalmente.

Mafalda, siempre curiosa y crítica con el mundo que la rodea, tiene opiniones sobre todo. En homenaje a su creador, compartimos con vosotros la viñeta en la que habla de uno de nuestros lugares favoritos: las bibliotecas.

Seguro que Mafalda seguirá conquistando a las nuevas generaciones con sus ingeniosas ocurrencias. Esto servirá para mantener vivo el recuerdo de Quino.

‘La centrocampista murió al amanecer’ una novela negra que visibiliza a la mujer en cargos muy masculinizados

Fuente: 21noticias

La literatura siempre ha servido para dar relevancia a los cambios sociales en los diferentes periodos. La visibilización de la mujer no iba a ser menos. En esta novela vemos reflejadas varias de las realidades que viven las mujeres en ambientes tan masculinizados como el fútbol o la policía.

Sinopsis: Una llamada anónima advierte de que hay un cadáver en una de las plataformas de las torres de iluminación del estadio Vicente Calderón, que se encuentra en pleno proceso de demolición. El cuerpo sin vida corresponde a Nadia Coronado, una jugadora de veintidós años y estrella de un equipo modesto de Primera División de fútbol femenino, que vive inmerso en la angustia por no bajar y en la lucha laboral por conseguir el primer convenio colectivo. Todo apunta a que Nadia ha sido asesinada.

La inspectora de homicidios Sol Trocás, que está a punto de cumplir la cincuentena y se encuentra inmersa en un dilema vital, será la encargada de resolver el caso junto a la subinspectora Gemma Silom. Ambas policías no solo tendrán que averiguar quién mató a Nadia; también durante sus pesquisas deberán enfrentarse a otro problema: el machismo aún resistente en una parte de la sociedad.
La centrocampista murió al amanecer es una novela de temática policíaca, con un título que es un claro homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, que supone además una denuncia del machismo que impregna la sociedad y que evidencia aún más, en el ámbito femenino.

En la novela se trenzan con habilidad y solvencia todos los códigos del género con una protagonista bien definida y una trama que logra captar la atención del lector desde el primer momento y que va manteniendo la intriga y el ritmo hasta el final. Una novela sólida, amena y bien construida que hará las delicias de los amantes del género negro, pero en un escenario poco habitual: el mundo del fútbol por dentro y en concreto el del fútbol
femenino cada vez más de actualidad.

‘Las canciones de los balcones’ recopila las canciones que nos alegraron el confinamiento

las-canciones-de-los-balconesDurante el confinamiento muchos conseguimos reducir nuestras listas de lecturas pendientes y otros recuperaron esta afición provocando cambios en la lista de los autores más leídos durante la cuarentena impuesta desde el gobierno. Otro de los refugios más recurridos fueron los conciertos improvisados en los balcones, en nuestras habitaciones… Paco Sánchez Molina presenta en ‘Las canciones de los balcones’ un relato que ensalza el poder de la música para animarnos en los peores momentos.

La obra ha sido publicada en Círculo Rojo y contiene un recopilatorio de los grandes éxitos de todas las canciones de la cuarentena. Estas canciones se presentan ordenadas por temáticas, pequeñas biografías y fragmentos de canciones que amenizaron  la cita diaria en los balcones. Lee el resto de esta entrada

‘Librerías’ de segunda mano solidarias en las estaciones de tren y metro españolas

IMG-20200727-WA0000

Estación de Chamartín (Madrid). Maite Cuenca

Las estaciones de tren y metro son, en muchas ocasiones, “ocupadas” por puestos de venta de libros. Estas librerías ambulantes venden libros de segunda mano con fines benéficos para diferentes programas solidarios, tanto de carácter nacional como internacional.

Los puestos, gestionados por voluntarios, pertenecen a diferentes organizaciones no gubernamentales que trabajan en España. Los ámbitos de trabajo de estas asociaciones son muy variados. Lo más fácil para conocer en qué colaboran es hablar directamente con los voluntarios vendedores. Lee el resto de esta entrada